Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 16 DE JUNIO DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 63 Papel de pirata EL IMÁN DE MARIO CASAS N ÁNGEL ANTONIO HERRERA o es que Mario Casas esté de moda, sino que ya no hay quien lo pare. A Mario Casas le distingues, ya de lejos, porque le precede una parroquia de sucesivas chavalas rendidas, que salen de aquí y de allá, por comprobar que, en efecto, existe. No le daremos, aún, el título de Marlon Brando de La Coruña, pero tiene el imán de los salvajes, la ternura de los duros del barrio. Mario nos interesa porque prorroga y asienta el auge del macho, que parecía especie en extinción desde que Beckham decretó la mecha Marilyn y se nos puso todo perdido de metrosexuales, no sólo en el fútbol. Teníamos a Hugo Silva y a Miguel Angel Silvestre, y llegó Mario, a hacerse el amo. Tienen, en- tre los tres, en una alegría a la afición femenina, empezando o acabando en las hijas de aquellas madres que amaban a Bosé cuando era Boselito. Yo creo que nuestros tres guapos han resucitado el fenómeno fan, que era chollo de los cantantes melódicos, y ahora es arrastre sostenido de Mario, o Hugo, que a lo mejor sólo cantan en la ducha, o ni eso. A Miguel Angel Silvestre le he visto atascar la Gran Vía. En el Festival de Cine de Málaga le pusieron varios gigantesdeseguridad, porque las chicas lo ahogaban de corsetería al vuelo. Hasta las hubo que querían tirar la puerta de su cuarto de hotel. No es licencia literaria de urgencia. Lo coronaban, en cualquier sitio, de sujetadores de fantasía y tangas de jirón. A Mario le ha pasado lo mismo, hace dos ratos, y uno y el otro van aguantado todo este desmadre con media sonrisa de pícaros de gimnasio y simpatías de ir a los estrenos propios como a una boda, donde son el novio de foto de todas. David Bisbal y David Bustamante Casas, un actor con el atractivo de los salvajes y que ya es un fenómeno también tienen su gancho, pero no es igual. Luego está Rafa Nadal, que no da un susto de gominas locas o trapos fashion, como otros. De modo que es el titán sin adorno, cuando lo que se ha venido llevando es el atleta de mucho adorno, lo cual no quiere decir un adorno de atleta, aunque a menudo sí. Rafa lleva las greñas como un modo de no ocuparse de las greñas. Va a la peluquería que le pilla más cerca. Hubo un tiempo en que los machos que triunfaban eran los toreros. Ahora también, pero menos. O sea, no tanto como estos cachas nacionales que tienen lámina de púgil amable, y ahorran en camiseta, por exigencias de guión, o porque sí. Nos dejó advertido Ovidio que la belleza es un bien frágil y sospecho que nuestros guapos lo saben, aunque no hayan leído al clásico, y ni falta que les hace. Han superado la fama equívoca de ser flor macho de un día, y están para quedarse. Se han librado de ser el apolo de trimestre que no pasa del pluriempleo en calzoncillos para campañas del ramo.