Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ANDALUCÍA DOMINGO, 3 DE JUNIO DE 2012 abc. es andalucia ABC Manuel Barón No escucho voces críticas, sí a gente con aspiraciones Alcalde de Antequera BEl primer regidor del PP en uno de los municipios más simbólicos de Andalucía analiza la actualidad del Ayuntamiento y el futuro inmediato de su partido PABLO D. ALMOGUERA MÁLAGA -Antequera es una ciudad con una gran carga simbólica a nivel andaluz. Tradicionalsemillero socialista, usted se ha convertido en el primer alcalde del PP del municipio. ¿Qué lectura hace de este cambio de ciclo? -La victoria electoral fue un cataclismo para el PSOE, que en otro escenario hubiese sido mayor. El hecho de que en pocotiemposecelebrasencomicios municipales, generales y autonómicos evitó una catarsis profunda. No se iban a hacer el harakiri cuando tenían otras elecciones a la vuelta de la esquina. Han tomado aire, pero en los congresos muchos van a pagar los resultados de las municipales. ¿Rosa Torres, por ejemplo? -El fracaso del PSOE de Antequera es evidente. Han pasado de tener dos consejeros hace dos años- -Rosa Torres y Paulino Plata- -a ninguno. Ahora venden como si fuera un hito que van a presidir dos comisiones parlamentarias. ¿Cómo ha sido esta particular transición? -El PP de Antequera ha demostrado queesunpartido degobiernomuy capacitado. Cogió el Ayuntamiento en las peores circunstancias de la democracia. Nadie de mi equipo había gobernado jamás y siete de los concejales ni siquiera habían estado en la oposición. Este era un Consistorio al que le habían puesto un traje a medida hecho por el PSOE. -Un traje que aquí se tejió a base millones invertidos en un Palacio de Ferias a medio construir o un Centro de Interpretación del Dolmen que permanece cerrado... -Los proyectos faraónicos son el mausoleo del PSOE. ¿Y cómo se detiene y cambia el ritmo a esa maquinaria que se instauró durante más de treinta años? -Primero, con honestidad. Noprometimos nada queno pudiésemos hacer. Segundo, cortamos de raíz determinadas prácticas. ¿Aún se sorprende cuando ve alguna factura del anterior equipo de gobierno o está curado de espantos? -Todavía me encontraré alguna, pero la decepción no es por una en particu- lar, sino el modo de hacer las cosas: dos coches oficiales, tarjetas de crédito o el pago de 300 euros de una comida entre unconcejal yun promotor musical para un concierto que nunca se celebró. Cuando yo como en mi casa, no me bebo dos botellas de vino, pues aquí se han pasado facturas de comidas regadas con buenos caldos en restaurantes de postín. Esto al fin y al cabo es sacrificarse un poquito. Si yo tengo una reunión en Madrid a las 9: 30, pues me levanto a las cinco, cojo el primer AVE y llego a tiempo. Antes se alojaban en un hotel, iban a cenar, acudían a la reunión ydespués comían. Todos eso se cargaba a las arcas del Ayuntamiento. -Algunos de sus compañeros dicen que la mejor imagen de campaña para el partido a todos los niveles la protagonizó usted y fue aquella en la que una grúa se llevaba el coche oficial tras cambiarlo por una furgoneta de los Servicios Operativos... Autonómicas Le dije a la ministra de Trabajo (Fátima Báñez) que no miraron hacia abajo cuando tramitaron la reforma laboral No está en una situación de debilidad, aunque es un periodo duro para él Las elecciones se adelantarán y será el candidato El que no fue a votar fue el currante de los grandes centros al que la reforma laboral le daba miedo Fuga de votos Javier Arenas -Me dijeron que sería un error dejar el coche oficial. Ya llevo un año y nos hemos ahorrado 12.000 euros sólo del Audi. Hice lo que prometí y lo demostré gráficamente. Una imagen vale más que mil palabras. -Dicen que con ella tiene usted hecha le reelección... -Notengo niidea. Ha sidounañodetrabajo desorbitado. Espero que la gasolina me dure. -Hablando de fuerzas y gasolina. ¿El depósito de Javier Arenas está en reserva tras las autonómicas? -Andalucía ha perdido una magnífica oportunidaddeteneralmejorgestorpolítico que puede haber en nuestra tierra para estos momentos. Le ha dado la victoria, pero ha propiciado un bipartito, que es la peor opción. Fíjese que todavía no han nombrado a los delegados provinciales y no tenemos interlocutores. -En su partido dicen que es que PSOE e IU se están repartiendo los cargos... -Pues está la cosa como para repartir. -Volvamos a la figura de Javier Arenas. ¿Qué ocurrió el 25- M? ¿Hubo relajación? -El problema es que jamás se debe dar por hecho la victoria donde nunca se ha gobernado. Andalucía es una tierra complicada electoralmente, la gente ha llegado muy quemada tras dos años y medio de campaña y tres elecciones y Griñán tuvo el gran acierto de separar las autonómicas de las generales. Javier hatrabajadocomoun león, peroha tenido la mala suerte de ser el último candidato del partido en acudir a unas urnas agotadas. -En las municipales les dio muy buen resultado destapar escándalos en la gestión local del PSOE, pero en las autonómicas parece que lo entregaron todo al caso de los ERE, que fuera de Sevilla se percibe algo alejado. ¿Se erró en esta estrategia? -ElfraudedelosEREeselmayorescándalo de corrupción que ha existido en la comunidad porque se han llevado el dinero de los parados, pero la reforma laboral ha podido más. Madrid no miró haciaabajocuandolatramitóenunejercicio de responsabilidad. Ésto se lo dije a la ministra de Trabajo, Fátima Báñez. ¿Y que le respondió? -Que se hizo porque había que hacerlo. -Tal vez fallaron las formas y la manera de explicarla... -La reforma laboral es buena, pero habríaque haberla trabajado más, condiálogo con los sindicatos. Hubiésemos ganado un tiempo precioso y estoy seguro de que habríamos ganado. Fue un gesto de acción directa, pero se midió mal. A estotenemos que unir queCC. OO yUGT se aliaron con el PSOE. No hay una auténtica independencia sindical. ¿El electorado que dio su apoyo a Mariano Rajoy no quiso dárselo a Arenas? -El que no fue a votar fue el currante de los grandes centros de trabajo al que la reforma laboral le daba miedo. No votó al PSOE, pero se quedó en su casa. -En las municipales mejoraron los resultados en las localidades de interior, pero en las autonómicas ese efecto pareció diluirse. ¿Ha faltado músculo? ¿Implicación? -El PP es un partido ultraresponsable y no es lo mismo estar en la oposición que en el gobierno. La labor municipal es muy absorbente y hay que sacar los ayuntamientos hacia delante, pero en mi caso, he ido a todos los actos a los que me ha permitido el día a día del Ayuntamiento. -Se prevén cambios en el partido. ¿Cuál va a ser la hoja de ruta? -Hay que seguir trabajando en el Parlamento, donde hemos incorporado agente joven muy preparada y mostrar la la-