Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 SOCIEDAD JUEVES, 21 DE JUNIO DE 2012 abc. es sociedad ABC Las farmacias catalanas temen un boicot antitasa como el de los peajes La Generalitat advierte que sancionarán a los insumisos que no paguen el euro por receta, aunque les faciliten el fármaco FSTHER ARMORA BARCELONA Aumenta la preocupación entre los farmacéuticos catalanes a medida que se acerca el debut del polémico euro por receta. A menos de tres días para que entre en vigor la tasa, sus recaudadores dicen tener aún muchas dudas sobre cómo resolver algunas situaciones no previstas que pueden plantearse. Su principal miedo es que se produzca una campaña similar al Jo no vull pagar Yo no quiero pagar -contra el pago de los peajes en Cataluña y muchos ciudadanos se planten ante la imposición del tributo. En tal caso, aseguran no disponer todavía a día de hoy de las herramientas necesarias para afrontar esta situación. Estamos a miércoles y aún no nos han facilitado los papeles que deben rellenar los que no quieren pagar afirma Eugenia R. propietaria de una farmacia del Ensanche barcelonés, una de las muchas profesionales que se ha perdido los cursos formativos sobre la implantación de la tasa debido al overbooking de solicitudes. responsable de Atención Farmacéutica y Prestaciones Complementarias del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) Antoni Gilabert. Según el portavoz de Salud, en el caso de que un usuario se niegue a pagar deberá rellenar un formulario con sus datos que luego será remitido a Salud. Como sucede con el resto de tributos, las autoridades sanitarias autonómicas se encargarán de reclamar el cobro de la tasa pen- diente y el recargo por la vía voluntaria o de ejecución forzosa. Antoni Gilabert confía en que sean pocos los insumisos con la tasa, que empezará a cobrarse el sábado y se aplicará sobre medicamentos retirados en cualquier farmacia catalana con una receta expedida por el CatSalut con un tope de 61 euros al año. Blanco de la ira Los profesionales de la farmacia, sin embargo, no son tan optimistas como la Generalitat. Se quejan de su nuevo rol de recaudadores y temen ser blanco de las iras de los que no estén de acuerdo. El presidente de la Federación Farmacéutica (Fedefarma) Lluís Barenys, acepta cobrar el euro por receta a partir del día 23 para ayudar a reducir el déficit, pero alerta del peligro de que los farmacéuticos acaben siendo cobradores contra los que se revuelva el ciudadano. Barenys cree que pese a la buena predisposición de los farmacéuticos a colaborar con la administración no se tienen que traspasar los límites de las funciones del farmacéutico como profesional sanitario y reclama a la Administración protección. El presidente de Fedefarma, cooperativa de distribución de medicamentos con más de 3.000 farmacias asociadas en Cataluña, Valencia, Andorra y Aragón, advierte del peligro de que los farmacéuticos sean, además de agentes de salud, instrumentos para la recaudación y que reciban las que- Será un lío de papeles Lo que me ha comentado una de mis empleadas que ha podido asistir a las sesiones es que los que se nieguen a pagar el euro deben rellenar un folio con su denuncia y nosotros elevar el documento a la Generalitat para que abra un proceso administrativo explica Gemma, quien no esconde su preocupación por el lío de papeles que supondrá. En nuestra facturación constará como que se ha cobrado la tasa, aunque el euro a efectos reales estará pendiente de cobro y eso deberá ratificarlo a finales de mes la Generalitat contrastándolo con los expedientes abiertos a quienes no paguen denuncia la farmacéutica. La consejería de Salud, que dirige Boi Ruiz, recordó ayer que los catalanes que no paguen pasarán a ser deudores de la Generalitat y la administración les sancionará, tal como adelantó el martes a este diario el Plan de contingencia Cataluña pondrá en marcha un plan de contingencia temporal si no logra poner a punto el sistema para el copago del 1 de julio Vienen oleadas de jubilados a retirar medicamentos Antonia Navarro Soriano, barcelonesa de 69 años, padece artitris psoriásica y toma desde hace años once pastillas al día. Algunas las reserva solo para los episodios de crisis, aunque sabe que cada cierto tiempo debe pasar por la farmacia para reflotar su botica doméstica. A ella y a otros muchos usuarios con largo historial medicamentoso les impactará de lleno el euro por receta (pese a la barrera de los 61 euros, que en 2012 se reducen a 36) Por ese motivo, han decidido anticiparse a la entrada en vigor de la tasa y se han apresurado a liquidar su último plan de medicación. Inma García, farmacéutica del centro de Barcelona, asegura que el trasiego de pacientes, sobre todo de personas mayores, en busca de medicamentos ha aumentado vertiginosamente en las últimas semanas. Vienen oleadas de personas mayores a retirar medicamentos para anticiparse al euro explica la farmacéutica. Es una picaresca lícita porque al fin y al cabo son medicamentos que han sido recetados por un médico. Recogerlos antes para ahorrar el euro es una decisión que debemos respetar asegura. Otro efecto que puede provocar la tasa es, tal como publicó este diario en su edición del pasado día 19, que se dispare la factura de las comunidades limítrofes a Cataluña (Aragón y Valencia) al acudir catalanes en busca de recetas exentas de tasa. Es lógico que las personas que tienen esas comunidades cerca quieran ahorrarse el peaje, aunque pensamos que serán pocos indicaron portavoces de la Generalitat.