Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 PRIMER PLANO Ayuda al sistema financiero español DOMINGO, 10 DE JUNIO DE 2012 abc. es economia ABC Una realidad bancaria dispar 17.573 Cifras en millones de euros 14.535 19.040 30.746 20.141 Santander 337.831 BBVA UNIM (612.976 en total) (1,25 billones en total) 338.450 Caixa Bank Banca Cívica 342.618 303.190 Bankia Sabadell CAM 166.346 Las dos caras de la banca española BEl FMI asegura que Santander y BBVA están sanos y que los problemas se limitan al 30 del sistema MARÍA CUESTA, MONCHO VELOSO MADRID La banca española se ha convertido en el gran quebradero de cabeza de Europa. En apenas unos meses, la crisis se ha llevado por delante el principal activo de todo sistema bancario: su credibilidad. Ahora, además de varios miles de millones, el sector asegura que harán falta años para recuperarla. En medio de la tormenta, el Gobierno ha intentado arrojar luz poniendo en marcha dos reales decretos ley- -a los que se unirá una tercera vuelta de tuerca más- ha contratado a dos consultoras externas, a cuatro auditoras... Un importante esfuerzo en términos de balance que, sin embargo, no ha conseguido su objetivo: separar el grano de la paja. La realidad de la banca española es dispar. Y por ello las medidas dirigidas a sanear el conjunto del sector no han hecho sino desatar las quejas de la parte fuerte, que sufre ahora en sus balances el descrédito de los más débiles. Esta es, precisamente, la principal tesis del informe sobre la salud bancaria que hizo ayer público el FMI. El núcleo del sistema financiero de España es sólido, está bien gestionado y resistiría a nuevos shocks aunque persisten importantes vulnerabilidades en el sistema Un análisis de los datos agregados del sector que ofrece el Banco de España desvela que el avance de la crisis ha agudizado el deterioro de los activos y los préstamos dudosos en España suponen ya el 8,3 del total de la cartera, frente al 5,9 que regis- traba en 2010. ¿La causa? El ladrillo, que hizo repuntar hasta el 20 %lo s impagos en los créditos a constructores y promotores inmobiliarios. Al tiempo, el coeficiente de solvencia total de las entidades españolas se elevó en cinco décimas en el conjunto del sector, hasta el 12,4 tras un esfuerzo muy importante de dotaciones a provisiones. El resultado de esta ecuación fue la reducción prácticamente a cero del beneficio neto del sector. Pero lo cierto es que ni el beneficio de todas entidades es cero, ni su solvencia supera el 14 El institución que preside Christine Lagarde hace hincapié en que los bancos españoles más grandes, el BBVA y el Santander, están lo suficientemente capitalizados y disponen de una sólida rentabilidad como para soportar un mayor deterioro de las condiciones económicas Las vulnerabilidades por tanto, corresponden a un conjunto de bancos que, a diferencia de los dos anteriores, no están diversificados internacionalmente así como a las antiguas cajas que se han bancarizado y que ya han recibido ayudas del FROB. A final de 2009, en España había 45 entidades con un tamaño medio de 29.318 millones de activos. El año 2012 arrancó con 14 entidades y una media de 86.132 millones de balance. Un proceso de reordenación total: se cerraron 3.898 oficinas (el 15,6 y se despidió a 16.985 empleados (el 15,5 aunque los gastos generales se redujeron solo un 0,7 y los de personal un 6,6 y el número de consejeros en las entidades creció un 22 Muchos de esos procesos se guiaron más por criterios políticos que económicos, al fomentar fusiones frías (sistemas institucionales de protección) que permitía la integración de entidades sin que ninguna de ellas perdiese su identidad regional ni influencia política. Y, además, se reestructuró antes de haber saneado el sector. Desde 2009 se han aprobado cuatro reformas financieras diferentes, cada una de ellas con sus requisitos de capital o provisiones. Ninguna ha conseguido destapar el verdadero agujero de la banca en el sector inmobiliario. Al contrario, han terminado por asfixiar al sector. De ese plan fallido se derivan buena parte de los problemas actuales. Bajo esas directrices nacieron en 2010 grandes grupos enfermos: Cata- Préstamo para recapitalizar la banca BAnálisis TONO SANTOS C uando esto escribo acaba de salir el anuncio oficial sobre el rescate de la banca española con fondos europeos y faltan detalles. España ha seguido la estrategia equivocada en la gestión de nuestra crisis bancaria y hemos hecho de un problema que era en principio manejable algo imposible de resolver por nuestros propios medios. Esto ha llevado a una pérdida de credibilidad y a estas alturas cualquier iniciativa en solitario sólo podía ser recibida con escepticismo. Necesitamos asistencia exterior, desde los evaluadores externos hasta el FMI pasando por nuestros socios de la Eurozona. Lo único bueno de la falta de credibilidad en una crisis bancaria es que se puede resolver con capital y cuanto más mejor: la línea de crédito de 100.000 millones de euros es mayor que las estimaciones, privadas y públicas. Por último el crédito solo podía ser externo y oficial porque precisamente las dudas sobre el agujero real en nuestra banca ha hecho que el capital privado externo sea reacio a la refinanciación de la economía española. Lo fundamental: el FROB, que emite con la garantía del estado, se apalanca para recapitalizar la banca española. El contribuyente español asume así el riesgo de las pérdidas latentes en la banca española. Esperemos que este riesgo no se traduzca en graves pérdidas. Por último la condicionalidad parece limitada exclusivamente al sector financiero y no hay condicionalidad macroeconómica. Las dos cosas es probable que estén ligadas: puede que sea la falta de condicionalidad macroeconómica la que hace que nuestros socios no estén dispuestos a absorber pérdida alguna. ¿Por qué la urgencia de este plan? Por las elecciones griegas y porque el pasivo de nuestro país frente al Eurosistema no hace sino incrementarse y ha rebasado en abril la barrera de los 300.000 millones de euros, un increíble 30 del PIB. Esto coloca a la Eurozona en una posición imposible. El gobierno hizo bien en resistirse a un rescate global y circunscribirlo en todo lo posible a nuestra banca. Hay que utilizar nuestra renovada autonomía en política económica para resolver los muchísimos retos que aún quedan. TONO SANTOS es catedrático de la Universidad de Columbia