Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 23 DE JUNIO DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 49 Su Alteza y el jockey El príncipe y su jockey, el irlandés John- Patrick Murtagh, tras su triunfo en el pasado Prix de Diane. El Aga Khan se llevó el premio de un millón de euros y su séptima victoria en estas carreras, un récord histórico Galas y carreras son los platos fuertes del prestigioso Prix de Diane Longines Los hermanos Wertheimer, dueños de la maison Chanel, también apuestan en el turf El caballo ganador de esta edición de Chantilly fue el número 2, Valyra propiedad del príncipe Karim Khan descendiente directo del profeta Mahoma) y multimillonario (su fortuna asciende a seis mil millones de euros) el príncipe Karim donó más de 40 millones de euros para que el château y sus alrededores recobraran su gloria pasada. En el proceso, creó su reino mágico de carreras, cenas elegantes y fuegos artificiales. Amante de los caballos, el imán, de 75 años, pasó parte de su infancia en la finca Green Lodge, a pocos kilómetros del castillo y del hipódromo de Chantilly. Y cerca de allí, en Aiglemont, adquirió una magnífica residencia y caballeriza donde cría sus caballos de carrera, entre los mejores del mundo. Ya divorciado de su segunda Begum, VIPS Gabriele von Thyssen, a quien séptimo título del Prix, un Allí se tuvo que pagarle 60 millorécord que celebró junto a reúnen cada nes de euros en 2011, el prín- año empresarios, amigos como Bértrand jeques y grandes cipe Karim vive en este basBélinguier, presidente de familias de la tión de la región de Picardía, France Galop; Walter von alta sociedad desde donde controla las opeKänel, el aristócrata suizo parisina raciones de la Aga Khan Deveque preside la casa relojera lopment Network, una red de Longines; y Éric Woerth, exmiagencias de cooperación para el desa- nistro de Trabajo de Nicolas Sarkozy. rrollo social, económico y cultural. Allí Las carreras de Chantilly son un se decide el Premio Aga Khan de Ar- evento social mayúsculo para los pluquitectura, un galardón que ha crea- tócratas aficionados al turf, quienes do para promover el diseño islámico se trasladan hasta allí cada mes de juy que otorga 1 millón de dólares, diez nio para ver competir a sus mejores veces más que el prestigioso Pritzker. caballos. Desde los tiempos de Napoleón III, lo más granado de la sociedad Patio de recreo de los ricos parisina ha pasado por el hipódromo El fin de semana pasado, el Aga Khan del Aga Khan: desde el Barón de Redé, fue la estrella del Prix de Diane Lon- amante del multimillonario chileno gines, en el Hipódromo de Chantilly. Arturo López- Willshaw, hasta Stavros Uno de sus caballos, Valyra venció Niarchos, el rico naviero archienemia Beauty Parlour el purasangre de go de Aristóteles Onassis. La Reina Isauna de las familias más poderosas del bel II incluso ganó el Prix de 1974 con mundo del arte, los Wildenstein. El su caballo Highclere príncipe ganó un millón de euros y su Este año, como era de esperar, los grandes nombres de la jet- set más recalcitrante volvieron a copar las tribunas: Alain y Gerard Wertheimer, dueños del imperio de alta costura Chanel; el jeque Joaan Bin Hamad Al Thani, de Catar; el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, de los Emiratos Árabes Unidos; los representantes de la cuadra de la familia Wildenstein y de Soledad de Portago, marquesa de Moratalla, y un etcétera plagado de vips. Nosotros, los más afortunados, debemos encender la chispa dijo el príncipe Karim en un discurso durante su visita a la India, en los años 80. Entonces se refería a su obligación de ayudar a los más necesitados, algo que ya hace a través de una docena de fundaciones e instituciones que llevan su nombre. Pero con esa misma chispa, el Aga Khan también ha vuelto a iluminar el castillo de Chantilly y su señorial hipódromo, alegrando los corazones de los más adinerados.