Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ESPAÑA LUNES, 18 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC Imagen de archivo del Pleno del Consejo General del Poder Judicial al principio de su mandato, hace cuatro años EFE El CGPJ se rompió en su Pleno más tenso BDívar reveló su marcha a cinco vocales fieles antes de entrar al Pleno en el que insinuó que el jueves dimite NIEVES COLLI MADRID Cinco vocales del grupo conservador del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) entraron el sábado al Pleno sabiendo que Carlos Dívar ya había tomado la decisión de dejar el cargo. Pío Aguirre, Manuel Almenar, Miguel Collado, Gemma Gallego y Concepción Espejel, los cinco pertenecientes a la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) se habían reunido con el presidente momentos antes de dar comienzo la sesión plenaria. Él les adelantó el anuncio que haría minutos después ante el Pleno. Fue Carlos Dívar quien abrió el Pleno del sábado. El presidente se defendió una vez más ante los vocales, recordó que no había cometido ningún delito, como ha determinado el Tribunal Supremo, y que había sido objeto de una persecución cruel y despiadada A partir de ahí, se produjeron las intervenciones de casi todos los vocales. Siete dicen que han perdido la confianza y le piden se vaya (Margarita Robles, Félix Azón, Carles Cruz, Inmaculada Montalbán, José Manuel Gómez Benítez, Margarita Uría y Ramón Camp) pero hay un grupo que no se pronuncia sobre su eventual dimisión porque antes quieren saber qué va a hacer el presidente. Es en ese momento cuando Dívar hace el anuncio: Participo del criterio de todos los que han hablado y comparto que la situación es insostenible. Está bastante claro lo que quiero decir, y la próxima semana anunciaré una postura rotunda y contundente En el Pleno toma cuerpo la idea de que es necesario dejar pasar unos días y reflexionar. Robles se opone y, con ella, Montalbán y Azón. Pero se quedan solos. Los otros 17 vocales están de acuerdo en que hay que dar un margen al presidente y dejar que Claves de la crisis judicial Xiol será el presidente del Supremo en funciones Una vez que el jueves Carlos Dívar formalice su renuncia a presidir el TS y el CGPJ, la presidencia en funciones recaerá sobre Juan Antonio Xiol, el presidente de Sala más antiguo. En 1985 fue director general en el Gobierno de Felipe González, y también fue vocal del CGPJ en 1990 a propuesta del PSOE y designado por el Senado. Dejar pasar unos días pase el Bicentenario del Tribunal Supremo. El acuerdo se adopta finalmente por unanimidad, pero con el voto concurrente de los tres opositores, que insisten en que la dimisión del presidente debió producirse en ese momento. A ellos se unen Carles Cruz y Margarita Uría. Fuentes del CGPJ creen la regeneración pasa por el nombramiento a la mayor brevedad posible de un nuevo presidente, aunque aseguran que aún no se ha empezado a hablar de nombres. Sí se tiene claro el perfil, alguien de mucho prestigio sin aristas políticas y bien acogido por el Supremo. También que, en este momento tan delicado, no puede dejarse CGPJ y Supremo en manos de presidentes en funciones: Atravesamos una situación anómala y hay que nombrar un presidente de consenso cuanto antes aseguran las fuentes. En medios del Supremo las quinielas de sustitutos están abiertas. Uno de ellos, el del magistrado de la Sala de lo Contencioso- Administrativo Ricardo Enríquez, hombre discreto, trabajador y próximo a la jubilación. Es miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura y llegó en 1990 al TS. La presidencia en funciones del Supremo recaerá en Juan Antonio Xiol, el presidente de Sala más antiguo. Su nombre también suena como uno de los posibles candidatos, aunque tiene un perfil más político. En 1985 fue director general en el Gobierno de Felipe González; en 1990 fue nombrado vocal del CGPJ por el Senado a propuesta del PSOE. En 2005 fue nombrado presidente de la Sala Civil del Supremo, cargo que ocupa en la actualidad. Xiol suena también para el Constitucional. En persona en su despacho Hasta los fieles vieron a Dívar insostenible Pío Aguirre, Manuel Almenar, Miguel Collado, Gemma Gallego y Concepción Espejel entraron al despacho del presidente del CGPJ y mantuvieron con él una charla franca, sincera y dolorosa Quinielas de sustitutos Acudieron al despacho para transmitirle lo que después fue el sentir mayoritario del Pleno: la situación creada por la polémica de los viajes se había hecho insostenible Era necesario buscar una solución de forma inmediata. Fue una reunión franca, sincera, dolorosa apuntan fuentes consultadas por ABC. Dívar se mostró transparente con ellos y ellos con él. Los consejeros le hicieron ver que ya no podían apoyarle; Dívar se comprometió a dimitir en el Pleno del jueves, que él mismo había convocado días antes con esa idea, y les pidió tiempo. A dos días de la celebración del Bicentenario del Tribunal Supremo, el presidente no podía abandonar el cargo. Debía dar la cara. Hay que hacer el relevo a la mayor brevedad Reunión dolorosa La reunión que mantuvo Dívar con cinco vocales conservadores antes del Pleno para ver si contaba con su apoyo fue franca, sincera y dolorosa Todos los sectores del CGPJ son conscientes del daño sufrido en la institución y creen que debe haber un revelo rápido por alguien de mucho prestigio aceptado por el Supremo