Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 INTERNACIONAL DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2012 abc. es internacional ABC Militares e islamistas negocian Una semana después de los comicios, al fin esta tarde se conocerá al vencedor En un ambiente de tensión política ambos candidatos se han proclamado ganadores PAULA ROSAS CORRESPONSAL EN EL CAIRO E gipto conocerá hoy a su presidente. Lo que tenía que haber sido un mero recuento de votos en las primeras elecciones libres para elegir al jefe del Estado se ha convertido en un laberinto de negociaciones y rumores, bambalinas y trastienda. El último pulso entre la junta militar y los Hermanos Musulmanes ha durado una semana, y no está claro aún quién ha sido el vencedor. La Comisión Electoral anunciará esta tarde el vencedor de los comicios en un ambiente de tensión política y profunda división social. Ambos candidatos, el hermano musulmán Mohamed Mursi y el exgeneral Ahmed Shafiq se han proclamado vencedores, una estrategia que ha creado dos realidades paralelas en Egipto que, según los analistas, han dañado la imagen de limpieza de los comicios. Mientras que ayer miles de islamistas seguían reunidos en la plaza Tahrir anticipándose a lo que aseguran será una victoria de Mursi, los seguidores de Shafiq cortaban el tráfico en el barrio de Nasr City celebrando el triunfo del ex primer ministro. El retraso de los resultados electorales atiende a razones técnicas, según la Comisión Electoral, que afirma que no han podido revisar a tiempo el enorme volumen de impugnaciones (más de 400) que los candidatos han presentado a los resultados preliminares. Pero esta demora también ha dado más margen de negociación a los dos actores en liza, la junta militar y los Hermanos Musulmanes. Numerosos egipcios se manifiestan de nuevo en Tahrir para exigir el reconocimiento de la victoria islamista han acudido a las urnas en siete ocasiones. La fatiga electoral es evidente, más aún cuando muchos se preguntan si realmente ha servido para algo. La declaración constitucional ha sido enmendada por la junta militar al menos en dos ocasiones sin consultarlo con el pueblo. El Parlamento ha sido disuelto, el futuro del Consejo de la Shura no está claro y parte de la Presidencia, que aún está en el aire, estará en manos de los militares. Mientras, la economía sigue devastada, con las inversiones extranjeras paralizadas y el turismo aún a medio gas. En este contexto, algunos ironizaban en las redes sociales que no era de extrañar que las colas para comprar bombonas de butano subvencionadas fueran más largas que las de los colegios electorales en los últimos comicios. La frustración y el derrotismo se instalan entre los egipcios, agotados de un proceso cada vez más incierto Cansados de revolución P. ROSAS Antes, de lo único de lo que se hablaba en los cafés era de fútbol. Ahora de política. La verdad, me duele decirlo, pero viendo cómo están las cosas... ojalá habláramos de fútbol La de Mahmud Seif, taxista, quizás sea una de las profesiones más tendentes al derrotismo estos días en Egipto. Mahmud charla todos los días con decenas de personas, escucha las noticias de Radio Misr durante horas, y sufre en su sistema nervioso los ki- lométricos atascos, que empeoran con cada nueva manifestación. Pero sus palabras reflejan la frustración de muchos egipcios. Desde la revolución, los egipcios En la ruina La economía sigue devastada, con las inversiones paralizadas y el turismo a medio gas