Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 CULTURA JUEVES, 14 DE JUNIO DE 2012 abc. es cultura ABC Alarma por el abandono del patrimonio Olimpia La antigua capital sufrió ya un robo en su museo: piezas únicas, exvotos de los atletas Las obras arrancan sin licencia porque no hay inspectores de guardia y se desprecia la cultura El bulldozer de Citera Bajo los mares Costas sin vigilancia ocultan maravillas como el mecanismo de Anticitera, único en el mundo Todo el suelo griego está alfombrado de reliquias milenarias que ya nadie vigila Miles de yacimientos Las antigüedades griegas quedan sin protección por la falta de recursos BArqueólogos helenos denuncian el peligro de robo y destrucción en yacimientos abandonados E ALBERTO SOTILLO ENVIADO ESPECIAL A ATENAS l patrimonio cultural suele ser pasto de destrucción en las guerras. Y lo que está ocurriendo en Grecia, por su capacidad destructiva, comienza a parecer un conflicto bélico. El patrimonio arqueológico heleno se encuentra amenazado por el colapso económico y el abandono. Los servicios arqueológicos de Grecia están en decadencia denuncia Katerina Dellaporta, directora del departamento de arqueología de las islas Cícladas. No hay dinero, no hay investigaciones, no hay excavaciones, no hay seguridad ni protección de los servicios arqueológicos. Y no hay conciencia del problema sentencia. La ausencia de recursos ha provocado el abandono de prácticamente todos los yacimientos y excavaciones desarrolladas por investigadores griegos. Fuera de Atenas y los sitios más emblemáticos, yacimientos y excavaciones han quedado sin vigilancia ni guardias de protección, lo que, según Dellaporta, es una invitación al robo y a las actividades clandestinas Una situación también gravísima para los yacimientos submarinos: Hasta ahora estos estaban protegidos por la Policía de Puertos. Pero ya no se presta ese servicio. Ahora ya no hay ningún control Quedan en activo las excavaciones desarrolladas por arqueólogos extranjeros y las subvencionadas por la UE. Pero poco más. Muchos arqueólogos están dispuestos a trabajar gratis afirma Dellaporta. Pero de gratis no se come. Y pasado el primer entusiasmo, quién más quién menos tiene que volver a las ocupaciones que le garantizan el sustento. Un magro sustento, por cierto, ya que, tras los recortes aprobados por el Gobierno, un arqueólogo con responsabilidad debe subsistir con unos 700 euros al mes. Los más jóvenes- -dice Katerina- -tienen que conformarse con 500 El abandono, además, ha provocado que yacimientos y excavaciones queden a merced de los elementos naturales. Aris Tsaravopoulos, arqueólogo obligado a jubilarse tras los últimos recortes, ha denunciado en unas declaraciones al The New York Times cómo en la isla de Kithira una tormenta provocó el derrumbe de parte de un talud situado junto a un río. Cientos de piezas de cerámica del periodo minoico se dispersaron por el cauce del río. Las aguas se llevan las piezas hacia el mar, y tras las próximas lluvias todas habrán desaparecido En otros tiempos, explica, se habría organizado una excavación de emergencia Ahora, nada. La crisis ha provocado también un soberano desdén oficial por la cultura. Muchas autoridades consideran que la arqueología es un obstáculo para la construcción o para un desarrollo mal entendido denuncia Dellaporta. Entre el bulldozer y la arqueología, en los tiempos que corren en Grecia, las autoridades no lo dudan: el bulldozer. Quizás la mayor amenaza a la que se enfrentan las antigüeda- des helenas. Es ejemplar la escena que describe Tsaravopoulos: Alguien le avisó de que se habían iniciado unas obras sin la inspección del Servicio de Antigüedades. Encontró en un camino abierto por una excavadora docenas de piezas de cerámica helénica y romana. El dueño del terreno se disculpó, pero añadió: ¡Oh Aris, qué pena que hayas tenido que jubilarte! Sabía que el arqueólogo era un cero a la izquierda. De ahí que Dellaporta insista en que no se trata solo de una cuestión de dinero: Ya sé que no están los tiempos para pedir Sino de conciencia: Hay que cambiar de mentalidad