Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 19 DE JUNIO DE 2012 abc. es cultura CULTURA 65 Ley Sinde o simpa cultural BANÁLISIS JESÚS GARCÍA CALERO Aún podemos soñar, por eso el cine es importante ENTREVISTA Werner Herzog Lo ideal sería que todo fuera gratis, sobre todo cuando la crisis aprieta y casi ahoga. Pero en ese caso pronto dejaría de haber autores, obras de calidad e industrias culturales. Desde luego no se puede seguir con un modelo anticuado que regule la realidad presente y futura de internet, pero mientras el nuevo modelo se funda ya tenemos un referente legal que da seguridad jurídica a quien produce contenidos: la de que podrá ganar dinero él y no los demás a su costa impunemente. Porque de eso hablamos, del fin de la impunidad. A partir de ahora hay una ley en España que dice que determinadas prácticas están mal, que socavan nuestra producción cultural- -por más que la extiendan- -y hurtan el beneficio al autor. El autor y la industria ya están dando pasos firmes hacia el nuevo modelo de negocio con páginas de cine, música y libros a un precio competitivo. Pero si sigue siendo impune el todo gratis- -ese simpa cultural- -entonces los nuevos negocios de la red que tanto han pedido los activistas anti- Sinde irán cerrando uno tras otro, porque entre un par de euros y la gratuidad... Confundir el acceso a la cultura con la piratería es tan grave como sumergir la libertad en lagunas legales. Cineasta BEl viernes estrena en España el documental La cueva de los sueños olvidados I. MARTÍN RODRIGO MADRID tados de forma más rápida, pero también hay que entender que es un procedimiento ex- novo Reconoce que es un ritmo que podía haber ido más rápido, pero con las solicitudes pendientes vamos a operar de una manera más rápida porque ya tenemos el procedimiento definido Desde la aprobación de la norma, la Comisión que preside Lizaranzu ha recibido 326 solicitudes. De ellas, 243 han sido desestimadas, 305 subsanadas y en estos momentos 83 están todavía en proceso de votación. En palabras de Lizaranzu, es un primer paso, pero tenemos pendiente la aprobación a medio plazo de una nueva Ley de Propiedad Intelectual, que tiene que ir acompañada de la potenciación de la oferta legal y de una mayor sensibilización para que la gente deje de acudir a las páginas vulneradoras Pero, ante todo, la directora general de Industrias Culturales y del Libro quiso dejar claro que nosotros no podemos poner multas, solo vigilamos la garantía de los derechos de propiedad intelectual Werner Herzog (Múnich, 1942) es un clásico del cine del siglo XX y, sin embargo, su carrera es la antítesis del purismo. Su producción se ha relajado en los últimos años, pero sus filmes siguen siendo indispensables y necesarios. El documental en 3 D La cueva de los sueños olvidados que llega a nuestras pantallas el próximo viernes con dos años de retraso, es uno de ellos. Rodada en la asombrosa cueva de Chauvet (Francia) la cinta bucea en los orígenes del arte y la dimensión humana. ABC charló con Herzog sobre su carrera, Picasso, la crisis y el capitalismo durante su visita a Madrid para presentarlo. ¿Qué vio en Chauvet? -Es una historia tan fascinante y única que cualquiera se habría lanzado a realizar este proyecto. La calidad artística del interior de la cueva es impresionante. El arte nunca ha sido tan bueno como en esa época. ¿Qué sintió la primera vez que entró en un lugar aislado del mundo durante 20.000 años? -Cuando vi las imágenes por primera vez mi corazón se paró durante treinta segundos. -Según Picasso, los neandertales lo inventaron todo -Estoy de acuerdo. Todo el arte se inventó entonces. El arte de la cueva estaba al mismo nivel que el de Picasso. Hay fragmentos culturales de memoria que perduran, que viajan a través del tiempo 31.000 años. Picasso, sin haber visto jamás las pinturas, pinta imágenes muy similares a las de la cueva. Es un extraño eco de la memoria de la Humanidad. ¿Ya no sabemos cómo soñar? -No, no lo creo, todavía somos capaces de soñar. Todavía podemos soñar colectivamente, por algo el cine sigue siendo importante. No debemos ser pesimistas sobre nosotros, al menos no en lo que se refiere a esa cualidad. ¿Acaso estamos tan inmersos en nuestra individualidad que hemos olvidado nuestro pasado? -No estamos tan aislados como sugiere. Ciertamente los medios de comunicación han evolucionado mu- La culpa es de todos, no de los bancos, pero he vivido situaciones más caóticas cho, pero no nos conectan con la Historia de nuestros antepasados. ¿Es un antropólogo del cine? -Hay que ser muy cuidadosos con ese término, aunque siempre tuve curiosidad por el ser humano y su comportamiento, pero no como un psicólogo, sino más bien en la dirección de la antropología. ¿Son los cocodrilos albinos del epílogo una metáfora de la degradación de la sociedad? -No, no es una referencia a nuestra sociedad. Tiene que ver con la perfección, con cómo las criaturas perciben imágenes. Quería llevar al espectador Crisis económica IGNACIO GIL al terreno de la poesía pura. La audiencia entiende inmediatamente ese epílogo. En toda película hay fantasía, es parte del encanto del cine. ¿Se considera un idealista? -Veo ciertos problemas ahí fuera. Por ejemplo, veo que como especie no vamos a vivir mucho más. Eso me pone nervioso, pero soy muy optimista. Solo me inquieta pensar que algún día desapareceremos. ¿Y no le preocupa cómo terminará la actual crisis económica? -En mi vida he vivido crisis más caóticas. Nací a finales de la Segunda Guerra Mundial y esa sí fue una crisis de magnitud universal. Hay que darse cuenta de que el crecimiento es limitado y tenemos que tener mucho cuidado con el sistema financiero, repensar el capitalismo y nuestra vida. Siempre supe que había un error en ese sistema. La culpa no fue de los bancos, la culpa es de todos. Podemos vivir fácilmente con menos. El problema en el capitalismo es el consumismo.