Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN SÁBADO, 23 DE JUNIO DE 2012 abc. es opinion ABC BREVERÍAS Otro para el PSOE No deja de ser un rumor, pero suena muy alto por el Guadiato. Se dice por allí que el responsable de Minería en CC. OO. Carlos Núñez, ha sido tentado por el PSOE para que sea su candidato a la Alcaldía de Peñarroya. La verdad es que los socialistas conocen bien a este líder sindicalista con el que han tenido que bregar a base de bien durante las negociaciones por los dos planes Miner que se están aplicando en la comarca y consideran que podría hacer un buen papel, ya que también es bastante conocido y querido en ese municipio. Ahora, habrá que ver si Núñez acepta y deja a un lado su vida apacible por otra que, a buen seguro, le acarreará varios problemas. Participación La historia no ha terminado. Parecía que la alternativa a Juan Pablo Durán en el PSOE cordobés se había disuelto con la derrota en el congresillo de Joaquín Dobladez. Sin embargo, ya con la figura del anterior delegado de Cultura más desleída, algunos siguen dispuestos a moverse. Un manifiesto firmado por una militante de Villanueva del Duque, María José Andrada, resume las intenciones de un grupo alternativo, que pone como divisa para su actuación una frase contundente: Hasta ahora hemos asistido; llegó el momento de participar Está claro, y también la inspiración en algunos socialistas de Los Pedroches. Queda por saber si les dejarán. A vueltas con twitter Prefiere vivir lejos de los focos y de la atención mediática y centrar toda su dedicación en hacer un digno papel en el Córdoba CF. Rafael Berges, el técnico blanquiverde, abandonó la red social Twitter sólo un par de días después de su nombramiento para el cargo, quizás porque quiere mantenerse al margen de cualquier tipo de comentario, tanto positivo como negativo, en torno a su equipo. La red es un escenario más acorde para aquel que tiene más tiempo libre, como es el caso de Lucas Alcaraz, el ex preparador blanquiverde, que actualmente se encuentra sin equipo y que acaba de unirse a Twitter, donde ha entablado amistad con muchos aficionados cordobesistas. El deseo de Arancha Arancha del Sol, está ya cansada de que su marido, Finito de Córdoba, se ponga un día sí y otro también delante de un toro. Así lo dijo ayer en una entrevista. Y fue más allá. Que su esposo se corte la coleta es lo único que le falta para ser feliz. Según explicó, no es sólo por el miedo a que le suceda algo, sino también porque más de diez años adaptando su agenda a la del diestro es muy duro. De hecho, Finito no ha podido estar con Arancha en el día de su cumpleaños, puesto que se encuentra inmerso en plena temporada. Además, el deseo de la presentadora está lejos de cumplirse, porque el torero no tiene pensado dejar los toros. HAY MOTIVO TOMÁS CUESTA LA GUERRA, LA PAZ Y EL CONFITE Hemos ganado la guerra. Ahora no nos vengan ustedes, señores del progresismo, a decir que la paz la hemos perdido E N el 45- -con la Segunda Guerra Mundial recién resuelta pero no amortizada- -los británicos fueron llamados a las urnas después de que, en su día, fueran llamados a las armas. Y entonces ocurrió algo que, todavía hoy, luego de tantos años, engendra una mixtura de admiración y pasmo. Algo que, todavía hoy, entre olvidos y amaños, nos revela el presente a través del pasado. Ocurrió, cual es fama, que Churchill, el gran Churchill, salió de aquel envite corrido y escaldado. El líder que guió a su pueblo a la victoria, que le enjugó la sangre, el sudor y las lágrimas, que combatió, sin titubeos, en los peores escenarios, in the most unfortunate circumstances tuvo que plegar velas y marcharse a su casa. Soplaban otros vientos y, con la mar en calma, su pueblo eligió un navegante menos arriscado. Alguien que se ajustase al balsámico eslogan que el laborismo convirtió en un certero abracadabra: Ya hemos ganado la guerra. Ahora