Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 7 DE JUNIO DE 2012 abc. es cultura CULTURA 67 Premio a un clásico vivo mismo autor y en entender que hay otros Roths en Roth: que su escritura vuelve una y otra vez, como los fantasmas más pertinaces, a la memoria. El espléndido autobiógrafo (sin alter- egos, por una vez) de Los hechos; o el sátiro kafkiano que roza el esperpento en El pecho, la nouvelle sobre el hombre que se metamorfosea en teta gigante; o el anciano sorprendentemente relajado que confiesa no leer ficción en absoluto bromea sobre el Nobel eternamente preterido y sus más de 31 libros en un documental excelente, Roth sin complejos. Es de hace unos meses y ojalá se estrene pronto en España esa charla filmada con Livia Manera: añadiría un matiz más a este espectro de mil caras cuyo rostro se verá hoy en todas las pantallas. EL AUTOR QUE SIEMPRE GANA MÓNICA CARMONA EDITORA E n la obra de Philip Roth no se da nada por sentado; aquel que se acerque a sus novelas no encontrará ninguna identidad ni condición en las que acomodarse. El escritor no ha cesado en su carrera de ponernos contra las cuerdas. Recordemos el escándalo de uno de sus primeros personajes, un joven Portnoy que se propone acostarse con todas las mujeres que se cruzan en su camino y confiesa a su psiquiatra las fantasías sexuales más delirantes. Le han seguido muchos otros, entre los que destaca Nathan Zuckerman, alter ego del autor, portavoz de la idea misma de la escritura y la consecuencia que provoca: perplejidad y furia. Estos personajes siempre son testigos de las desgracias más comunes al hombre: el deseo, la fama, la destrucción de todo ideal político, el dolor, la enfermedad, la duda y la decadencia. Moverse entre esas aguas requiere coraje y una particular visión aguda y para conseguirlo su habilidad se despliega en dos frentes: su vigor estilístico y la voluntad de rehuir lugares comunes. Uno tiene la más absoluta certeza de que ya no hay vuelta atrás; la voluntad crítica, la independencia creativa e ideológica o la comicidad mezclada con tragedia de todas sus novelas te agarran por el cuello para no soltarte jamás. Sus grandes personajes ANTONIO VILLARREAL A la historia pasará la meticulosa descripción en El lamento de Portnoy (1969) de un adolescente que violenta un hígado crudo, usándolo como vagina horas antes de que su madre lo sirva para cenar. Descripción que haría palidecer a la siguiente generación de escritores provocadores. Entre las dos novelas protagonizadas por Kepesh y la tercera pasaron 25 años. Con este profesor que da clases de literatura, explora diversos aspectos de la sexualidad y las emociones. Alexander Portnoy David Kepesh ESTE DVD PORTÁTIL Y ESTÉS DONDE ESTÉS Nathan Zuckerman Más que un personaje, son muchos tipos de narrador compartiendo un mismo nombre, además de la punta del iceberg del proyecto meta- ficcional de Roth. Aparece también como personaje en La tierra bajo los pies la novela de 1999 escrita por Salman Rushdie. Así son estos posmodernos. En Decepción Philip Roth cuenta la historia de un escritor, americano, casado, que vive en Londres y se llama Philip. El novelista utilizó a este alter- ego homónimo para flirtear con una mujer casada o formar parte de una misión de inteligencia en Israel, argumento de Operación Shylock. Philip Roth