Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 INTERNACIONAL DOMINGO, 10 DE JUNIO DE 2012 abc. es internacional ABC Enrique Peña Nieto México no puede esperar más el fin de la violencia CANDIDATO DEL PRI A LA PRESIDENCIA DE MÉXICO BEl favorito en los sondeos promete ofrecer pronto resultados contundentes en la lucha contra el narco E MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL EN MÉXICO nrique Peña Nieto tiene la lección bien aprendida y repite como un mantra sus compromisos con México, aquellos que firma en público y ante notario durante sus actos de campaña. El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia quizá no sea Castelar, pero tampoco parece esa especie de muñeco hinchable que dibujan sus críticos, incapaz de hilar tres frases coherentes sin un papel delante. A tres semanas para las elecciones, y encaramado a la cima de la demoscopia (la mayoría de las encuestas le dan una ventaja de entre el 15 y el 20 por ciento, aunque varios sondeos reducen esa diferencia a una horquilla entre 4 y 14 puntos) Peña está haciendo una campaña de manual: expone lo mínimo, rehúye entrar a los trapos que le ofrecen sus contrincantes y limita las entrevistas. A la conclusión de un encuentro con empresarios en Guadalajara, ABC conversó con el candidato. ¿Ya se ve usted en la residencia presidencial de Los Pinos? -Estoy confiado en que el proyecto que estamos impulsando despierte el apoyo mayoritario de la sociedad mexicana. Estamos haciendo una campaña responsable y espero que eso nos permita ganar, y ganar muy bien, las elecciones. La violencia del narco, que se ha cobrado 60.000 vidas en el último sexenio, es la mayor preocupación de los mexicanos y la imagen que del país se proyecta en el extranjero. El programa de Peña en este rubro no difiere sustancialmente del de sus rivales, ni de la política aplicada por el presidente Felipe Calderón: empleo del Ejército mientras sea necesario reforma de la Justicia, combate contra la pobreza y la exclusión social, creación de una Policía nacional (Gendarmería, en la propuesta del PRI) ¿Se puede hacer algo en poco tiempo para enviar una señal, tanto al país como al exterior, de que el problema de la violencia tiene arreglo? -El compromiso es dar resultados y que se vea de manera tangible una mejora en los niveles que vive el país. El balance desde 2006 a hoy es más del doble en el índice de criminalidad y en la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, que son el termómetro para medir las condiciones de seguridad en cualquier parte del mundo. Yo espero que en los primeros meses, muy pronto, en el corto y medio plazo, haya resultados contundentes en esta materia. -Pero los milagros no existen... -Milagros, no; pero resultados, sí. Porque la sociedad no puede esperar más. Porque la sociedad demanda, con fastidio, que se tengan mejores resultados. No podemos esperar más tiempo y, por tanto, la exigencia sobre el Gobierno será mayor. Pero estoy resuelto a asumir esta exigencia y a trabajar para que pronto haya resultados en todos los ámbitos. En Guadalajara, Peña besa a endomingadas señoras de provincias ¡Te necesitamos, presidente! y estrecha manos de priistas de toda la vida, fácilmente distinguibles por su traje de espiga gris con pin en el ojal y su perfilado bigotito (hay un bigotito priista como hay una barbita progre o media melena pepera Al exgobernador del Estado de México lo acusan de ser solo fachada. De que no hay nada debajo del engominado tupé que imprime su imagen de marca. Lo cierto es que su peinado ha hecho fortuna y lo imitan sus correligionarios: como Aristóteles Sandoval, una suerte de clon mediopensionista de Peña y candidato a gobernador de Jalisco, que oficia de telonero en sus mítines de la capital tapatía. -Empresas españolas han tenido problemas en Iberoamérica, especialmente Repsol en Argentina. Usted propugna la reforma del sector petrolero en México y su apertura a capitales privados. No tendré ningún problema en pactar con quienes basan su campaña en impedir que recuperemos el poder; no son enemigos, son adversarios Veo la apertura energética como una gran oportunidad para México, para, sin privatizar, permitir la participación del sector privado -Yo veo la apertura energética como una gran oportunidad para México, para, sin privatizar, permitir la participación del sector privado. -Una de las bases de su programa la constituyen las reformas estructurales, siempre postergadas, que demanda el país. -Somos la opción política que tiene Regreso del PRI Peña Nieto saluda a sus seguidores durante un acto en Tijuana, en junio mejor condición para hacerlo: la derecha ya lo intentó y no pudo, y la izquierda se opone. La base social que respalda a mi partido tiene la fuerza política suficiente para que esas reformas puedan prosperar. Espero que (en las urnas) tengamos un resultado con el margen que proyectan las encuestas, lo que permitiría una mayoría en el Congreso y una mejor condición para lograr los apoyos para lograr las reformas estructurales. Detrás de Peña Nieto aparece en los sondeos Andrés Manuel López Obrador. El candidato de la izquierda ha logrado engancharse al movimiento estudiantil YoSoy 132 unos indignados a la mexicana cuyo principal objetivo es impedir que el PRI recupere el poder que monopolizó durante 71 años. López ya se ha puesto la venda antes que la herida y, como hiciera en 2006, se anticipa a denunciar el fraude que dice fraguarse en su contra el próximo 1 de julio. El miedo al retorno del que fuera partido hegemónico entre 1929 y 2000 es también el leitmotiv de Josefina Vázquez Mota, la aspirante del Partido Acción Nacional (PAN) del presidente Calderón. Pero a la dos veces ministra muchos la dan por muerta políticamente; incluido el expresidente Vicente Fox, quien ha apelado de manera sibilina al voto útil para Peña Nieto. -De no conseguir mayoría parlamentaria, ¿podrá forjar con otros partidos esos acuerdos que hasta ahora no han sido posibles? -La política sirve cuando se hace Reforma petrolera