Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 19 DE JUNIO DE 2012 abc. es tv TELEVISIÓN Y RADIO Emily Van Camp es en Revenge Emily Thorne, una joven sedienta de venganza 91 Corrupción El amor es una fuerza que te conduce a actuar de forma extrema. Me identifico con mi papel Emily Van Camp Mi gran virtud es saber perdonar ACTRIZ, PROTAGONISTA DE REVENGE La serie termina mañana en Fox, aunque los espectadores de Telecinco pueden seguir viéndola cada domingo ANA MELLADO LONDRES N o es la típica rubia de California a la que le pierden las fiestas y los bolsos caros. Ella camina en paralelo a la extravagancia. Aunque sus dotes para la interpretación ya habían quedado al descubierto en Everwood y Cinco Hermanos es su papel de villana sedienta de venganza en Los Hamptons el que ha lanzado su carrera. Revenge la versión moderna del Conde de Montecristo, traía unas excelentes credenciales de Estados Unidos y en España tampoco ha defraudado. Mañana termina en Fox la primera temporada (21.30 horas) aunque los espectadores de Telecinco todavía pueden disfrutarla. Divinity, por su parte, la ofrece los jueves. Su protagonista, Emily Van Camp (Ontario, 1986) desvela sus claves. ¿A qué atribuye el éxito? Revenge ofrece algo completamente diferente. Los personajes mandan, son encantadores un día y despreciables el siguiente. Todos tienen defectos y el público se identifica con ellos. Es una ventana a esta alta sociedad que se comporta mal y luego tiene que enfrentarse a las consecuen- cias. Y nunca puedes imaginarte lo que va a ocurrir en el siguiente capítulo. Una semana hay un flash back y la siguiente la acción se orienta en el año 2002. Esa incertidumbre y desconcierto es lo que engancha. -La serie se erige en torno al amor y la admiración que la protagonista siente por su padre. ¿Cree que ese tipo de sentimientos puede llevar a una persona a cometer locuras? -Por supuesto que sí. El amor es una fuerza que te conduce a actuar de forma extrema. Y concretamente, el amor que uno tiene a su padre es incomparable, una conexión que nunca alcanzarás con otra persona. Me identifico con mi personaje. Ella tenía una gran relación con él, lo admiraba. Un día se lo arrebatan, la apartan de él de una manera horrible. ¿Es usted rencorosa o vengativa? -No. En absoluto. Una de mis grandes virtudes es saber perdonar. Creo que no es sano acumular tanto dolor y guardarlo para uno mismo. Cuando aprendes a perdonar te sientes más libre, liberado de un sufrimiento. ¿Desearía ver a su personaje perdonando? -Sin duda. La serie estaría terminada, pero sería un buen final. ¿Cómo es de exigente el rodaje de la serie? ¿Qué relación mantiene con sus compañeros? -En mi vida había trabajado tanto; hay días en los que estamos 16 horas rodando, pero no me importa. Disfruto con ello. Estoy muy bien rodeada. Los actores y el resto del equipo se han convertido en mi nueva familia. ¿Qué le gusta ver en televisión? -Estoy fascinada con The Walking Dead Me encantan las historias de zombis. Está muy bien hecha y los protagonistas muy cuidados. ¿Le gusta sentarse delante del televisor y verse a sí misma? -Para cualquier actor puede ser traumático verse a sí mismo, estás tan implicado en el papel que nunca vas a estar satisfecho. Pero también es muy beneficioso para tu carrera, te das cuentas de aquello que puedes perfilar y mejorar. Es la manera de crecer como artista. Es importante ver el resultado, aunque duela. ¿Le gustaría dar el salto al cine? -Por supuesto que el cine me interesa, pero soy muy joven y quiero tomarme mi carrera con tranquilidad. -El trabajo de Jill Ohanneson a cargo del vestuario es exquisito. ¿Cuida mucho su imagen? -Sinceramente, la moda nunca me ha interesado demasiado. Siempre he tenido otras prioridades. Nunca he sido una fashion victim.