Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 21 DE JUNIO DE 2012 abc. es esquelas ESQUELAS 71 EMILI TEIXIDOR (1933- 2021) NECROLÓGICAS ESCRITOR, HUMANISTA Y PEDAGOGO A Emili Teixidor i Viladecàs nació en Roda de Ter, Barcelona, el 22 de diciembre de 1933 y ha fellecido en Barcelona el 19 de junio de 2012. Fue un escritor español en lengua catalana. Licenciado en Derecho, Letras y Periodismo. Cultivó la literatura infantil y juvenil y también para adultos. Su consagración como autor llegó con la versión cinematográfica de su libro Pa negre demás de escribir Pa negre la novela que le proporcionó celebridad, a raíz de la película de Agustí Villaronga, Emili Teixidor se volcó en cuerpo y alma a la pedagogía. Fundador de la escuela Patmos, que dirigió entre 1958 y 1975, cuando pasó a dedicarse a la literatura, no diferenciaba la lectura de la vida. Así tituló uno de sus ensayos, La lectura y la vida Literatura y pedagogía: profesores, padres e hijos en la tarea común del humanismo civilizador. Tras una larga batalla contra el cáncer que le causó la muerte, varias generaciones de alumnos agradecidos visitaban en la Patmos la capilla ardiente del mestre Teixidor que hoy retornará para siempre a su Roda de Ter, la tierra en la que germinó una obra que conjugó la literatura infantil con un ciclo de novelas enmarcadas en la Cataluña rural de posguerra. Premio Nacional en 1997 por su cuento de la formiga Piga y reconocida por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez su labor pedagógica, Teixidor dominaba los registros más diversos. Cuando Villaronga le propuso plasmar en imágenes Pa negre el escritor aliñó el guión con ingredientes de Sic transit Gloria Swanson (1979) y la novela Retrato de un asesino de pájaros (1988) Pa negre seguía la senda abierta con El libro de las moscas (premio Sant Jordi de 1999) densa novela en la que la prohibición de un libro moralmente estigmatizado y los insectos despanzurrados entre sus páginas se combinaba con el asesinato de una niña, la contienda fratricida y el nacionalcatolicismo de posguerra. El exilio, la represión, el frío y el hambre en un medio rural que el escritor conocía bien amasaban el pan negro icono de la cartilla de ra- cionamiento. Y ese pan negro que da título a la novela, más que un deterioro alimentario, simboliza el deterioro moral de un país. Así lo expresa la abuela de Andrés, el niño protagonista: Pensé que la maldita guerra llega incluso a dañar el pan, porque aquello no era pan, aquello era un pan muerto, sin alma ni virtud Una indagación sobre el mal que fermenta en una sociedad trastocada por la violencia y la perversión moral. Buen conocedor de la psicología infantil, el autor recuperaba su mirada de niño sobre la Cataluña de la Plana de Vic en la que inició su andadura como maestro de escuela, antes de cursar en Barcelona las carreras de Derecho y Filosofía y Letras. Enemigo de sectarismos, Teixidor novelaba una memoria histórica repleta de matices que evitaban el maniqueísmo facilón de los buenos y los malos. Demostraba, por ejemplo, que en el bando franquista se alinearon muchos catalanes. Tras el éxito de Pa negre dio a la imprenta Los invitados El título de la que sería su última novela aludía a los vencedores de 1939. Pero si hubo convidados advertía, fue porque alguien les aguardaba y les había preparado la mesa. Lúcida observación, que priorizaba la comprensión humana sobre el dogmatismo ideológico. Se nos ha ido un autor honesto y autocrítico. Un difusor de la cultura catalana al que no gustaba nada la política de multas para promocionar la lengua. Partidario de tender puentes Teixidor consideraba que decretar la memoria histórica oficial era peligroso; Recordar pero, sobre todo, convencer fue el lema que guió su trayectoria como escritor, columnista de prensa y pedagogo. SERGI DORIA ESQUELAS