Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURA SÁBADO, 16 DE JUNIO DE 2012 abc. es cultura ABC La muestra inaugurada ayer ocupa un espacio museístico de más de 6.000 metros cuadrados repartidos en varias alturas FOTOS MIGUEL MUÑIZ El Museo de Galicia se estrena con una exposición inspirada en la piedra B Gallaecia Petrea propone al visitante un recorrido desde la prehistoria hasta la época contemporánea esta pieza grabada con motivos animales fue recuperada miles de años después junto a fragmentos de armas y vértebras de peces. Un salto adelante en el tiempo transportará al visitante a la época romana. Una civilización que dejó huella en la arqueología gallega con miliarios y venus esculpidas en granito, caso de la bautizada como Venus de Vidalgo obra de un artista local de la época que recreó una figura femenina con todos sus atributos sexuales potenciados para convertirla en una diosa de la fertilidad. En el ecuador de esta muestra, que ocupa cerca de 7.000 metros cuadrados, se encuentra la sala dedicada a la Edad Media. Entre las joyas de esta sección llama la atención una figura sedente procedente del entorno de la cripta de la catedral compostelana; una pieza que, se cree, formó parte de la decoración originaria de la cripta sobre la que se asienta el Pórtico de la Gloria. Especialmente relevante es también la colección de obras que conforman el área dedicada a la Edad Moderna y que conjuga sin rubor piezas labradas en territorio gallego con otras traídas del país vecino. Porque, tal y como explicó a ABC la comisa- U PATRICIA ABET SANTIAGO na fotografía panorámica ocupa desde ayer el espacio central del recién inaugurado Museo de la Ciudad de la Cultura de Galicia. La imagen representa el imponente Monte Pindo, un accidente de granito formado a 24 metros de profundidad que emergió a la superficie hace 200 millones de años y que ahora resume la relevancia que la piedra tiene en la historia de Galicia. De ahí que los comisarios del proyecto Gallaecia Petrea la muestra más ambiciosa de las últimas décadas en la comunidad, eligiesen esta imagen del Pindo como punto de partida para transmitir a los visitantes el papel que este duradero material jugó en el devenir de la cultura gallega. El presidente de la Xunta comenta con la comisaria Ana Goy una pieza Estructurada como si de una suerte de máquina del tiempo se tratase, la muestra arranca en un espacio dedicado a la geología. Durante el recorrido, el visitante conocerá la colección más antigua de rocas de Galicia, recopiladas por el arqueólogo Guillermo Schulz en 1832 y que todavía conserva su etiquetado original. El segundo escalón en este proyecto compuesto por 341 piezas lo representa la sala dedicada a la Prehistoria. Un espacio museístico en el que el misterio se convierte en protagonista de la mano de piezas como los petroglifos, elementos pétreos ligados a Galicia y cuyo significado nunca ha sido desvelado por los historiadores. Uno de los hallazgos más sorprendentes de esta sección es la Placa número 6 de Fariseo Datada a finales del último período glaciar, hace unos 12.000 años,