Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es LOS DOMINGOS DE ABC 63 a Carlos, también pandillero. Daniel Felipe decidió dar un vuelco a su vida y en 2009 ingresó en La Élite, un grupo de hip- hop de la comuna 13 en el que se ocupa de la escuela de grafiti. Con sus dibujos hace memoria para no caer en los mismos errores No soy bueno para sacar a los pelaos de la violencia pero sí para mostrar a los niños que hay un futuro; el grafiti ha sido mi salvación y proyecto de vida relata junto a sucasa, donde loscordiales saludos de los vecinos revelan que se le respeta. Como al grafiti de la entrada de la comuna, al que no le han pintado niuna raya encima. El joven paisa reconoce además que hoygano más queen el combo yla tranquilidad lo es todo A Perro le ha tocado rehacer su vida y la de sus tres hermanastros de 15, 12 y 9 años. Hace menos de un mes que su madre falleció de cáncer. La noche en que agonizaba los cuatrole dijimos: váyase adescansar tranquila, usted está sufriendo Le preocupa más el pelao de 12 años que las dos chicas. Pese al nuevo golpe, sigue pensando en positivo. Mecánico de motos, se ha marcado otra meta: licenciarse en arte o arquitectura. Reconoce el tremendo desarrollo de su ciudad en cuanto a infraestructuras, pero le falta que la educación superior sea gratuita Mi vida no ha sido fácil, pero ni la pobreza ni la violencia han sido obstáculos para salir adelante apunta el grafitero. Formé parte de un mundo falso de jóvenes que creen que la plata es todo en la vida Vistas de mirador sobre Medellín. Abajo, como parte de la revitalización de la comuna 13, el grafitero Daniel Felipe Quiceno Perro y una demostración de hip- hop del grupo Son Batá Somos capaces de soñar y salir de la adversidad, de contagiar con el arte Después de crecer en un mundo de guerra de llegar a reconocer el calibre de los disparos y a qué combo pertenecían, no niega que todavía hay violencia en la comuna 13, pero es más suave y silenciosa Tanto Perro como Jeihhco el fundador de La Élite, recuerdan con dolor las operaciones Mariscal y Orión que las fuerzas de seguridad colombianas emprendieron en mayo y octubrede 2002 para acabar con las milicias asentadasen esta comuna, clave en aquel momento para controlar el tráfico de droga y armas. Más arriba de la casa morada tiene su sede el movimiento artístico Son Batá (tambor yoruba) Es una vivienda típica de las laderas de Medellín, pintada toda de colores vivos, con un estudio de grabación recién estrenado. Parte de sus integrantes, como vecinos de la comuna, son descendientes de afrocolombianos desplazados por la violencia en el vecino Chocó. Al crear Son Batá en 2005 apostaron por la transformación para ganarle jóvenes a la guerra, después de ver morir a amigos y vecinos en Orión la mayor operación militar en territorio urbano señala John Jaime Sánchez, uno de sus líderes. A pesar de las brechas tan grandes de la sociedad, aún somos capaces de soñar y salir de la adversidad, de contagiar a jóvenes y niños con el arte agrega John Freddy Asprilla. Son Batá, entre otras actividades, tiene un grupo de música afrocolombiana. Luego se animan a cantar en el estudio y unas niñas que parecen saberse la letra de memoria les acompañan. El patio- corredor que rodea la casa, junto a una turbia quebrada, puede ser un lugar agradable para ver las luces de la ciudad de noche. A esas horas a veces pasan los combos por este corredor advierte uno de ellos. Violencia suave Fotografías adicionales y música de Son Batá en nuestra edición de Kiosko y Más.