Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 SOCIEDAD DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2012 abc. es sociedad ABC ¿Pagar el euro? ¡Si tengo invali El euro por receta catalán colapsa el sistema informático de las farmacias en una jornada con baja afluencia de clientes e insumisiones anecdóticas ESTHER ARMORA BARCELONA L os farmacéuticos auguraban una jornada caótica, y en parte lo fue. El primer día de euro por receta en Cataluña, tasa con la que desde ayer se grava a todos los medicamentos de más de 1,67 euros recetados en esta Comunidad, arrancó con incidencias en numerosas farmacias de la capital catalana, aunque las insumisiones fueron prácticamente anecdóticas. La avalancha de usuarios que acudieron en estos últimos días a liquidar sus recetas para eludir el impuesto hizo que ayer la afluencia de clientes fuera más baja que en otros sábados. Después de las colas de los últimos días, hoy está mucho más tranquilo dijo Elisabeth López, empleada de un establecimiento del barrio de Sant Antoni de Barcelona. Ella y sus dos compañeras se quedaron el viernes hasta altas horas de la madrugada para probar el sistema, aunque eso no las liberó de una mañana de nervios y estrés. Su farmacia y otras muchas de las más de 3.000 que hay en Cataluña estrenaron la tasa con los ordenadores en estado de shock En algunas boticas, el sistema estaba totalmente colapsado y en otras era incapaz de leer el código de la receta de papel, lo que hizo paralizar algunas dispensaciones. Esto es un desastre, llevamos horas intentanto que nos arreglen la línea de este ordenador porque solo tenemos una operativa explica Nazaret Farràs, otra empleada de esta farmacia del Ensanche barcelonés, en la que el bloqueo informático no fue el único problema. También se registraron disfunciones en la base de datos del Servicio Catalán de la Salud (CatSalud) que causó problemas a pacientes como Antonio Peiró, jubilado de 78 años y con una invalidez total que, pese a ser uno de los 127.000 catalanes liberados del peaje sanitario, ayer tuvo que abonar religiosamente el euro porque el sistema no lo reconocía como tal. ¿Pagar el euro? ¡Si tengo invalidez total! debe de ser un error dijo indignado el anciano a la farmacéutica. Desde el otro lado de la caja tampoco daban crédito a lo que les marcaba el programa informático. No entiendo nada No entiendo nada, usted debería estar liberado del cobro le dijo Nazaret al paciente, con el que tiene trato al ser un cliente habitual. Mire, le doy el recibo y el lunes vaya a su ambulatorio y que le revisen los datos le sugirió la farmacéutica. A Agnès Tarrès, titular de la farmacia con su mismo nombre, ubicada en la calle Riera Alta de Barcelona, los ordenadores también la pusieron a prueba. Desde primera hora de la mañana esta farmacéutica intentó sin éxito introducir facturas de papel en el sistema. Estoy desesperada. Llevo llamando a los informáticos desde primera hora y son incapaces de darme una solución denuncia la farmacéutica, quien advierte que los problemas aumentarán. Colapso informático al margen, el programa de la Generalitat ha presentado también otro tipo de disfunciones. A Antonio Peiró, jubilado de 76 Un cliente abona los 20 euros que le corresponden de tasa años y con invalidez total, le han cobrado religiosamente la tasa cuando debería estar en el colectivo de los 127.000 exentos. No entiendo nada. El lunes iré a reclamar, ahora me encuentro demasiado mal para perder tiempo en reparar el error dice el paciente. Salvador, otro barcelonés que Menos dispensación Las farmacias dispensaron menos recetas que otros sábados, tras días de lleno total de clientes que se anticiparon a la tasa Las caras de la jornada Me he gastado 20 euros solo de tasa A Salvador P. el tique moderador le amargó la jornada. Como muchos días acudió a la farmacia en busca de medicamentos para él y su madre, enfermos crónicos. El arsenal terapéutico le costó 20 euros en tasas. No me parece del todo mal, aunque no es buen momento Que cobren un euro por medicamento no me parece mal, aunque es verdad que no es el mejor momento para aplicarlo Helena Santpere cree que la tasa es un mal menor aunque teme que impacte en colectivos desfavorecidos. No tengo fuerzas para denunciar. Estoy fatal Antonio Peiró se levantó fatal, se tomó sus medicamentos para la crisis y al llegar a la farmacia topó con el euro por receta. Por error, pese a tener invalidez total, no aparecía entre los exentos. El lunes reclamará.