Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ESPAÑA SÁBADO, 9 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ALIVIO EN EL CAOS L El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, junto a Carme Chacón, en una imagen de archivo EFE Nerviosismo en el PSOE por los últimos bandazos de Rubalcaba BEl líder de los socialistas sigue sin despegar, mientras Chacón cosecha éxitos dentro de su partido L. L. CARO MADRID Al implacable Alfredo Pérez Rubalcaba, fontanero en otros tiempos en las sombras de La Moncloa, parece que no le sienta bien la luz de los focos. Su liderazgo no se afianza y su fuerza para influir en la agenda política es cercana a cero. La marca Rubalcaba no despega ni dentro ni fuera de las filas del partido, y prueba de ello es el dato del último sondeo del CIS, que certificaba que si antes del 20- N el todavía candidato del PSOE despertaba en el 43 de sus propios votantes poca o ninguna confianza, en abril ese recelo contra el ya secretario general remontaba hasta el 46,8 por ciento. Casi cuatro puntos más. A juicio de un dirigente socialista, lo que a Rubalcaba le está pasando factura es fundamentalmente un defecto de incoherencia asociado a una mecánica de oponerse a lo que hace el PP, para luego terminar entregándose Así esquivó votar en contra de la reforma financiera, y fuera del idilio con Mariano Rajoy, cabe señalar poco más que la batalla que el PSOE todavía mantiene sobre la comparecencia de Carlos Dívar en el Con- greso. Está dando una sensación de pasteleo concluye la fuente, que señala que eso es justo lo contrario de lo que esperaban de él sus votantes. Y parte del partido. Síntomas del nerviosismo ante una figura que no cuaja y una hoja de ruta fallida han sido últimamente la pillada de Rubalcaba acusando de filtradora a una miembro de su Ejecutiva y, por encima de todo, los rocambolescos bandazos de los socialistas justificando hace dos semanas en el Congreso una postura y la contraria en relación con una investigación sobre Bankia. Aunque en el entorno de Carme Chacón niegan que ella tenga una estrategia de ataque calculada, los mismos fieles de la exministra celebraron como un primer éxito que el PSOE terminara pidiendo esa comi- Investigación sobre Bankia Poca o ninguna confianza Los votantes del PSOE otorgan al secretario general menos crédito que antes de su derrota el 20- N sión de la verdad sobre la gestión de la entidad bancaria que ella había exigido. Rubalcaba había claudicado a las presiones internas, y la que fuera su rival en el 38 congreso- -y perdedora por una raquítica diferencia de 22 votos- -ha reaparecido convertida en cabecilla del ala dura Y son muchos los que piensan que terminará capitalizando la irritación de quienes opinan que Rubalcaba se está excediendo en sus cantos de consenso, respaldo y tibieza con el Gobierno. Que Chacón pueda adelantar por la izquierda es lo que menos conviene a Rubalcaba en medio de su lucha por convencer de que no es un jefe provisional del PSOE, sino la esperanza electoral. Pero le acechan más riesgos. Si hay adelanto electoral en el País Vasco, el aterrizaje en Madrid de Patxi López se acelerará y Rubalcaba se verá condenado, no solo a que su archianunciada conferencia política de otoño quede eclipsada, sino a coexistir con un potencial competidor en las primarias. El lendakari tiene su público dentro del partido, y no es ni mucho menos pequeño. Ante ese proceso interno para elegir quién aspirará a La Moncloa en nombre del PSOE, Rubalcaba ya sabe que en los cónclaves de la Comunidad Valenciana, Madrid, Galicia o Andalucía, los militantes apostaron por alternativas contrarias a él a la primera oportunidad. Y como dicen en Ferraz, la militancia socialista es un reflejo fiel de la sociedad española. a elección de Luis Linde como gobernador del Banco de España me produce verdadero alivio en estos tiempos de depresión social, de recesión económica y quizá de desastre nacional. Su nombramiento es un acierto que tiene que ver con la obligada recuperación del prestigio del Banco de España. Esta personalidad, que une el dominio de la técnica a la finura intelectual y sus históricas colaboraciones en Información Comercial España a los modos de alguien que tiene vocación de servicio público, fue uno de los profesionales que integraron Carlos Bustelo y García Diez en los equipos de gobierno de UCD. Sería bueno, por ello, que esta sabia decisión de Luis de Guindos no quedara empañada por algún desdichado nombramiento tan propio de los complejos políticos de nuestra querida derecha. Porque acomplejamiento ha habido, durante medio año, ante la renovación de RTVE. Temían en La Moncloa que los chicos del PSOE, afectados en sus dineros e influencias, respondieran con una guerra informativa. En tiempos de ZP, y tras la espantada de aquel ser llamado Oliart, que tuvo como misión servir a la izquierda desde la derecha, los socialistas habían llevado el funcionamiento de la dirección del ente a un juego kafkiano de turnos y pactos que presentaban como paradigma de un estilo democrático y el final de una RTVE eternamente obediente a la voz de su amo Tan democráticos y pluralistas ellos, que a nada tienen tanto horror como a las soluciones que vienen de las urnas. Así, han presentado recurso ante el Constitucional e irán a más. Alguno a llegará a llorar en las pantallas. Entretanto, me gustaría que Echenique explicara su idea de RTVE. De momento, confío en que los nombramientos de Marisa Ciriza y Navarrete aseguren la independencia del Consejo: son profesionales de una pieza y tienen el sentido del servicio público de Luis Linde.