Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 21 DE JUNIO DE 2012 abc. es cultura CULTURA 69 El cine español recaudó fuera el doble que en España en 2011 Midnight in Paris y La piel que habito las películas de mayor éxito internacional I. M. RODRIGO MADRID TOROS Mucho ruido y pocas nueces en la primera de la Feria de Hogueras ROSARIO PÉREZ SÁNCHEZ ALICANTE Está claro que, salvo contadas excepciones, nadie es profeta en su tierra. Pero en el caso del cine español, el dicho se ha convertido en una realidad cuya gravedad aumenta año tras año. Según los datos presentados ayer por la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE) en 2011 las películas españolas recaudaron en el extranjero el doble que en casa. Paradójicamente, las desalentadoras cifras se dieron a conocer en el marco del encuentro Madrid de Cine, un foro que busca financiación extranjera para el cine patrio. Así las cosas, las películas españolas que se exhibieron en el mercado internacional durante el año pasado recaudaron 185 millones de euros y fueron vistas por más de 30 millones de espectadores. Un dato positivo, ya que es más del doble de lo recaudado en 2010 (90 millones de euros) Eso sí, si nos fijamos en los datos de las salas nacionales, la cifra recaudada por el cine español desciende hasta los 93 millones de euros, lo que supone que fuera de nuestras fronteras hacen un 98,9 más de taquilla que en España. Llama la atención, sin embargo, que el buen papel del cine español fuera Enrique Urbizu y Agustín Almodóvar (más de cinco millones de euros recaudados) se deba, fundamentalmente, a Midnight in Paris La película de Woody Allen fue financiada por una productora española, lo que la convierte en parte de nuestro cine ¿o no? El filme del cineasta neoyorquino fue el más visto en 14 países, seguido de La piel que habito Estados Unidos fue el país donde el cine español logró mayor recaudación (50 millones) mientras que México el que más cintas exhibió. A nivel mundial, España baja tres puestos y se sitúa en el noveno lugar entre los países más productores y el cuarto en Europa (en 2010 fue el se- BELÉN DÍAZ gundo) aunque la cuota de mercado nacional fue del 15 De ahí que Pedro Pérez, presidente de FAPAE, hiciera referencia a una acción determinada del Estado para proteger es determinante para no ser colonizados A ese necesario impulso no ayudan, sin embargo, gestos como el que Pedro Almodóvar, uno de nuestro cienastas más valorados en el extranjero, tuvo ayer al no acudir a recoger el Premio a la película española de mayor repercusión internacional por La piel que habito Alegó indisposición por prescripción médica. Y es que un mal día lo tiene cualquiera. La asociación Casa del Toreo pisa el ruedo de Los Califas La joven asociación Casa del Toreo de Córdoba celebró ayer la primera edición de una iniciativa denominada Socios en el albero del Coso de los Califas El ruedo de la plaza de Córdoba (en la imagen) acogió un encuentro en el que se sigue dando a conocer esta entidad y buscando apoyos. VALERIO MERINO Un hombre de cabello espuma de mar, gorrilla blanca y en el umbral de los cien años pisó la arena. Era Canito, que recibió el brindis de José María Manzanares mientras Juan José Padilla, con su parche pirata en el ojo, retrataba el abrazo con la cámara del maestro. Ayer salieron toros de Capea guapetes, pero sobre todo bonachones y para cortarles las orejas. Sardinero se llamaba el ejemplar de la dedicatoria. Precisamente cuando salió ese tercero, algunos dudaron qué Manzanares aparecería en escena, si José María o su hermano, el rejoneador Manolo... Entró en acción el primero, con bonitos lances. El alicantino estructuró una faena con empaque sobre la diestra, templando y, por momentos, enroscándose al toro. Ay, si se lo hubiese pasado más cerca... Y si hubiese mandado más... Eso sí, Sardinero fue a peor, hasta la espada. Quiso resarcirse en el sexto, al que dio la bienvenida con dos largas de rodillas en un alarde de raza y ¡agarró los palos! Dejó un par con facilidad e invitó a sus compañeros a compartir tercio. Algarabía generalizada con la terna de Matilla. Se rajó Aguilillo enseguida y Manzanares se hartó de dar circulares inversos y al natural. Lo mejor: la estocada al encuentro. Por sí sola merecía el premio. Con verónicas y chicuelinas se reencontró el Ciclón de Jerez con Alicante, ante un toro de Capea de trote cochinero pero con una nobleza exquisita. El volatín que se pegó Zaeta sirvió de segundo puyazo. Padilla cogió los rehiletes, y puso a la plaza en ebullición, sobre todo en el violinazo. Arrancó faena con muletazos por alto para cuidar la poca fortaleza del dulce. Templó a derechas al noblote, en largos redondos, y acabó en Padilla total: molinete de rodillas y desplante a cuerpo limpio de hinojos, con cabezazos en el morrillo. No importó el bajonazo que propinó al cuarto; como mató a la primera, ahora sí cayó el trofeo. El Fandi prendió la mecha desde el saludo capotero, las chicuelinas al paso y el fenomenal quite. Africano fue a menos, pero el rey David de Granada sacó uno a uno los muletazos y consiguió con mérito hilvanar alguna serie. Al quinto, Limeño le planteó de modo inteligente una obra en las querencias del manso, al que dio fiesta de principio a fin, a su manera... Lo cazó de estocada desprendida y le pidieron con fuerza las dos orejas.