Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 95 España- Francia Euro 2012 LOS CAMBIOS SILVA, peligroso Dinámico, desequilibró por la banda derecha. Solidario en defensa. Pérdidas: 6 Recuperaciones: 1 Minutos: 65 Pases: 45 Pérdidas: 9 Recuperaciones: 4 ALONSO, decisivo Rubricó su gran partido con dos tantos. Se impuso en el medio del campo. Minutos: 90 Pases: 93 Pérdidas: 7 Recuperaciones: 6 XAVI, incómodo Muy vigilado, le costó entrar en el partido. Fue de menos a más y dejó destellos Minutos: 90 Pases: 80 CESC, enchufado Arrastró a los centrales con continuos desmarques. Presionó a los rivales. Minutos: 66 Pases: 41 Pérdidas: 4 Recuperaciones: 0 INIESTA, polivalente Un seguro con el balón en los pies. Mejoró cuando pasó al centro. Acabó fundido. Minutos: 83 Pases: 69 Pérdidas: 5 Recuperaciones: 1 PEDRO, rápido Exhibió velocidad y quiso encarar. Forzó el penalti. TORRES, despistado Cayó en el fuera de juego y regaló varios balones. CAZORLA, sin tiempo Salió para contener. POR J. A. MORENO España somete a una Francia de cartón La campeona pasa a semifinales venciendo con cierta comodidad a un rival que careció de alma JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL A DONETSK (UCRANIA) ESPAÑA Casillas Arbeloa Piqué S. Ramos J. Alba Busquets X. Alonso Silva (64) Xavi Iniesta (83) Cesc (66) Pedro (64) Torres (66) Cazorla (83) 2 FRANCIA Lloris Revelliere Rami Koscielny Clichy Debuchy (63) Cabaye M Vila (78) Malouda (63) Benzema Ribery Ménez (63) Nasri (63) Giroud (78) 0 F EFE altaba hora y media para empezar el partido y en la sala de prensa un rumor corrió como la pólvora: los medios franceses habían escupido el probable once francés: Reveilleire atrás, Dubechy, otro lateral, por delante, y un trivote a su lado: Malouda, M Vila y Cabaye. Arriba Benzema y Ribery. Ni Nasri ni Ménez. Los galos se miraron entre estupefactos y preocupados. Los españoles sonrieron y los periodistas italianos sentenciaron: Blanc se ha cagado, como todos La noticia se confirmó a los pocos minutos y se reprodujo con fidelidad en el campo. Todos atrás, defensivos, asustados los franceses. Su presión no era presión de equipo defensivo, ni aguerrido, ni mordían los puñales que le lanzaban los españoles, ni se atrevían a salir, ni se agrupaban, solo se posicionaban mientras la campeona iba a lo suyo. GOLES 1- 0. m. 18: Xabi Alonso. 2- 0, m. 90: Xabi Alonso, de penalti. EL ÁRBITRO Nicola Rizzoli (Italia) Amonestó a Sergio Ramos, Cabaye y Ménez. LA FIGURA Xabi Alonso Dos goles, dominio del juego, buena defensa, todo lo hizo bien. LO MEJOR El rondo español del principio. El oficio posterior. LO PEOR Francia, de principio a fin, asustada, sin iniciativa ni fútbol. ESTADÍSTICAS España 7 2 2 645 6 53 71 55 Remates Remates a portería Fueras de juego Pases Faltas cometidas Balones recuperados Balones perdidos Posesión Francia 4 1 5 389 11 42 75 45 Pum, pum, pum, un rondo continuo que rondaba el 70 por ciento de posesión. Benzema, con ese aire alicaído, tristón, ausente, se mostraba como tal, no por culpa de él, sino porque no le llegaba ni un triste mendrugo que llevarse a la boca. Todo fue español, las llegadas, el tiqui taca sin oposición y nada en Francia hacía presagiar batalla seria, batalla de morir de pie, una guerra sin cuartel. Pertrechados atrás, esperaban alguna genialidad de Ribery, anclado en la banda, demasiado lejos para hacer daño con su enorme calidad y rapidez. España buscó sin prisa, con entrada por las bandas, pero de forma diferente. Jordi Alba fue una bala de enorme calibre por su costado. Entró con sable y espada destrozando a los dobles laterales que Blanc había puesto en ese lado. El gol fue una obra de arte. Iniesta atrajó a su alrededor a medio equipo francés y de pronto la dio en profundidad. Lo hizo a lo Laudrup, como si enseñara en el colegio, como El Litri mirando al tendido, un pase milimétrico, preciso, enorme. Alba llegó como un tren de mercancias, en su carrera desbordó a Revilleire y se fue hacia el palo, como los laterales buenos. Allí donde todos fallan, todo se aturullan, Alba miró y la puso al segundo palo, a un hueco donde no había nada. Parecía que no había nada, pero por la zona blanda entró Alonso que ejecutó con un cabezazo de fábu-