Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 23 DE JUNIO DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 57 Asia, en el punto de mira Jamás me he adaptado a ningún mercado en particular. Sería un error: los orientales no quieren ropa oriental Su objeto de deseo Cuando empecé, las pajaritas no estaban de moda. Eran aburridas. Yo las he revisitado. Son una seña de identidad importante era el leit motiv que aunaba todos los looks: la pajarita. Mabille asiente y añade: Para mí, la pajarita era la forma de unir lo masculino y lo femenino e insiste en situarnos en el tiempo: En mis comienzos como diseñador, las pajaritas no estaban de moda, al menos en Francia. Entonces eran consideradas como algo tradicional, aburrido, que pertenecía al léxico sartorial de los profesores de colegio. Yo quise revisitarlas y convertirlas en algo cool Efectivamente, Mabille resucitó la pajarita y hoy en día son la imagen por excelencia de su firma. La pajarita para mí es como la camelia para Chanel Cómo será de recurrente el tema de los lazos que cuando la marca de alcohol Premium Cointreau le propuso diseñar una de sus botellas, Mabille le creó un traje de lazos. Si la miras de lejos, no se percibe bien la forma de los lazos y casi parece encaje. Cuando te aproximas, te das cuenta de que son muchas pajaritas. La idea era hacerle un esmoquin a la botella La colaboración entre Mabille y Cointreau no termina en un diseño de botella, más bien se basa sobre un concepto de estilo de vida. Llegaron a crear un bar efímero en pleno centro de París. Mabille lo supervisó todo: La idea era crear un ambiente, una decoración. No se trataba de ser agresivamente promocional, queríamos enseñar un lifestyle, el del bar speakeasy de los años 30 y 40, el del ritual de tomar un buen cóctel que empieza con ir bien vestido Modelo de la firma Akris Sígue la pista... a la boutique Piga 4 Aunque guardan celosamente el nombre de sus clientas, podemos afirmar que entre ellas está Isabel Preysler. Y es que las más asiduas a esta boutique de lujo son las mismas fashionistas que ya en su día acudían a la mítica tienda Dafnis, toda una institución del shopping entre las señoras de la alta sociedad madrileña. Una de las razones, aparte de la exquisita selección de ropa que tenían, era su dueña, María Rosa Salvador, cuyo nombre era sinónimo de moda en España. Fue la misma que creó el Premio Aguja de Oro, que entre 1981 y 2006 se entregó a diseñadores nacionales e internacionales como Valentino, Issey Miyake o Giorgio Armani. De su mano llegaron a nuestro país firmas como Givenchy, Chanel, Ralph Lauren, Ungaro y John Galliano, entre otras. El legado de María Rosa sigue hoy en la prestigiosa tienda Piga 4, con los mismos valores, el amor por la ropa y la excelencia en el trato. La ubicación es otra, las dueñas son nuevas, pero el principio es el mismo. Entre sus firmas, la francesa de culto Akris, las americanas pijas Ralph Lauren Black Label y Donna Karan, las francesas que tienen taller de alta costura en París como Elie Saab y Zuhair Mourad, o la alemana Rena Lange (Paseo de la Habana, 184. Madrid. Tel. 91 359 7419, El color como terapia Su último desfile de alta costura, el pasado mes de febrero, fue de los más coloridos. No por nada nos habla de coloterapia. El color en la ropa hace muy bien ¿Y qué hay de los tocados descomunales en forma de flor? Me gustaba la idea de la mujer flor contesta. Pero no lo interpretemos como la mujer florero expresión que no existe en la lengua francesa. Añade: Con la idea de las modelos como flores, cada persona puede sentirse identificada con el look, porque la modelo no tiene rostro, su rostro es un pétalo más de la flor Y cuándo le preguntamos por el declive de la alta costura y el cierre de casas como Lacroix, no duda ni un momento: La alta costura no está muerta, la alta costura se vende. Yo vendo. Existe una cultura de la alta costura entre cierto tipo de personas que quieren tener algo único ¿Y qué opina de la idea generalizada de que los chinos son los nuevos grandes consumidores? Nosotros siempre hemos vendido muy bien en Asia. Pero no hemos notado un cambio demasiado grande ¿Y no se han querido adaptar al mercado asiático por el boom que podría llegar? Nunca hemos adaptado las colecciones a ninguna cultura específica. Además, sería un error: los orientales no quieren ropa oriental; quieren algo diferente a su cultura ¿Alguna pista de lo que veremos en su desfile de alta costura el 2 julio en París? Lo definiría como la feminidad llevada al extremo Entonces, contamos con que haya algún que otro lazo. Amigas y musas Sus desfiles reúnen a algunas de las mujeres más admiradas del planeta. De Lady Gaga a Sofia Coppola, pasando por Linda Evangelista, Carla Bruni, Keira Knightley o Dita von Teese. Todas ellas han llevado su ropa. A la derecha, arriba, imagen de un desfile de otoño de 2011 y Katy Perry con un modelo de alta costura firmado por Mabille