Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC CURRI VALENZUELA Los presos de ETA piden la amnistía alentados por la asesina de un niño BDicen que repudian el arrepentimiento y avisan de que no van a colaborar con la Justicia I. REYERO J. PAGOLA GUERNICA MADRID DON DIEGO Y LA GUARDIA CIVIL S i hay que ir contra la Guardia Civil, pues se va, aunque quienes lo hagan no sean una panda de bandoleros, sino quienes gobiernan una comunidad autónoma española. Es lo que hizo ayer la Junta de Andalucía, acusar a la Benemérita de abrir una causa general contra su gobierno, a través de varios de sus portavoces. La Unidad Central Operativa de ese Cuerpo había enviado a la juez Mercedes Alaya, la que instruye en Sevilla el fraude de los ERE falsos, un atestado señalando que José Antonio Griñán y otros varios dirigentes socialistas de su ejecutivo estuvieron al tanto de cómo se creó y luego gestionó aquel fondo de reptiles y, además, ocultaron datos oficiales a la investigación judicial. Por tanto urgía adoptar la misma línea de defensa mantenida por la Junta hasta el momento, esta vez modificando el objetivo: en vez de descalificar personalmente a la juez, como ha sido habitual en los dos últimos años, la emprendieron contra la Guardia Civil. La pataleta es entendible, aunque intolerable. El informe de la UCO complica el panorama procesal de Chaves, Griñán y media docena de los consejeros de uno y de otro. En cuestión de meses, la instrucción tendrá que pasar al Supremo y al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, por afectar a aforados diversos. Políticamente, el asunto es dinamita para un gobierno de coalición de PSOE e IU que no tiene más que unas pocas semanas de vida. Todo un papelón para una IU que presumía de estar contra la corrupción, aunque, visto lo visto de cómo han tragado Diego Valderas y los suyos con los recortes, de los que también renegaban, las prebendas del poder consiguen milagros. Lo de Don Diego por aquí, don Diego por allá cambia mucho la percepción de las cosas. Esperan, dijeron ayer, que lo de la Guardia Civil no sea cierto. Qué bonito. Los presos de ETA no se arrepienten, ni están dispuestos a transitar la vía que les ofrece el Ministerio del Interior para reinsertarse. Esta es la respuesta que dieron ayer al Gobierno, y, sobre todo, el mazazo con el que machacaron el optimismodesus aliadosinternacionalesliderados por Brian Currin, la izquierda abertzale y el propio lendakari, Patxi López, quedesde hace ya tiempo defiendesu acercamientoal PaísVasco acambiodenada. Enelguiónque elautodenominado colectivo de presos políticos vascos (EPPK) interpetróayerenGuernica no aparecía la palabra arrepentimiento, porque entre quienes lo escribieron figura la expistolera Mercedes Galdós, Bittori orgullosa de haber participado en el asesinato de cerca de una veintena de personas, entre ellas un niño. El Ministerio del Interior no tardó en responder: ETA y sus presos jamás saldrán impunes. Lo cierto es que la banda ha recuperado el control más absoluto sobre sus presos, que se le había quebrado tras el desmantelamiento de la trama HAlboka y por ello, en el acto de ayer, reclamaron la autodeterminación y la amnistía como condiciones irrenunciables para la superación del conflicto Ni se arrepienten de los más de 800 asesinatos cometidos, ni pretenden colaborar para esclarecer 326 asesinatos aún impunes. De esta forma, los reclusos escenificaron su atrincheramiento contra el plan de reinserción previsto por el Gobierno. El EPPK sacó toda su artillería simbólica y léxica para reivindicar el perverso legado de la banda, a la que dicen apoyar en su histórica decisión de cese definitivo del pasado octubre. Se jacta públicamente de que no habrá arrepentimiento ni delación porque solo desde las posiciones de firmeza dentro de las cárceles los presos serán libres Debe desaparecer todo impedimiento para nuestra excarcelación exigieron. A la hora de reclamar, ni tan siquiera distinguieron, como suelen hacerlo, entre los presos enfermos, los que cumplen extensión de condena bajo la doctrina Parot o quienes han completado tres cuartas partes de la pena. El Gobierno, aseguran, debe liberar a todas las personas encarceladas, haciendo que no haya nunca ni una más A partir de ahí, muestran su disposición para dar nuevos pa- Mercedes Galdós, Bittori ayer en el acto LUIS ANGEL GÓMEZ La embarazada y monja criminal Quedó en libertad en 2005, tras cumplir solo 19 de los 764 años de cárcel a los que fue condenada por casi una veintena de asesinatos. En ningún momento da dado muestras de arrepentimiento. Mercedes Galdós, Bittori entró en ETA en 1977, año de la Amnistía. Como integrante del Urola participó en el asesinato del alcalde de Olabarría y de cinco guardias civiles. Ya en el Nafarroa acabó con la vida de un Control sobre los presos policía nacional. Después asesinó a un comerciante y el coche usado lo dejó cargado de explosivos. Luego, vestida de monja, apretó el mando que mató a dos desactivadores que iban a inspeccionarlo. El 30 de mayo de 1985 se disfrazó de embarazada y activó la bomba que mató a un policía, sabiendo que también acabaría con la vida del niño de 14 años Alfredo Aguirre. Bittori acribilló al general retirado Juan Atarés y al ex jefe de la Policía Foral José Luis Prieto. Ametralló al director de El Diario de Navarra José Javier Uranga, contra quien efectuó un tiro de gracia, aunque salvó la vida. Desprecio Equiparan el dolor de las víctimas del terrorismo con el de los pistoleros presos o huidos de la Justicia sos en el futuro siempre que se den condiciones para ello y otorgan a las capuchas capacidad para negociar con el Gobierno los pasos para su excarcelamiento. Sí hubo por primera vez una mención del EPPK a las víctimas, aunque fue una maniobra que sabe a desprecio. Así, se las despacha como las otras consecuencias del conflicto aludiendo al múltiple dolor generado En la habitual equidistancia de la que hace gala Batasuna, dicen comprender el dolor generado, equiparable al que sufren directamente los presos y refugiados y acusan a las víctimas de ser un obstá- Desprecio a las víctimas culo para resolver su situación- eternizar el conflicto al servicio de objetivos políticos Interior se apresuró a denunciar la nula credibilidad de la izquierda abertzale que ha aceptado la legalidad para disfrutar de las instituciones blanqueando los estatutos de Bildu Amaiur- mientras obliga a sus presos a inmolarse impidiéndoles el acceso a la reinserción. El Departamento de Jorge Fernández Díaz consideran que el inmovilismo mostrado por los reclusos es una prueba más de que la banda sigue condenando a sus presos Además, Interior vio en el comunicado de los reclusos una desautorización al grupo de Brian Currin que en su reciente visita al País Vasco valoró el Plan de Reinserción como un paso adelante El Gobierno vasco y su comisionado Jesús Loza, así como el PNV, lo recibieron con decepción mientras que para las víctimas la parada filoterrorista de Guernica fue una pantomima más de la banda.