Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ESPAÑA LUNES, 18 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC El PSC, CiU y los Mossos frenaron en Cataluña la investigación del caso Palau BLa policía catalana no se llevó en un registro pruebas clave que fueron entregadas al Fiscal meses después por el nuevo director de la institución F JAVIER CHICOTE MADRID élix Millet, el principal acusado del expolio de al menos 35 millones de euros del Palau de la Música, tenía un cuarto junto a su despacho que lo usaba como archivo. El 23 de julio de 2009 los Mossos d Esquadra registraron todas las dependencias del Palau y se llevaron abundante documentación, pero dejaron allí algunas de las pruebas clave del caso. Tuvieron en sus manos carpetas, facturas y expedientes que luego no se llevaron asegura a ABC una fuente conocedora de los registros. Una semana después del registro tomó posesión de su cargo Joan Llinares, el gestor al que se le encargó poner orden en el Palau tras el escándalo. El nuevo equipo encontró la citada documentación en el archivo de Millet y la llevó a los juzgados. Según fuentes de la investigación, estas pruebas fueron fundamentales en dos de las partes del escándalo: la financiación irregular de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) y en el caso del Hotel Palau. La pieza separada en la que se investigan las cuentas de Convergencia se centra en el destino de los once millones de euros que Ferrovial entregó al Palau en concepto de patrocinios y coincidiendo con adjudicaciones de obras públicas. Parte de ese dinero, al menos seis millones, se utilizaron para pagar servicios a empresas que no se prestaban al Palau, sino a Convergencia, en una operación en la que también recibía fondos la Fundación Trias Fargas, ligada al partido nacionalista. Entre la documentación entregada a la Fiscalía hay pruebas de esta presunta financiación irregular del partido del presidente de la Generalitat, Artur Mas. En enero de 2010, los nuevos gestores del Palau entregaron tres cajas de documentos al juzgado que permitieron dar un impulso definitivo al caso del Hotel Palau, el establecimiento hotelero que impulsó Millet de forma ilegal y que fue paralizado en el último momento. De hecho, en junio de 2010, la titular del juzgado número 10 de Barcelona envió a prisión a Millet y al otro responsable del Palau, Jordi Montull, acusados de apropiación indebida, falsedad 35 millones desaparecidos Félix Millet y Jordi Montull están acusados de la desaparición de más de 35 millones de euros del Palau de la Música, el mayor expolio de una institución cultural. Millet y su mano derecha gobernaron el Palau durante 30 años, aunque el desfalco que se ha podido acreditar sólo se refiere a los últimos diez. Millet ha reconocido haber desviado para su beneficio personal 3,3 millones de euros. Reformó inmuebles de su propiedad y pagó gastos de su familia con fondos procedentes del Palau, valiéndose de su cargo como presidente de la Fundación Orfeón Catalán- Palacio de la Música Catalana. Su mano derecha, Montull, participó activamente en el expolio. Del caso Palau se han desprendido otras dos causas, el Hotel Palau y la financiación de Convergencia Democrática de Catalunya. En la primera se investigan las recalificaciones y permisos para construir un hotel frente al Palau a cambio de comisiones para Millet y Montull. También le ha costado la imputación a la cúpula de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona en la etapa del socialista Jordi Hereu. Mientras, la pieza separada sobre las cuentas de CiU ha acreditado que unos seis millones de euros que salieron de Ferrovial, contratista de la Generalitat, terminaron en Convergencia pasando por el Palau y por la Fundación Trias Fargas. Félix Millet, principal acusado de un expolio de 35 millones al Palau en documento oficial, prevaricación y tráfico de influencias. Solo pasaron trece días entre rejas, aunque por la causa principal, la del expolio de las cuentas del Palau, no han pisado la cárcel. El caso del hotel no ha comprometido a CiU, sino al PSC, ya que la operación urbanística se fraguó con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat cuando ambas instituciones estaban gobernadas por los socialista Jordi Hereu y José Montilla, respectivamente. En los apenas siete días que transcurrieron entre el registro del Palau y la llegada del nuevo equipo, personal de la institución sacó de forma ilegal EFE Tres cajas de documentos Otras dos causas Del caso Palau se han desprendido otras dos causas, el Hotel Palau y la financiación de Convergencia Democrática documentos en carros de la compra. Las imágenes de la cámara de seguridad que lo demuestra fueron borradas, pero pudieron ser recuperadas y entregadas al juzgado. En julio de 2010, la auditoría que encargó el nuevo equipo gestor certificó que Millet y Montull habían hecho desaparecer 35 millones de euros. En marzo del año pasado, el juez que lleva el caso Palau y la pieza separada sobre la financiación de CiU, Josep María Pijuan, dio un impulso definitivo a la investigación al encargar un infor- Hacienda y Policía Nacional