Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 10 DE JUNIO DE 2012 abc. es sociedad SOCIEDAD 81 Doce víctimas del fanatismo MANUEL IRURITA ALMÁNDOZ (1876- 1936) OBISPO DE BARCELONA Obispo desde 1926. Lo detuvieron el 1 de diciembre de 1936 y lo recluyeron en la checa de San Elías, un convento de clarisas convertido en prisión. Lo fusilaron en Montcada. MANUEL BORRÁS I FERRÉ (1880- 1936) OBISPO AUXLIAR DE TARRAGONA Consagrado obispo en 1934. El 12 de agosto de 1936, tres semanas después de ser detenido, lo obligaron a subir a la caja de un camión. Un par de descargas de fusil acabaron con su vida. MANUEL MEDINA OLMOS (1869- 1936) OBISPO DE GUADIX Lo detuvieron el 27 de julio. Estuvo encarcelado hasta el 30 de agosto. Fue trasladado hasta Vícar (Almería) Allí, le abatieron a tiros, rociaron su cuerpo con gasolina y le quemaron SALVIO HUIX MIRALPEIX (1877- 1936) OBISPO DE LÉRIDA El 21 de julio lo llevaron a la cárcel. El 5 de agosto hicieron subir a un camión al obispo, junto con otros 22 presos seglares. Los milicianos los fusilaron en el camposanto. CRUZ LAPLANA Y LAGUNA (1875- 1936) OBISPO DE CUENCA El 28 de julio de 1936, un grupo de milicianos entró en el palacio arzobispal de Cuenca. Lo detuvieron. En la noche del 7 al 8 de agosto de 1936 decidieron matarlo. DIEGO VENTAJA MILÁN (1880- 1936) OBISPO DE ALMERÍA Encarcelado en el convento de las Adoratrices, convertido en prisión. De ahí lo llevaron al barco- prisión Astoy Medi el 26 de agosto. El 30 lo sacaron el barco para darle el paseo D. MIGUEL SERRA SUCARRATS (1868- 1936) OBISPO DE SEGORBE Los milicianos lo torturaron brutalmente para que les dijera donde estaba el tesoro de la residencia episcopal. No existía, claro. Un piquete le mató en la madrugada del 9 de agosto. ANSELMO POLANCO FONTECHA (1881- 1939) OBISPO DE TERUEL Teruel fue conquistada por los republicanos el 7 de enero de 1938. El obispo fue hecho prisionero. Lo llevaron primero a Valencia y luego a Barcelona. Lo fusilaron el 7 de febrero de 1939 MANUEL BASULTO JIMÉNEZ (1869- 1936) OBISPO DE JAÉN Lo encarcelaron en la catedral, convertida en prisión. El 12 de agosto lo metieron en un tren. Llegaron al Pozo del Tío Raimundo (Vallecas, Madrid) donde por la espalda, le mataron. N. DE ESTÉNAGA Y ECHEVARRÍA (1882- 1936) OBISPO PRIOR DE CIUDAD REAL El 5 de agosto un grupo de milicianos asaltó el obispado. El 22 de agosto dispararon contra él apuntando a la cabeza. Fue en Peralvillo Bajo, a unos 8 kilómetros de Ciudad Real. FLORENTINO ASENSIO BARROSO (1877- 1936) OBISPO ADMINISTRADOR DE BARBASTRO Fue recluido en el obispado hasta la mañana del 23 de julio de 1936. De allí pasó a la cárcel, de donde le sacaron para matarlo. Dios mío, abridme las puertas del cielo pidió. EUSTAQUIO NIETO MARTÍN (1866- 1936) OBISPO DE SIGÜENZA El 25 de julio de 1936, miembros de la CNT y de la FAI acudieron al palacio episcopal. Acabaron deteniéndole. Lo fusilaron en la carretera que va de Sigüenza a Alcolea del Pinar Quien quiera una equis en el IRPF, como la Iglesia, que lo pida -A los obispos mártires les señalaban como representantes de la clase pudiente. Después, con la teología de la liberación, se habló de la iglesia de los ricos y la iglesia de los pobres. ¿Son simplificaciones? ¿Dónde está la Iglesia española? -Siempre han sido simplificaciones. Por ejemplo, al obispo Sucarrats, de Segorbe, lo estuvieron torturando días y días porque querían saber dónde estaba el tesoro del palacio episcopal. Pero claro, en el palacio episcopal no había ningún tesoro. Era una casona destartalada, producto de la herencia secular. Y sin embargo propagaban la idea de que había armas y tesoros en las residencias episcopales, en los conventos, en las iglesias... Pero claro, no había nada de eso. La iglesia de entonces no era la iglesia de los ricos, como tampoco lo es ahora. La mayoría