Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 INTERNACIONAL DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es internacional ABC Cuatros residentes españoles diseccionan los claroscuros políticos y laborales de este Estado del Golfo Qatar, las dos caras de la dictadura del petróleo EDUARDO S. MOLANO ENVIADO ESPECIAL A DOHA M irada de ochenta años, pero voz de efebo radical. Son las once de la mañana y en la mezquita Omar Bin al Khattab de la capital de Qatar, Doha, el jeque Yusuf al Qaradawi (considerado uno de los predicadores suníes más renombrados del islam) comienza su sermón semanal. De la necesidad de finiquitar ya al asesino régimen sirio a llamamientos a la guerra santa para acabar con el sionismo la diatriba de este clérigo, a quien una encuesta en 2008 de Foreign Policy situaba como el tercer intelectual más destacado del mundo, no deja títere con cabeza. Eso sí, ¿críticas internas al Gobierno qatarí? Ni una sola. Una actitud, ciertamente paradójica, para un país que cuenta con una monarquía absolutista desde hace casi dos siglos y donde los partidos políticos son ilegales. No debemos olvidar que aquí gobierna una dictadura asegura el español Álvaro Galán, residente en el país. Su opinión está más que autorizada. En la actualidad, este joven técnico de sonido trabaja en Al Yasira, emisora televisiva convertida en portavoz improvisada de las revueltas árabes, pero de excesiva mesura con las últimas crisis del Golfo como Bahréin o Arabia Saudí (para conocimiento de mentes malintencionadas, Hamad bin Thamer, presidente de la cadena, es familiar directo del emir catarí, Hamad bin Jalifa Al Thani) El último ejemplo, su exceso de celo a la hora de reportar el incendio de un centro comercial en Doha que a principios de semana se cobraba la vida de al menos 19 personas, cuatro de ellos menores de edad españoles. Hecho fortuito, no obstante (y del que ningún país es inmune) pero no por ello, menos denunciable. La mayoría de mis compañeros tuvieron que informarse de esta tragedia a través de otras emisoras internacionales. Aquí hay que dar una imagen de que todo funciona perfectamente. Aunque no sea así recuerda Galán. Son las miserias y falsos mitos de un país que camina con una renta per cápita cercana a los 65.000 euros anuales, pero cuyo faraónico proyec- to esconde no pocos claroscuros. (Pese al lujo) la construcción civil de Qatar no tiene los estándares de Europa o países como Japón o Estados Unidos afirma Francisco Garrote, socio de Seattle Contracting que reside en el país desde hace doce años. Para él, la construcción es mucho más barata, ahorrándose en los costos o los acabados También en el factor humano. En la actualidad, de los apenas dos millones de almas que componen este pequeño país del Golfo, cerca del 80 son inmigrantes (originarios, principalmente, de la India, Nepal, Bangladesh o Filipinas) sometidos todos ellos mediante la kafala que vincula la residencia legal de un trabajador extranjero a su empleador o patrocinador lo que impiden que éstos puedan cambiar de trabajo sin el consentimiento de su capataz. O incluso, abandonar el país. A día de hoy, Qatar solo puede ofrecer una cosa: trabajo destaca Ignacio del Riesgo, director de desarrollo de empleados de la cadena hotelera Oryx Rotana en Doha. Para este madrileño, Qatar es una sociedad que no se mezcla con nadie. Tú eres solo lo que ellos han comprado, lo que ellos tienen para hacer sus proyectos Y la doble moral no se limita al terreno laboral. En los últimos tiem- Mayoría inmigrantes El 80 son inmigrantes Indios, filipinos, nepalíes están sometidos por ley a un empleador gracias al cual consiguen la residencia Voces españolas en Qatar Francisco Garrote Socio de Seattle Contracting Ignacio del Riesgo Director de desarrollo hoteles Oryx Rotana Construcción por debajo del estándar de Europa Pese al lujo externo, la construcción civil de Qatar no tiene los estándares de Europa o países como Japón o Estados Unidos destaca Francisco Garrote, socio de Seattle Contracting. Para este residente en el país desde hace más de una década, el Gobierno de Doha es quien domina la economía completamente, creando primero las infraestructuras y luego provocando la demanda. Esto es quinquenal, como en la Unión Soviética, ellos tienen un plan y luego lo implementan. Y como tienen plena capacidad política y hacen las leyes, luego es mucho más fácil acomodar la Qatar quiere ser más que referente del lujo Qatar no quiere ser ya solo el referente de lujo de Oriente Medio, sino también cultural. Y lo están comprando. Es solo cuestión de dinero destaca Ignacio del Riesgo, director de desarrollo de empleados de la cadena hotelera Oryx Rotana. Sin embargo, para Del Riesgo, las libertades laborales en el Estado del Golfo están ahora más limitadas en comparación a sus vecinos de Abu Dhabi o Dubai. Éste es el caso de la kafala que vincula la residencia legal de un trabajador extranjero a su empleador o patrocinador lo que impiden que éstos puedan cambiar de demanda a los proyectos que les interesa asegura. Aunque con un crecimiento de su economía a más del 10 anual y con una población local de tan solo un 20 todo sea más fácil.