Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 7 DE JUNIO DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 75 Las claves B El Córdoba sale dominando al Valladolid, animado por una grada volcada con el equipo. Borja genera la única ocasión de la primera mitad en el minuto 1 1 Empuje inicial y ambientazo B B Fue adelantar la línea de presión, recuperar el balón con más rapidez y dominar de nuevo el duelo. La segunda mitad se jugó en campo pucelano 3 El conjunto pucelano tiene más presencia en el medio y controla el juego ante un bloque local impreciso e individualista. Guerra y Nauzet dan un par de sustos 2 Superioridad del medio rival Más presión y más Córdoba B 4 El delantero se peleó con la defensa visitante y generó las mejores oportunidades para desequilibrar el marcador, pero le faltó puntería para marcar Siempre Díaz, pero sin tino VALERIO MERINO recuperaba rápido el esférico. El partido pintaba muy bien. López Silva lo intentó con un disparo desde la frontal (m. 55) La presión adelantada, al estilo Jémez, daba fruto. El Valladolid era una sombra que corría detrás del balón. Cuando mejor jugaban los loca- les llegó el enorme susto de la noche. Ximo se dejó ganar la posesión por Nauzet en el área pequeña. El canario cedió a Sisi y éste a Javi Guerra, que estuvo a punto de marcar. El balón tocó la red y silenció el estadio, pero fue por el lateral y por detrás de la portería (m. 63) El Córdoba ya no cedió nunca más terreno. Y eso que hombres determinantes del equipo como Charles, Borja o Caballero no tuvieron la presencia de otras tardes. Eso sí, fue encomiable el sacrificio de éstos y el resto para adelantar la línea de presión. Se jugó toda la segunda mitad en campo pucelano. Jémez intentó cambiar el rumbo. Metió a Fuentes por Caballero, subió a Dubarbier al extremo izquierdo (Fede Vico entró por él más tarde) y López Silva se metió a jugar por dentro. El equipo fue más vertical. Y la banda izquierda se aprovechó más. Sin embargo, el partido lo tuvo Pepe Díaz. El cordobés se peleó con la defensa para buscar espacios. Los halló varias veces, pero sólo le faltó precisión para desequilibrar el marcador en dos disparos en el área en el 73 y en el 84. Entre medias, el portero visitante se lesionó. Jaime tuvo el partido parado cinco minutos. Eso enfrió el empuje blanquiverde. El partido acabó desordenado, con las plantillas agotadas (vaya palizón llevan en el último mes) y algo partidas en dos. Ahí, el Córdoba tuvo más presencia, pero no fue capaz de probar al recién entrado arquero visitante Dani. En la única acción que participó, el meta estuvo a punto de fallar. El empate sin goles tiene una perspectiva positiva. De los tres resultados posibles, al Córdoba le valen dos en el José Zorilla: victoria y empate (con goles) El espíritu de Pontevedra tiene tres días de trabajo. La vuelta será el domingo a las 20 horas, a falta de confirmación oficial.