de estos doce obispos mártires proceden de la clase modesta. El obispo de Ciudad Real, Narciso de Esténaga y Echevarría, por ejemplo, era el hijo de una lavandera, y su padre un jornalero de Vitoria. Lo que sí ocurre es que la Iglesia no acepta el maniqueísmo de la lucha de clases, de que todo rico es malo y todo pobre es bueno. La Iglesia, ni entonces ni ahora, tiene una visión maniquea. -El hecho de que se pueda asignar a la Iglesia el 0,7 en el IRPF, un impuesto finalista, lo ven algunos como un privilegio. ¿Por qué a la Iglesia se le puede dar ese 0,7, y no a otras instituciones? -El Estado español es un Estado aconfesional pero concibe la presencia de la religión como algo bueno, algo que ayuda al bien social, y esto ocurre con la Iglesia católica y con las demás confesiones. Sobre esa base constitucional, el Estado establece relaciones de colaboración con la Iglesia católica. De ahí que se arbitrara ese sistema de colaboración. Y lo arbitrara el Estado, evidentemente con la aprobación de la Iglesia. Me parece que es un sistema bastante aceptable porque se basa en la libre voluntad de los contribuyentes. Quien no quiera ERNESTO AGUDO Arriba, monseñor Martínez Camino. A la derecha, los retratos de los mártires, obra de la pintora Nati Cañada Colaboración El Estado español es aconfesional, pero concibe la presencia de la religión como algo bueno que haya un dinero público para la Iglesia, entonces, simplemente, no pone la X en la asignación para la Iglesia católica. Y el Estado colabora con ese sistema, dando la oportunidad a los contribuyentes de decir si quieren ayudar a la Iglesia. No asigna una cantidad fija en los Presupuesto del Estado. No está subvencionando a la Iglesia. Deja en manos de los ciudadanos el señalar algún dinero del conjunto de los dineros del IRPF. -Pero sí hemos de convenir que es un cierto privilegio el que se pueda poner la X a la Iglesia y no a otras instituciones. -No es un privilegio. Quien quiera estar en esa situación, un partido político, un sindicato, que lo pida. La Iglesia no ve ningún inconveniente en que se abra ese sistema. La Iglesia no considera que ha de ser un tratamiento solo para ella. Si el Estado considera oportuno que sea un sistema también para los sindicatos, por ejemplo, pues estupendo. Si lo reivindican, por supuesto que no nos oponemos. Otras instituciones con las que el Estado colabora, porque tienen interés público, también pueden acogerlo. El sistema de la Iglesia es uno de los posibles, puede ser mejor o peor, pero es uno. Si solo fuera la Iglesia una institución con fin social con la que colaborara el Estado, entonces se podría hablar de privilegio. Pero el Estado colabora de muchas maneras con otras instituciones, y esas muchas maneras son igual de discutibles. -O sea, que usted al que dice que la Iglesia tiene privilegio con el 0,7 responde que lo pida para él. -Fue la fórmula adoptada por las autoridades civiles en su momento y se hizo de una manera con la que nosotros hasta hoy no estamos de acuerdo. Y es la contraposición entre la Iglesia y otras organizaciones con otros fines sociales en un mismo apartado del IRPF. Como si hubiera una contraposición. Se podía poner en otra parte del IRPF. Pero no en contraposición con la Iglesia, como se hizo. Más adelante se avanzó porque se puso otros fines sociales. Y es que la Iglesia también tiene un fin social, en sentido amplio. Y luego se hizo compatible señalar las dos casillas. Al principio era excluyente. -Algunos sostienen que si la Iglesia pasara al modelo alemán, el del impuesto religioso, quedaría más clara la separación. -Allí el Estado actúa como recaudador para la Iglesia. A todo el que es católico, se lo recauda, o a los luteranos, etc. En España no se podría hacer porque habría que decirle al Estado la confesión de la gente, y no está permitido.