Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ESPAÑA DOMINGO, 17 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC PRESOS DE ETA El asesino de Yoyes entre los nuevos jefes de ETA en las cárceles JAVIER PAGOLA MADRID Unas 1.500 personas asisten a la Jura de civiles en el cuartel vizcaíno de Soyeche, sede del Regimiento Garellano 45 ETA dio a conocer ayer, a través de Gara la designación de una dirección en las cárceles, integrada por 20 duros entre los duros con el objetivo de mantener la férrea disciplina en un momento en el que cunde el desánimo entre los presos porque el Gobierno se mantiene firme en su rechazo a cualquier negociación pero al mismo tiempo impulsa medidas de reinserción para aquellos que se desmarquen de la banda. Entre los nuevos cabecillas figura José Antonio López Ruiz, Kubati el máximo exponente de la represión que tradicionalmente ha ejercido la banda contra los reclusos que se reinsertaron. Él fue quien asesinó a la ex dirigente de ETA María Dolores González Catarain, Yoyes en presencia de su hijo pequeño, por desertar de la banda. Kubati cumple condena de 1076 años de cárcel por más de una veintena de asesinatos, además de otros crímenes, perpetrados como pistolero del comando Gohierri Kosta Fue detenido en noviembre de 1987 cuando realizaba una llamada telefónica y después de que la Guardia Civil hubiera controlado, a esa hora, todas las cabinas de Guipúzcoa, más de mil. Unos días antes del asesinato de Gregorio Ordóñez escribió un artículo en el periódico Egin en el que lanzaba ataques y amenazas contra el dirigente del PP vasco y expresaba su esperanza de escuchar más pronto que tarde una buena noticia por la radio. Poco después, Ordóñez caía abatido por un tiro en la nuca. Txapote había satisfecho las ansias de venganza de este criminal, que ya con motivo de las conversaciones de Argel fue designado por ETA como interlocutor suplente. Precisamente ayer, el etarra Valentín Lasarte ha aceptado entrevistarse en prisión con Consuelo Ordóñez, hermana del concejal del PP asesinado por Txapote, en el marco del programa de reinserción auspiciado por Interior. Otro de los nuevos cabecillas es Unai Fano, el exdirigente de Ekin que acompañó como una sombra a Arnaldo Otegi durante las negociaciones que ETA entabló con el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. Ana Lizarralde, antigua cabecilla de Jarrai y, después, de Ekin, está también en la trama. El País Vasco honra a la Bandera C ESTEBAN VILLAREJO MUNGUÍA (VIZCAYA) Ordóñez verá a Lasarte on el respeto que se merece. Firmes y en silencio a su llegada. Besándola. La Bandera de España fue honrada ayer por 180 civiles en el País Vasco en un emotivo acto en el acuartelamiento de Soyeche, en la localidad vizcaína de Munguía, sede del Regimiento de Infantería Ligera Garellano 45. No fue una Jura más. El Garellano es un regimiento del Ejército enraizado en los tuétanos de la sociedad vasca desde hace 125 años, con solera bilbaína, y cuyo cuartel se emplaza desde 1981 en los términos municipales de cinco Ayuntamientos donde se respira nacionalismo vasco puro y duro: Munguía, Frúniz y Arrieta (PNV) y Meñaca y Gamiz- Fica (Bildu) No fue una Jura más. Los más veteranos del Garellano ni si quiera recordaban acto similar en los últimos decenios. Y menos bajo la presidencia de un ministro; porque el también vizcaíno Pedro Morenés, titular de Defensa, no quiso perderse la ocasión de compartir un día con los suyos en un acto que tiene la importancia como en cualquier parte de España según expresó a la prensa. Esta era su primera visita oficial al País Vasco. Y no fue una Jura más porque allí estaba ella. Jurando la Bandera que defendió su esposo en los años más difíciles. Años de silencios. De miradas esquivas. La Bandera por la que dio su vida. Entre esos 180 civiles se encontraba Raquel Rueda, viuda del subteniente Francisco Fernández Lajusticia, asesinado por ETA junto al teniente Juan Enríquez Criado un frío diciembre de 1984. Precisamente a esos años de plomo y a los que tuvieron que venir hasta el día de hoy (y los que vengan hasta que ETA se disuelva de una vez) se refirió el coronel jefe del Garellano Luis San Gil, en su discurso a los más de 1.500 asistentes a la Jura: El personal que ha servido en este regimiento ha vivido, junto al resto de bilbaínos, épocas muy duras donde el azote del terrorismo les ha impedido mantener una vida familiar y social estable, con un gran desgaste en lo personal y profesional. Pero estas dificultades, no siempre reconocidas ni valoradas, Referencia al terror de ETA Ministro Morenés, presente Ni los más veterenos recordaban la presencia de un ministro de Defensa en el cuartel del Garellano no nos han impedido nunca mantener alta nuestra moral y seguir con total ilusión y entrega trabajando Los civiles fueron pasando uno a uno para besar la Bandera de España que custodia el Garellano nombre dado al regimiento que cumple 140 años en honor al río italiano donde los infantes del Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba, salieron victoriosos en su batalla contra las tropas francesas en 1504 en Nápoles. Esa normalidad y emotividad de un acto de españolidad fue destacada por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, quien asistió a la Jura junto a otras autoridades como el teniente general jefe de la Fuerza Terrestre, José Ignacio Medina, o el general jefe de la Brigada de Infantería Ligera San Marcial V, Carlos Antonio Terol. El acto de ayer y el del pasado 3 de junio en la base alavesa de Araca- -donde se vivió la primera jornada de puertas abiertas en diez años con motivo del Día de las Fuerzas Armadas- -constituyen hitos normalizadores en un momento en el que la presión social del entorno abertzale y del nacionalismo vasco puede ir en aumento ante un previsible adelanto electoral en el País Vasco. La normalidad de los actos militares del País Vasco es criterio esencial manifestó recientemente en una entrevista a ABC el ministro Morenés. Los militares del Garellano tienen a bien el apodo de Bizarros por su valentía y generosidad. Ayer el regimiento también quiso honrar la memoria de uno de sus Caídos: el sargento primero Joaquín Moya, último español muerto en Afganistán, a quien se le concedió la distinción de Bizarro de Honor Sonaba el Himno de España. La Bandera que cada día ondea en el cuartel vizcaíno bramaba con más fuerza si cabe. Fue el día del Garellano un regimiento que como su coronel jefe dice: Somos más bilbaínos que el Athletic Club 125 años en el País Vasco dan fe de ello. Militares del Regimiento Garellano 45, ayer en el acto de Jura de civiles en Munguía (Vizcaya) MITXEL ATRIO