Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 CÓRDOBA DOMINGO, 10 DE JUNIO DE 2012 cordoba. abc. es ABC N o ha cumplido dos años y se diría centenaria. Hay tabernas que cuando se abren parecen que hubieran estado siempre, tabernas sin las que nos cuesta imaginarnos nuestra vida, tabernas que recordamos desde el mostrador al que nos subían nuestros padres o desde el reposapiés en el que nos sentábamos ignorando la regañina de nuestras madres. Son tabernas que huelen a infancia perdida, como huelen todas las cosas que de verdad merecen la pena. Son tabernas que nacen con poso, con flor, con solera, tabernas con la genética bien puesta, con los ancestros en su sitio, con la memoria clara de otras muchas tabernas anteriores. El Ruedo de Córdoba es así. Como señala Manuel López Alejandre- -primer tribuno del vino y de las tabernas cordobesas- su hechura responde a la de la taberna decimonónica, que describiera Baroja en La feria de los discretos. La solería antigua, la madera seria, el mármol blanco, las lámparas barrocas, los abanicos expuestos, las láminas taurinas, los dueños que no se notan y los clientes formando parte de la decoración. Porque las buenas tabernas hacen a los clientes, y no al contrario. Ir a una taberna de categoría es como estudiar en un colegio de pago, marca para siempre. Es más importante elegir la taberna que las amistades, puesto que a las amistades las selecciona la taberna. Pero la certidumbre del enraizamiento de una taberna sólo puede aportarla la veteranía de sus camareros. Las tabernas de postín nacen criadas o nacen mal. Por eso los camareros del Ruedo vienen enseñados. Ramón, Manolo, Salva... y, en la cocina, Nani y Mati. La escuela de Aqua, sobre todo. Inmejorable referente de eficiencia hostelera. Y, por si cabía alguna duda sobre la manifiesta vocación de clasicismo que tiene esta taberna, ninguna prueba de más garantía que el rótulo elegido para bautizarse. Hay que echarle valor. Ahora que la afición no llena ni el ambigú de Los Califas, los toros salen con menos ánimo que Finito de TABERNARIO SENTIMENTAL JAVIER TAFUR y VIC CÓRDOBA El Ruedo de Córdoba Los clientes son parte de la decoración de la taberna. Porque las buenas tabernas hacen al cliente y no al contrario Córdoba, los Chopera se desaparecida revista del despiden de la plaza mismo nombre, cuyas arUBICACIÓN como quien corre los tísticas portadas adorLa taberna se encuentra sanfermines y la pronan la pared que enen la avenida de Gran piedad de la misma se frenta la barra. HomeCapitán, 40, en pleno queda más pasmada najear a la revista que centro comercial y que Don Tancredo, llefue manoletista desde financiero gan estos avezados su fundación, en vida y subalternos y se plandespués de la muerte tan en El Ruedo... Con del maestro, constituye un par. Eso es casta... una proclama de cordobeNo hace falta explicar que sía y una apuesta decidida por la fuente de inspiración reside en la la excelencia también en lo taurino. Porque en El Ruedo no sólo se hablaba de toros. Sus páginas no se limitaban a recopilar crónicas taurinas. En El Ruedo se recogía además todo lo que ha hecho de la tauromaquia parte inseparable y fundamental de nuestra cultura más idiosincrásica. La literatura, la pintura, la música, el cine están también en El Ruedo, con sus mejores exponentes, haciendo causa común y gloriosa con la Fiesta Nacional. Y acaso la desaparición de esta revista sea síntoma principal del mal que hoy la aqueja: el profundo desarraigo cultural sufrido por ella en los últimos años. La tauromaquia no está ya en las doloridas coplas, en los grandes cuadros, en las certeras columnas, en los sentidos poemas... Quizá porque el toro auténtico no esté ya tampoco en los campos, al menos en las dehesas. El toro está, sí, en las banderas y con ellas en los campos de fútbol. Pero este no es el toro auténtico. Y lo sabemos. Hay que saludar, pues, con emoción que venga una taberna nueva, con instinto clásico, a recuperar lo que tal vez sea ya irrecuperable. Por lo pronto, lo que de ella depende hecho está: estilo y buen vino. Ahora sólo falta que los toros embistan...