Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Semana negra para la economía española DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es economia ABC DESDE MADRID POR ANA I. SÁNCHEZ La primera guerra de Rajoy H BEl Gobierno asegura que Europa está preparando su táctica defensiva: hay que aguantar un poco más a sido una semana de nervios. De especulaciones y desmentidos, del mayor ataque semanal de los mercados a España este año, y de viajes al exterior en busca de apoyos. Siete días que comenzaron con la primera rueda de prensa del presidente, Mariano Rajoy. Pero como por arte de magia, han desaparecido del vocabulario del Ejecutivo las palabras grave, insostenible, dificilísima, extrema... usadas para describir la situación actual hace tan sólo unas semanas. En los pasillos del Congreso, los ministros han pasado de reconocer con naturalidad la presión de los inversores y el delicado marco financiero del país con la prima de riesgo en 400 puntos básicos, a encerrarse en el mensaje de que esto es superable cuando este indicador ha superado los 500. De reclamar una respuesta en 24 horas a los socios europeos a decir que España dispone del tiempo necesario. Por encima de todo, se quiere trasladar un mensaje de calama y confianza. Todos están alineados en que el Gobierno se debe defender de los ataques en los mercados haciendo lo que hace, trabajar en más reformas y la situación ya mejorará. Alguno se tragará sus palabras llegan a decir. Nadie se sale del guión. Incluso en privado cuesta arrancar otra respuesta. La teórica que aplican es que España está haciendo lo que le corresponde: recortar presupuesto. Que es menos preocupante financiar 50 euros a un tipo más caro que 100 a otro más barato y que existe capacidad de aguante. Apuntan al bono a diez años como la referencia real para medir el oxígeno de una economía y al 7 como el nivel asfixiante si se mantiene durante varios días consecutivos. España está aún en el 6,5 Hay tiempo para que llegue una respuesta desde el foco del problema: Europa. vo está preocupado e irritado por la ausencia de respuesta europea. Se reconoce que el Banco Central Europeo no parece que vaya a inyectar liquidez como ha pedido España y que los movimientos que empieza a haber en Europa en busca de solución no darán frutos a corto, como necesita España, sino a medio plazo. También que el Gobierno está preocupado, pero no es el momento de decirlo. Y se hace autocrítica. Se cree que se ha presionado demasiado al BCE cuando esta institución no admite que le digan lo que tiene que hacer. servadora podría intervenir para frenar el acoso a España pero no lo hace. ¿Cree que el euro no está en juego, no le importa o lucha en otra batalla? Varios ministros se encogen de hombros, pero algunos empresarios tienen dos tesis para explicar la jugada alemana. Una, que Berlín está forzando al Gobierno de Rajoy para que pida el rescate de los bancos españoles y así poder condicionar, aún más, su política. Dar una orden y que se cumpla al momento. La segunda es que élites de Alemania y estados del centro y el norte como Holanda, Luxemburgo o Finlandia estén coqueteando no con la ruptura del euro sino con su transformación en un euro reducido, Buscando culpables sin la periferia e incluso Al trasladar este discurso a sin Francia. miembros del Gobierno, alguLa Moncloa no lo comnos han empezado a buscar parte. Asegura que la situaun culpable. Lo ven en el mición actual no le beneficia nistro de Economía, Luis de a nadie. Que si cae España, Guindos, al que critican por cae el euro, y que los soconsiderar que ha focalizado cios europeos ya se han su atención en las instituciodado cuenta y están busnes comunitarias, descuidancando remedio. Pero EuroEFE do a las agencias de rating Timothy Geithner junto a Saénz de Santamaría pa va despacio, argumenque, guste o no, son las que al tan, y hay tiempo, insisten. final influyen en los mercados. Algu- este diagnóstico. Allí De Guindos tie- Hay que aguantar un poco más. no llega a apuntar que en su esfuerzo ne una imagen muy favorable, de tecComo otras generaciones antes, por contentar a los grandes de Bruse- nócrata y gran conocedor de los mer- España lucha ahora en una guerra. las, -sobre todo el presidente de la cados, y lo que se critica es que en Es- Pero esta vez es una contienda evoluComisión Europea, José Manuel Du- paña a veces se cuestionen sus decisio- cionada en la que los aliados no están rao Barroso; y el jefe del Consejo Euro- nes. Tras meses de durísimos refor- claros y los enemigos tampoco. En la peo, Herman Van Rompuy- no ha mas y recortes sentencian: el proble- que no se lucha cuerpo a cuerpo sino mantenido en primera persona el ma no es De Guindos, es España contra clics de ordenador, y no cuencontacto que debería con el equipo Para lo que nadie parece tener res- ta tanto ganar batallas como la peralemán, con influencia decisiva so- puesta- -o querer decirla- -es para el cepción de no haberlas perdido. En la bre el BCE. papel que está jugando la canciller que un simple cambio de vocabulario En Europa, sin embargo, no se hace germana Ángela Merkel. La líder con- es una buena estrategia. Lenta Europa DESDE BRUSELAS POR ENRIQUE SERBETO Alemania presionó a España para que use el fondo de rescate, según Der Spiegel Se discute la presión al BCE E Desde La Moncloa se asegura que el presidente es el miembro más tranquilo de todo su equipo, que los socios empiezan a moverse hacia posiciones integradoras que llevarán a la solución de la crisis y que de las elecciones griegas puede salir un gobierno que apueste por el euro. Sin embargo, en el círculo de Rajoy, la visión es algo distinta. Se confía en que la situación se acabe arreglando pero se admite que el jefe del Ejecuti- l ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, presionó al titular español de Economía, Luis de Guindos, para que España recurra al fondo de rescate europeo, ante el temor de que no logre salir a flote por sí misma, según publica hoy el semanario Der Spiegel Según esta publicación, la canciller Angela Merkel y su ministro optaron por esta vía a principios de semana. Schäuble habría planteado esa posibilidad a Guindos en su encuentro del miércoles en Berlín, opción que el ministro español habría rechazado con el argumento de que España será capaz de salir adelante por sus propios medios. De acuerdo con esa publicación, el Gobierno alemán estima que la banca española precisará de una inyección de capital de entre 50.000 y 90.000 millones de euros. El propósito del equipo de Merkel es que España sanee por esta vía su banca, vistas las dificultades con que topa para financiarse en los mercados, y a intereses cada vez más altos, que en la semana pasada alcanzaron niveles del 6,7 Berlín rechaza tajantemente la posibilidad de que una ayuda directa del fondo de rescate a la banca, sin pasar por los Gobiernos, en este caso el español, contrariamente a las opiniones expresadas en esa dirección desde el FMI y la Comisión Europea. Tanto Merkel como Schäuble han expresado reiteradamente esta semana su confianza en las medidas adoptadas por el gobierno de Mariano Rajoy. El pasado jueves la canciller pidió explícitamente confianza en las reformas estructurales del Gobierno español.