tenemos que ganar la paz Ése era el quid de la cuestión y, al remachar la abulia, dieron en el clavo. Total, que los ingleses mordieron el anzuelo y, democráticamente, izaron bandera blanca. But that is another story... Más sucia y más amarga es la que nos impele a recordarla. La que cuenta que hoy los asesinos en la cárcel se asombran y se hacen cruces, y no dan crédi- to al hecho de que el Estado en vez de transmitir adecuadamente a la población al pueblo español la satisfacción por su victoria su es decir: del Estado y del pueblo) contra su enemigo más cruel e inhumano, en vez de cantar victoria templa gaitas, tiende puentes, suaviza penas, legaliza cómplices, cancela persecuciones, perdona los pecados, lanza pelillos a la mar, prepara indultos, y poco le falta para pedir perdón por haber vencido a quienes se propusieron destruirlo y sacrificaron fríamente a algunos de sus servidores más abnegados. Dan ganas de decir que la sentencia del TC que legaliza Sortu arroja fango y estiercol sobre los ataúdes de Carmen Tagle, de Tomás y Valiente, de Gregorio Ordóñez, de Miguel Ángel Blanco, de Froilán Elespe, y así hasta mil muertos y cientos de miles de allegados... Pero no lo diremos, no vayan a acusarnos de demagogia o de revanchismo Sostiene Patxi López, y refrenda el cada día más blanduzco Gabilondo- -su rostro ya es delito, y su criterio la brújula exactísima que cuando apunta al norte nos indica, sin riesgo de error, la deriva al sur- -que la tarea de la política consiste en dar carta de naturaleza a lo que sucede en la calle con toda naturalidad, y que en este sentido es contradictorio legalizar a Mierdu y mantener a Otegi entre rejas. Si tan poca cosa fuese la política democrática, cabría recordarle a estas y demás lumbreras melifluas del amor universal, del diálogo incluso con quien viene a matarte (Gemma Nierga dixit) que lo que está en la calle y en la intimidad doméstica de toda España, desde el cabo de Gata al de Finisterre, es el clamor y el deseo de que Otegi y demás delincuentes confesos cumplan íntegras sus condenas, y que sus amigos y valedores sean mantenidos lejos de las listas del censo y de la renta, pues los lobos no deben, en modo alguno, conducir el rebaño. Pero parece que esto, con ser tan sencillo, no lo entiende el sector progresista del alto tribunal. Decía Clausewitz que la guerra es la continuación de la política con otros medios. No menos cierto es que, para algunos, la política es la continuación de la guerra por otros medios. Hemos ganado, o casi hemos ganado, la guerra. Ahora no nos vengan ustedes, señores del progresismo y el confite y la blandura, a decir que la paz- ¡Ay! ¡No se sabe cómo! ¡Quizá es que fuimos tontos! -la hemos perdido. CARTAS AL DIRECTOR Rescate, para los saqueadores En España, de crisis financiera, nada de nada. Lo que ha habido es un saqueo de lo público, por parte de la casta política. Nos hemos situado por méritos propios, muy por detrás de la última república bananera tercermundista. Estamos, como estuvimos con Fernando VII. Aquí no hay Estado de Derecho ni Democracia y la prueba es que las cárceles están llenas de pobre gente, mientras que los grandes expoliadores de cuello blanco, permanecen en el poder, con total impunidad y descaro. Nos engañaron a todos, e ignorantes e inocentes, pusimos a la zorra a guardar el gallinero, y claro, pasó lo que tenía que pasar. Sólo nos quedaba la esperanza de que la Europa moderna, paradigma de las libertades y la justicia social, procediera al rescate pacífico de las gallinas, liberándolas de la zorra. Pero nuestro gozo en un pozo, porque en lugar de eso, llega esa Europa y rescata a la zorra, con 100.000 millones de euros, de las gallinas. ¡Horror! Pues nada, a las gallinas sólo les dejan la posibilidad de defenderse ellas mismas de la zorra, si no quieren resignarse a morir indignamente. No hay otro camino. RAFAEL BUENO CÓRDOBA