Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ESPAÑA LUNES, 11 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC Rajoy subraya que España evitó la intervención gracias a las reformas B Nadie me ha presionado, el que he presionado he sido yo B Ya dije en diciembre que no era posible hacer milagros M ANA I. SÁNCHEZ MADRID ariano Rajoy entró ayer en el Salón de las Columnas del Palacio de La Moncloa con paso firme, sonrisa clara y gesto relajado para comparecer ante la prensa. Estoy muy satisfecho, hemos dado un paso muy decisivo dijo después. No quedaba ni rastro del presidente que el jueves aparecía junto al primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, con gesto tenso y apariencia desmejorada, cuando las negociaciones con los socios subían de intensidad. Como el que no tiene nada que esconder, el jefe del Ejecutivo dejó tras de sí todas las puertas abiertas y la luz entraba a raudales. De fondo, la vista de los jardines del complejo junto a las dos banderas, una junto a otra, de España y la Unión Europea, enviaban un mensaje evidente: llega la luz después del túnel. El discurso de Rajoy fue breve- -no llegó a nueve minutos- -pero directo. El presidente tenía muy claras las ideas que quería transmitir. La central que sigue el plan que trazó durante meses desde la oposición y el rumbo se mantiene firme. Defendió que la ayuda financiera solicitada forma parte del proceso de reestructuración del sistema financiero que avanzó en su discurso de investidura. También que el auxilio europeo estaba encima de la mesa desde su llegada a La Moncloa y que sólo el buen hacer del Gobierno imponiendo duras reformas, recortes sociales y subidas de impuestos ha evitado el peor escenario posible: el rescate del país. El duro camino empieza a dar frutos. Si no hubiéramos hecho los deberes estos cinco meses, lo que ayer se hubiera planteado hubiera sido la in- tervención afirmó tajante aludiendo también a la herencia recibida. A José Luis Rodríguez Zapatero le lanzó más dardos. Preguntado por qué si la ayuda europea es tan positiva no se ha solicitado hasta ahora contestó: Ya me gustaría que se hubiera hecho antes, hace tres años, porque no se habrían generado dudas sobre el sistema financiero español Y prácticamente arrancó su intervención así: En diciembre ya dije que la situación de la economía española era muy delicada, que no era posible hacer milagros Eso sí, el jefe del Ejecutivo insistió en destacar las bondades de la ayuda europea que se presta sin condiciones para España. Sólo hay condiciones para las entidades que reciban el crédito destacó antes de subrayar no afectará al déficit por lo que quedan descartados nuevos ajustes. El Gobierno mantiene intacto su plan, señaló. El presidente evitó mencionar la palabra rescate durante su discurso y también en el turno de contestaciones a las preguntas de la prensa, pero eludió entrar en lo que calificó como debates nominalistas cuando fue preguntado por la denominación del auxilio europeo. En su lugar volvió a destacar lo que considera lo importante: No impone condiciones macroeconómicas La cifra final de la ayuda sigue siendo una incógnita. Aunque el informe del Fondo Monetario Internacional apunta a que las necesidades de los bancos españoles ascienden a 37.000 millones y la línea de crédito abierta por la Eurozona alcanza los 100.000 millones, el jefe del Ejecutivo siguió sin querer pronunciarse sobre estas cifras, que ya son oficiales, y se remitió al resultado de las auditorías de Roland Berger y Oliver Wyman, que estarán listas antes del 21 de este mes. Lo que sí reconoció es que el crédito europeo ofrece un colchón de seguridad y su importe lanza un mensaje claro a los mercados. No habló de rescate El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ayer en La Moncloa ÓSCAR DEL POZO