Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 21.6.2012 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.239 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Atención al cliente 902 530 770. EL PULSO DEL PLANETA Citas para buscar piso Ante el reto de compartir vivienda en Nueva York, el modelo de contactos múltiples en poco tiempo se empieza a aplicar para las aventuras inmobiliarias VISTO Y NO VISTO POR IGNACIO RUIZ- QUINTANO CHIRINGUITO E La idea es reunir en un bar y durante dos horas a personas en búsqueda de soluciones habitacionales MARÍA G. PICATOSTE CORRESONSAL EN NUEVA YORK ABC C ompartir piso en Nueva York no suele ser tan idílico como nos lo han pintado en Friends o Seinfeld Tampoco acostumbra a ser tan horripilante ni enfermizo como en la película Mujer blanca soltera busca La realidad de miles de neoyorquinos, quienes han aprendido por la fuerza que un buen compañero de piso es un tesoro, oscila entre los dos extremos. Una experiencia común entre aquellos que comparten piso es la de sentirse decepcionado por la primera impresión que les causaron las personas con las que acabaron compartiendo techo. Para solventar ese problema en la Gran Manzana ha llegado Speed Roommating, una adaptación del modelo de las citas rápidas al mundo de los compañeros de piso. La idea es muy sencilla: reunir en un bar y durante dos horas a un grupo de personas en busca de compañeros de piso y esperar a que surja la chispa. El modus operandi también es muy elemental. Antes de acceder a la reunión, cada participante debe rellenar una pegatina- blanca si tienes y rosa si buscas una habitación libre- en la que incluir tres datos esenciales: nom- bre, la cantidad que cuesta la habita- periencia en webs como Craigslist o ción o lo que querrías pagar de alqui- AirBnB, donde ha escrito a cientos de ler, y el área donde ofreces o estás bus- ofertas y recibido muy pocas respuescando. Equipados con esta herramien- tas, ha sido tan poco satisfactoria. Es ta, los asistentes están listos para muy positivo tener la oportunidad de afrontar una velada en la que cada ino- conocerlos en persona explica. cente conversación es en realidad un A la última fiesta de Speed Rommaproceso de selección ting asistieron unas cuya meta es encontreinta personas y la trar al conviviente impresión generalizaideal. da fue: No hay mucha Leí en un periódioferta Y es que entre co que era como las los asistentes abundacitas rápidas, pero sin ban las pegatinas roel romance explica sas. Nina, quien reside Josh Wellman, el temporalmente en responsable del enNueva York mientras cuentro, ve la cara poLos colores hace prácticas en Nasitiva al asunto. Puede Speed ciones Unidas. A esta de que no encuentren joven francesa se lo compañero de piso, Roommating: recomendó un amigo pero por lo menos esblanco si tienes que había encontratán conociendo genhabitación libre do piso de esta manete nueva opina este y rosa si buscas ra. Consciente de que escritor. Sin saber no perdía nada por inmuy bien cómo, tentarlo, convenció a Wellman comenzó a una compañera de trabajo en una si- organizar Speed Rommating en enetuación similar para aventurarse jun- ro. Uno de sus amigos, quien trabatas a participar en esta fiesta bimen- jaba para la página inglesa de alquisual. leres SpareRoom. com, era el encarEntre las personas con las que Nina gado de organizar un acto similar en tuvo oportunidad de charlar estaba Li- Londres. Cuando la empresa aterrilli, una estudiante universitaria de 21 zó en Nueva York lo primero que hiaños recién llegada de Indianápolis. A cieron fue contactar a Wellman, quien Lilli le gustaría que la persona con la rápidamente se sumó al proyecto. que acabe conviviendo se convierta La gente lo encuentra muy útil también en un amigo. Por eso su ex- añade. l Madrid de Dámaso era una ciudad de más de un millón de cadáveres y el Madrid de Sabina Sabina sí que es poeta dicen los joveznos de la Generación Mejor Preparada de la Historia) es una ciudad de más de cuatro millones de morosos esperando la transferencia de Alemania en el chiringuito, término felizmente acuñado por Ruano en el Sitges de los cuarenta. Madrid, España entera, es un chiringuito esperando a Mr. Marshall, que esta vez se llama Donald Trump: -España está enferma y hay que aprovecharlo ha dicho Mr. Trump. Se ve que Mr. Trump habla por lo que ve, y lo que hoy se ve en España es un país de tíos en chancletas y tías en bicicleta, que digo yo que si las mujeres se vieran por detrás cuando están sentadas en una bici el feminismo ya habría prohibido el ciclismo. ¿Con qué cara se acerca a Mr. Trump un tío en chancletas o una tía en bicicleta para decirle Aprovéchese de mí, señor Trump Pero lo más decepcionante del chiringuito español es la lloradera por la falta de dinero de bolsillo. Por ahí fuera, de un país que mata toros ¿No eran estos los que mataban toros? preguntó Bush cuando lo de Iraq) esperaban más presencia de ánimo. O menos farruquismo a lo Bardem, nuestra hechicera de la tribu, que una vez resuelta la papeleta del Sahara debe hacer frente a una lucha nueva: la del funcionario al que el gobierno quiere dejar sin Internet. Hagan eso y regresaremos a la polarización del funcionariado que describió Fernández Flórez: un grupo muy pequeño, que se dedicaba a escribir en los periódicos sin aparecer nunca por la oficina, y otro, muy numeroso, que iba a la oficina a leer lo que los primeros escribían en los periódicos.