Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC La mecha racial se enciende contra la Policía LAVAPIÉS Los agentes se quejan de que radicales y sin papeles buscan convertir este barrio madrileño en impune a la ley. Los africanos los tachan de racistas Casa de Campo Sol Lavapiés Parque del Retiro M- 30 Así son sus vecinos -Población total: 48.780- Extranjeros: 14.655 (30 aunque los cálculos no oficiales elevan la cifra al 50 del total- Principales nacionalidades extranjeras: Bangladesh (3.066) Marruecos (1.071) Ecuador (1.038) China (896) Senegal (669) Hasta más de medio centenar las comisarías se detenía a sin papeles para inflar la estadística de eficacia policial. Lo que en el argot se llama hacer palotes Pero la realidad es mucho más compleja. El vídeo de la polémica es muy elocuente, demasiado. Y las palabras polvorín e impunidad van de su mano. La única relación que tenemos los extranjeros con la Policía es que nos pide los papeles- -se queja un senegalés de 32 años, junto a la plaza de la Corrala- He perdido la cuenta de cuántas veces me han parado desde M- 30 T CARLOS HIDALGO MADRID iene un aire a medio camino entre una kasba argelina y el caos sin prisas de Dakar, con sus estrechas callejuelas de los tiempos en que era judería. Pero Lavapiés, hasta hace no demasiado, era sinónimo de casticismo, de ese Madriz de chulapos y manolas reinterpretado al son de un organillo en mil y una zarzuelas. Lo que son las cosas, este trocito del centro de la capital de España se reencontró hace una semana con su cara menos amable, tras la publicación de un vídeo en ABC. es que ha dado la vuelta al mundo: recogía a la perfección la agresión de un grupo de subsaharianos a una patrulla de policías municipales de paisano que se disponía a detener a un mantero Uno de los agentes, hostigado en una estrecha calle tras una persecución desde el Rastro (a sólo unas manzanas más allá) y vilipendiado a golpe de zapatillas e insultos, disparó al aire. Entonces, se acabó el jaleo; pero la polémica saltó al ruedo político, social y policial. La pregunta es clara. ¿Es Lavapiés lo más parecido a una ciudad sin ley? La respuesta, no tanto. Casi cada uno de los 48.000 habitantes de Embajadores (nombre oficial del barrio) tiene una distinta, aunque sea en un matiz. Pero todos coinciden, por una u otra causa, en que la relación entre la Policía y los extranjeros (el 30 de la población, según el último padrón; 50 si le sumamos los sin papeles es pésima. En Madrid se habla de detenciones racistas desde hace un lustro. La semana pasada, la Dirección General de la Policía emitió una circular en la que prohibía expresamente los cupos y establecía un nuevo protocolo. En la práctica es reconocer que desde Hay muchos inmigrantes, pero también mucha paz dice este senegalés