Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ESPAÑA SÁBADO, 16 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC Los agentes respondieron con todo el material antidisturbios a las barricadas y lanzamiento de objetos de los trabajadores del pozo El Sotón Siete heridos, cuatro policías, en los disturbios más graves de los mineros BLos sindicatos mayoritarios ya han mostrado su inquietud porque la violencia, lejos de remitir, va en aumento y se teme una desgracia na, los trabajadores del histórico pozo El Sotón, en El Entrego, levantaron barricadas en la AS 17, muy cerca de la citada explotación. En principio, parecía una escaramuza más de las muchas que se producen cada día, pero que suelen acabar con la llegada de las Fuerzas de Seguridad y la huida de los alborotadores a los montes. No fue así. fender la barricada todo el tiempo que pudieran. La primera línea de ataque se protegía de los agentes con escudos improvisados. El enfrentamiento fue, por tanto, inevitable. Los mineros se emplearon desde el principio con mucha dureza y la Policía respondió al ataque. Primero, con cargas para despejar la carretera y más tarde persiguiendo a los trabajadores hasta el interior del pozo Sotón, donde se refugiaron. Los agentes hicieron uso de todo el material antidisturbios a su disposición, incluidos botes de humo, que hacían la atmósfera irrespirable, y pelotas de goma. Precisamente una de éstas alcanzó en el pecho a un fotógrafo de La Nueva España José Ramón Silveira, quien junto con otros compañeros vive la crisis en primera línea. Tras el impacto, muy fuerte aunque no se trató de un lanzamiento a bocajarro, el informador comenzó a sentirse mal y a faltarle el aliento, por lo que fue llevado a un hospital de Avilés, donde quedó en observación. Otros dos reporteros gráficos sufrieron lesiones leves por caídas, aunque no necesitaron asistencia médica. El parte de guerra también habla de cuatro policías heridos, tres de ellos con quemaduras leves al ser alcanzados por los cohetes y un cuarto herido grave al recibir el impacto de una tuerca en el ojo. Por suerte, parece que no le quedarán secuelas. Los momentos más tensos se produjeron con la entrada de los agentes al pozo, ya que a partir de entonces el enfrentamiento fue casi cuerpo a cuerpo. Apenas medio centenar de metros separaban a los alborotadores de la Policía, lo que aumentaba el peligro de que se produjeran más he- B PABLO MUÑOZ OVIEDO LEÓN arricadas; lanzamientos de voladoras (cohetes pirotécnicos) tuercas, rodamientos, y todo tipo de objetos contundentes; carreras; botes de humo, heridos... El concejo asturiano de Langreo vivió ayer los enfrentamientos más duros de los mineros con las Fuerzas de Seguridad desde que hace ya veinte días comenzara la huelga del sector en Asturias. Cada hora que pasa crece la sensación de que puede ocurrir una tragedia. Y si eso se produce, el estallido puede alcanzar dimensiones descomunales. En esta ocasión fueron los mineros de la cuenca del Nalón los que cogieron el testigo de la lucha más violenta. A las siete y media de la maña- Cuerpo a cuerpo Recibidos con cohetes Las Unidades de Intervención de la Policía desplazadas a la zona fueron recibidas con el lanzamiento de decenas de cohetes pirotécnicos, rodamientos, bolas de golf y tuercas por parte de los cerca de 400 mineros que se concentraban en el lugar, la práctica totalidad de ellos con los rostros cubiertos. Su forma de actuar demostraba que tenían la acción perfectamente planeada y que pensaban de- Como los terroristas Una asociación de guardias civiles compara las acciones con las de los terroristas de ETA Los mineros se refugiaron en el interior de un pozo al huir de los antidisturbios; un agente fue golpeado por una tuerca en un ojo