Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 10 DE JUNIO DE 2012 abc. es economia PRIMER PLANO 25 Ayuda al sistema financiero español CHISPAS Reacciones Hay vida tras el rescate Por CURRI VALENZUELA Wolfgang Schäuble Es un paso importante que eliminará la incertidumbre. España está en el camino correcto por sus reformas MINISTRO ALEMÁN DE FINANZAS Mario Monti El Eurogrupo apoya a España y confía en que cumplirá sus compromisos de déficit y reformas PRIMER MINISTRO ITALIANO Michael Noonan El anuncio del Eurogrupo generará la confianza y estabilidad que tanto necesita la zona euro MINISTRO IRLANDÉS DE FINANZAS N Rosa Díez Repercutirá de forma muy negativa en la imagen de España y en la confianza de nuestros socios PORTAVOZ DE UPyD J. Antonio García Rubio Es responsabilidad de los gobiernos del PP y el PSOE y es mucho más grave de lo que nos vienen diciendo SECRETARIO DE ECONOMÍA DE IU Josep Sánchez Llibre Es positivo porque no es un rescate; cuanto más rápido se vaya será mejor y llegará el crédito PORTAVOZ ECONÓMICO DE CiU El PSOE pedirá que Rajoy dé explicaciones en el Congreso BEl presidente del Gobierno informó a Rubalcaba por la tarde del acuerdo europeo L. L. CARO A. GUBERN MADRID BARCELONA El PSOE reaccionó a las explicaciones del ministro Luis de Guindos y del Eurogrupo con un comunicado en el que tachó de mala noticia para España el rescate de la banca y anunció que va solicitar la comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso. El presidente del Gobierno informó por la tarde del acuerdo europeo al jefe de la oposición y secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, que la misma mañana había advertido en Ferraz que, en este rescate no pueden pagar justos por pecadores y que el dinero público debe volver a las arcas públicas Rubalcaba reunirá esta mañana al núcleo de su Ejecutiva, tras lo que habrá un pronunciamiento del PSOE en profundidad sobre las decisiones conocidas. Ayer, el líder del partido ya subrayó que los socialistas hemos trabajado para que no haya res- Alfredo Pérez Rubalcaba EFE cate, lo hemos hecho en el Gobierno y en la oposición apoyando al Gobierno en Europa tras lo que recalcó la importancia de que todos los españoles defiendan unidos el país. Es momento de que los políticos sean por encima de todo responsables aña- dió junto con la convicción de que vamos a salir adelante Lejos de esa postura, el eurodiputado socialista Antonio Masip dijo que el rescate deslegitima al Ejecutivo porque ha entregado España y pidió la dimisión de De Guindos y el ministro Cristóbal Montoro. Desde IU, su dirigente, Cayo Lara, escribió en Twitter que el agujero de la banca que habrá que financiar upera los 100.000 millones de euros Rosa Díez, líder de UPyD, recurrió a su habitual estilo de censura a la totalidad al sentenciar que rescatar a la banca es rescatar a España y culpara al Gobierno de haber abordado la crisis del sistema financiero con frivolidad Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, afirmó que la ayuda europea que se va a recibir la manera menos traumática de ser ayudados y recordó que no es un regalo sino un préstamo al sector financiero que debe poder devolverse a tiempo para que no acabe perjudicando a toda la sociedad. Admitió que es difícil de entender que la ayuda ante la crisis se concentre en el sector financiero, pero según él, urge cortar la hemorragia para que este sector no aplaste al resto de España. o van a venir esos hombres de negro de Washington y Bruselas que de la noche a la mañana decretan que el IVA suba cinco puntos, paguemos veinte euros por acudir a las urgencias de un hospital y ninguna autovía del país quede exenta de cobrar peaje, como sucedió en Portugal tras su intervención. Pero sí, nos van a rescatar. No es la opción preferida por el Gobierno, que hubiera preferido activar la inyección de dinero del Banco Central Europeo sin que el concepto, y mucho menos la palabra, rescate fuera pronunciada por el FMI o nuestros socios europeos. Rajoy y los suyos prefieren hablar de la ayuda europea a la banca y en buena medida llevan razón, porque en eso consiste la operación que se está poniendo en marcha. Pero también es verdad que el empeño de este Gobierno por mantener guerras semánticas está resultando baldío: la gente entiende por recortes lo que ellos insisten machaconamente en denominar reformas y la prensa de todo el mundo está a punto de titular España, rescatada sin preguntar en La Moncloa si la palabreja les gusta o no. Lo que la gente de este país necesita con tanta urgencia, como las cajas de ahorro nacionalizadas con inyecciones de miles de millones de euros frescos, es que el Gobierno les explique en lenguaje de la calle lo que está ocurriendo: sus intentos de que el rescate quede circunscrito al ámbito financiero y se limite a exigir a los bancos españoles financiados el saneamiento de sus cuentas, lo que se dicen los prohombres del Eurogrupo cuando celebran videoconferencias para hablar de nuestra necesidad de financiación, el por qué del debate de si es España la que debe de solicitar la intervención y, sobre todo, una aclaración importante: hay vida, y muy poco que temer para el ciudadano de a pie, después de un rescate como el que se avecina.