Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es 99 TRIBUNA GONDOMAR P En días como hoy Fuentes, Fernández y Fede Vico sienten sus colores de una manera especial VALERIO MERINO cumplir sus objetivos. Y es que el Celta veía frustrados sus deseos de regresar a Primera y el Córdoba siempre sufría por salvarse. Hoy, el siempre caprichoso destino puede brindarles una especie de felicidad en común. Sin embargo, todos estos prolegómenos no dejan de acogerse a simples habladurías. Y es que el balón es tan voluble como el destino y no se sabe lo que pueda pasar en el partido por mucho que Garai apelara a no hacer daño o De Lucas instara a que quiten los empates, si no quieren que empatemos Así se explica que Paco Jémez, quien ya anunció que su equipo no tomará riesgos, advirtiera de que es el partido en el que tenemos que estar más concentrados del año Tal vez, por eso no hizo una convocatoria de 18 jugadores. Jémez optó por una lista de 20 a la que regresan Patiño, Taira y Cerra, quienes no fueron citados por diferentes motivos. De hecho, Patiño apunta hasta la titularidad, ya que uno de los problemas añadidos que tiene el Córdoba es el de las tarjetas. Y es que Alberto García y los delanteros Charles y Díaz están apercibidos de castigo de cara al primer encuentro del play off siempre que certifiquen la clasificación. Incluso, puede que haya alguna novedad más en la alineación. Porque Jémez quiere frescura, algo que se le ha visto en las últimas semanas cuando el calendario se comprimió y, sobre todo, porque la gran batalla empeza- Citación Paco Jémez se lleva a 20 jugadores a Balaídos con las novedades de David Cerra, Javi Patiño y Taira Celebración preventiva En Vigo se habla ya de los preparativos de la fiesta conmemorativa del ascenso a Primera Tres apercibidos Si Alberto, Charles o Díaz vieran una amonestación, no actuarían en la ida de la serie del primer play off Sin confianzas ría en cuestión de horas. Por eso, el club ha extremado los cuidados y la expedición volará en charter y regresará mañana mismo. En cuanto al Celta, la semana ha estado más dedicada a hablar de celebraciones que del Córdoba. Incluso, el club llegó a emitir un comunicado en el que solicitaba que no hubiera invasión de campo con el fin de evitar una sanción económica del Comité de Competición. Herrera, como Jémez, tampoco se fía y ha repetido el ritual de citar a todos sus jugadores. Se presupone que la única duda es la de Túñez tras su esguince cervical del viernes para el eje de la defensa. Por lo demás, 90 minutos para que el Celta entre en una dimensión de primera. La misma que también anhela el Córdoba, aunque el paso previo de ambos es sumar hoy un punto... como mínimo. OR díascomohoy, unodecide en algún momento de su vida, más pronto que tarde, dedicarse a esta atacada, desde dentro y desde fuera, profesión. Aturdidos por las malas noticias diarias en todos los ámbitos, este mundo también nació para contar buenas nuevas. Y hoy, puede ser uno de ellos. 40 años después, el Córdoba volverá a luchar, punto mediante en Balaídos, por el ascenso. En días como hoy se echan en falta, más que nunca, a los que ya no están. A esos que esta noche, desde un palco en la eternidad, girarán la vista hacia Vigo para sonreír gracias a su Córdoba. En días como hoy, uno por fin deja atrás los problemas diarios para disfrutar de un momento histórico. Para sentirse orgulloso de haber nacido en esta tierra anclada en la mediocridad por el miedo a qué pasará por dar no sé qué o no sé cuál paso adelante por temor a la pérdida del voto o la impopularidad. En días como hoy, la celebración y la alegría, si el partido se desarrolla con lógica, debe de primar por encima de cuatro décadas de sinsabores y frustraciones continuas. En días como hoy, uno sueña con que el tiempo se detenga para abrazarse a la felicidad, tan bella como efímera en muchos momentos. Pero, como el tiempo no se frena, en días como hoy, uno, al menos, idealiza con que mañana pueda contar otra noticia que haga feliz a tanta gente. ¡Suerte, Córdoba! JAVIER GÓMEZ De invitado forzoso a la fiesta del otro El Celta puede conquistar esta tarde su undécimo ascenso a Primera División, lo que le pondría en una escala muy singular empatado con el extinto CD Málaga, el Betis o el Murcia, que se podría considerar como el gran clásico de la categoría. Hoy, como al Córdoba, le basta con sumar un punto para cumplir su objetivo. Es decir, que la escuadra blanquiverde puede convertirse en testigo directo de la gesta de un adversario. En concreto, sólo dos veces ha asistido a este tipo de circunstancias. La primera fue dolorosa, puesto que el partido pudo servirle para certificar su salto a Primera División. Fue en 1960 en el estadio Santiago Bernabéu en un partido de desempate de la promoción frente a la Real Sociedad. La última fue mucho más reciente y data de 2009. Entonces, el Córdoba, que se salvó el fin de semana anterior del descenso, llegó despreocupado a Zaragoza, que necesitaba un triunfo para certificar su ascenso de categoría. La Romareda no dio ningún tipo de opción al Córdoba, que se quedó como notario de la fiesta maña. Por cierto, que el árbitro fue el mismo que el de hoy en Vigo.