Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA JUEVES, 14 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC El Príncipe Eduardo terminó su viaje en territorio usurpado BLa Guardia Civil considera una medida fantástica la visita del Rey a Algeciras ABC A. M. -F. ALGECIRAS MADRID Al Reino Unido no le ha bastado con celebrar los 60 años del reinado de Isabel II en el Peñón de Gibraltar- -proyectando, incluso, la imagen de la Reina en la Roca- sino que ha extendido la visita del Príncipe Eduardo de Inglaterra hasta el mismo Istmo. Este territorio nunca fue cedido por España, sino que fue usurpado por los británicos a mediados del siglo XIX, cuando se les permitió, como gesto humanitario, acampar temporalmente para protegerse de las epidemias, y ya nunca quisieron irse. Fue precisamente allí donde terminó ayer la desafortunada visita del Príncipe Eduardo, hijo menor de Isabel II, y su esposa, Sophie Rhys- Jones. La pareja abandonó el Peñón en un vuelo comercial poco después de inaugurar una terraza de la nueva terminal del aeropuerto de la colonia. Según informa la agencia Efe, fuentes oficiales del gobierno de Gibraltar habían confirmado hace semanas que en la agenda del Príncipe estaría la inauguración oficial de la nueva terminal, que entró en funcionamiento el pasado 26 de noviembre. El martes pasado las mismas fuentes precisaron que el Príncipe sólo inauguraría dos salas, ya que las instalaciones no estaban completamente terminadas. Sin embargo, finalmente los Condes de Wessex solo inauguraron una terraza. Eso sí, en este territorio usurpado descubrieron una placa dedicada al aniversario de la Reina Isabel II, una huella que perdurará en el tiempo, y no como la efímera proyección del rostro de la Monarca en el Peñón. Junto a los Condes de Wessex, abandonó Gibraltar su ministro principal, Fabian Picardo, que emprendía viaje a Nueva York para participar mañana precisamente en el Comité de Descolonización de la ONU, en el que España intervendrá a través de sus representantes diplomáticos ante la ONU, que estos días también analiza el futuro de otros territorios, como Sahara Occidental y las Malvinas. Antes de partir, Picardo pronunció un discurso en el que recordó la visita que Isabel II hizo a Gibraltar en 1954. El ministro principal parafraseó el discurso que pronunció el entonces ministro principal, Joshua Hassan, y afirmó que Gibraltar será británica a perpetuidad A estas provocaciones se sumó ayer la advertencia que hizo el secretario de Estado de Defensa británico, Nick Harvey, en la Cámara de los Comunes. Según informa Europa Press, Harvey afirmó que el escuadrón de la Royal Navy en Gibraltar continuará deteniendo y desafiando todas las incursiones marítimas que amenacen la integridad de las aguas territoriales británicas de Gibraltar Frente al malestar que ha provocado el viaje del Príncipe Eduardo, que ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión a la Corona británica, el anuncio de la visita que hará el próximo miércoles el Rey a Algeciras- -y que fue anunciada en exclusiva ayer por ABC- -ha sido recibida con entusiasmo por quienes serán sus anfitriones: los agentes de la Guardia Civil que están desarrollando una excelente labor en el Estrecho de Gibraltar, tanto en el control de la inmigración ilegal y el narcotráfico como en la protección de los pesqueros españoles que faenan cerca del Peñón. El Instituto Armado valora especialmente que Don Juan Carlos no haya suspendido esta visita, que estaba programada desde antes de Semana Santa, a pesar de los roces que han surgido en las últimas semanas con el Reino Unido con motivo de Gibraltar. Fuentes de la Guardia Civil comentaron ayer a ABC que el anuncio de la visita ha supuesto una inyección de moral para los agentes, y el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, la calificó de medida fantástica Don Juan Carlos llegará a Algeciras el miércoles al mediodía y estará acompañado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El Rey suele visitar cada año una o dos de las distintas unidades que integran la Guardia Civil, y en esta ocasión lo hará en las instalaciones del Instituto Armado en el Campo de Gibraltar. El Príncipe Eduardo y su esposa regresan a su país tras visitar Gibraltar y el istmo ocupado NONO RICO Reunión en la ONU LUIS AYLLÓN MADRID Un kilómetro cuadrado robado La protesta española a Londres por la visita de los Condes de Wessex a Gibraltar obedece fundamentalmente a la inclusión en su agenda de la inauguración de la terminal del aeropuerto gibraltareño- -aunque al final solo inauguraron una terraza- construida en el Istmo, la franja de tierra que une el Peñón con La Línea de la Concepción, un territorio usurpado por el Reino Unido a España en el siglo XIX, según subrayaron ayer fuentes diplomáticas. Por el Tratado de Utrecht de 1713, España solo cedió el Peñón y las aguas interiores del puerto, pero no las aguas que lo rodean, ni el espacio aéreo ni el Istmo. Por motivos humanitarios, España permitió el uso de ese territorio, de poco más de un kilómetro cuadrado, para instalar un campamento en el que atender a las víctimas en Gibraltar de las epidemias de fiebres amarilla y cólera entre los años 1815 y 1854. Desde entonces, el Reino Unido se ha mantenido en ese territorio, sobre el que se construyeron, con el tiempo, el aeropuerto y la verja de Gibraltar, a la que España no llama frontera precisamente, por estar construida en la zona ocupada. España siempre ha denunciado la ocupación ilegal del Istmo, pese a lo cual, en 1966, Londres sorpren- dió a España con una declaración formal de soberanía sobre ese territorio, algo que España no acepta. La oposición a la visita de miembros de la Familia Real británica- -insistieron las citadas fuentes- -no es tanto por la visita en sí como por la agenda de la misma Así ocurrió también hace tres años, cuando la Princesa Ana inauguró un hospital construido sobre el Istmo. Pese a la postura española, el anterior Gobierno acordó en el Foro Trilateral de Diálogo el uso conjunto del aeropuerto, sobre el que debía haber una terminal con un acceso directo a España. Cuando se conoció el proyecto elaborado, España lo rechazó por no adecuarse a lo pactado y el acceso no se realizó. Galería de imágenes de la visita del Príncipe Eduardo al Peñón