Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 SOCIEDAD SÁBADO, 9 DE JUNIO DE 2012 abc. es sociedad ABC No es tiempo para nuevos edificios SANTIAGO DE COMPOSTELA El edificio del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit) iba a construirse entre el casco histórico y la Ciudad de la Cultura. Tendría una superficie de 4.000 metros cuadrados, y un presupuesto de ocho millones de euros. La maqueta (debajo) se presentó en marzo de 2011. El proyecto está congelado. Ciencias del Patrimonio BARCELONA La sede del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) debía construirse en Barcelona, en el campus de la Universidad Pompeu Fabra, que impulsa el proyecto junto al CSIC. Nunca se llegó a construir aunque el instituto, que funciona, tiene su sede provisional en otras dos instalaciones científicas barcelonesas Instituto de Biología Evolutiva Maragall, en la presentación del proyecto original de la Fundación, en 2009 INÉS BAUCELLS La crisis deja sin edificio a dos centros de investigación en Barcelona y Santiago BEl Instituto de Biología Evolutiva y el de Ciencias del Patrimonio costarían 13 millones. El del alzhéimer seguirá adelante en un edificio más modesto No obstante, la UPF dispone de otra parcela en su campus reservada para el IBE, para tiempos mejores. Con todo, su director, Xavier Bellés, revela a ABC que en febrero un responsable del CSIC le aseguró que consideran crucial construir la sede del IBE cuando haya dinero, claro. Por ahora, en lugar del IBE se levantará la sede de la Fundación Pasqual Maragall, aunque reducida. La entidad debía ubicarse originariamente junto al hotel Vela de Barcelona, en un solar colindante al que actualmente ocupa la sede corporativa de la marca de moda Desigual, en primera línea de mar, aunque por motivos económicos tuvo que replantearse el proyecto, según precisaron a ABC fuentes de la institución. La idea era ocupar un gran espacio de 12.000 metros cuadrados, aunque vimos que su mantenimiento y el coste del proyecto, que iba a financiarse con fondos propios, resultaba demasiado caro precisaron ayer fuentes de la Fundación, quienes matizaron que no era un espacio propio sino de alquiler. El coste total de equipar ese espacio estaba presupuestado en 14 millones de euros, lo mismo que les costará construir y equipar su sede propia en el campus de la Ciutadella, que empezará a funcionar en el primer semestre de 2014. A la larga el primer proyecto era mucho más caro porque mantener esos 12.000 metros cuadrados es muy costoso La crisis también ha tocado al futuro Centro Nacional del Envejecimiento del País Vasco. El proyecto sigue en marcha, pero redimensionado, como el de la Fundación Maragall. L J. G. E. A. P. A. BARCELONA S. DE COMPOSTELA a crisis ha dejado algunos proyectos científicos en marcha, pero sin casa propia. Los edificios del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) en Barcelona, que impulsan el CSIC y la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y del Instituto de Ciencias del Patrimonio, en Santiago de Compostela, han quedado congelados, según ha sabido ABC. En marzo de 2008, se anunció la creación del IBE, dirigido por Xavier Bellés, y se dijo que su sede se construiría en un solar del campus Icaria 1 de la UPF. El edificio costaría unos 5 millones y debía inaugurarse en 2011. Hasta entonces, la veintena de gru- pos de investigadores que integran el IBE se alojarían de forma provisional muy cerca de la futura sede, repartidos entre las instalaciones que la universidad tiene en el Parque de de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB) y en el Centro Mediterráneo de Investigaciones Marinas y Ambientales (Cmima) del CSIC. Pero la provisionalidad no tiene a día de hoy fecha de caducidad. El IBE y sus prestigiosos investigadores- -reconocidos por trabajos como la decodificación completa del genoma del gorila, publicado en Nature -trabajan a pleno rendimiento. Pero sin edificio propio. Es más, el solar que se reservaba para su sede se ha destinado finalmente a albergar el edificio de la Fundación Pasqual Maragall, a inaugurar en 2014. Menos Fundación Maragall En Incipit, sin edificio En enero del 2010 se creaba en Galicia el Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit) un organismo dependiente del CSIC que tomaba el relevo No habrá traslado Los investigadores de los dos centros trabajan en sedes dispersas, pensadas como provisionales