Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ESPAÑA MARTES, 22 DE MAYO DE 2012 abc. es españa ABC EDUARDO SAN MARTÍN Monti invita a Rajoy a una cita con Merkel y Hollande en Roma BIncialmente no estaba prevista su asistencia, que se fraguó en la cumbre de la OTAN E. VILLAREJO ENVIADO ESPECIAL A CHICAGO UNA SOLA VOZ R Minicumbre del crecimiento Mariano Rajoy estará en la minicumbre de crecimiento de Roma en junio, una cita de calado, que hasta el domingo solo tenía un anfitrión, Mario Monti, el primer ministro italiano, y dos invitados: la canciller Angela Merkel y el presidente francés, François Hollande. Monti ha sumado a ese selecto grupo al presidente español, que inicialmente no había sido convocado. Cierto es que solo pasaron 24 horas entre el anuncio de Monti de esa reunión- -que servirá como aperitivo del Consejo Europeo de finales de mes- -y la invitación a Rajoy. El primer ministro italiano contó su iniciativa el sábado tras la reunión del G 8 en Camp David (EE. UU. para acercar posiciones antes de la cita europea. Al día siguiente, tras la foto de familia de los asistentes a la cumbre de la OTAN, se acercó a Rajoy, le cogió del brazo y le invitó a su cónclave, que tendrá lugar en Roma, probablemente antes de las legislativas fracesas (10 y 17 de junio) Fuentes gubernamentales han mostrado su satisfacción por la presencia de España en esta reunión que abordará la dicotomía entre políticas de crecimiento y políticas de austeridad. ubalcaba lanza su puño a la mandíbula del rival, sin tumbarle, esa es la verdad, y luego abre la mano y ofrece ayuda. El viejo truco. Si se pretende ayudar, basta con no golpear más de lo razonable a un contrincante a quien ya machacan sobradamente. Es lo que tantas veces reclamó el gobierno socialista cuando el PP estaba en la oposición. Si Rubalcaba hubiera querido echar una mano al Gobierno podría, por ejemplo, no haber hurgado en la herida del déficit oculto de las comunidades a sólo unas horas de la apertura de los mercados. Sobre todo cuándo esas cantidades ya han sido contabilizadas en el pacto de austeridad sellado el jueves en el Consejo de Política Fiscal. O, como afirmaba ayer el presidente gallego, de lejos el mejor comunicador del Gobierno, que no agiten la calle contra recortes que los ejecutivos autonómicos controlados por ellos mismos han incorporado presurosos a sus presupuestos; o que no recurran al TC y rechacen en el Congreso aquellos decretos por los que dan gracias en privado al Gobierno porque les permiten cumplir con los deberes sin comerse el marrón. No debería extrañar que, con este panorama, Rajoy haya elegido a su aliado preferente fuera de España. Aclarado lo cual, está bien que los dos grandes partidos hablen con la misma voz en Europa antes de la cumbre de mañana. Para ello convendría eliminar disonancias sobre el binomio crecimiento- austeridad. Son términos que circulan en paralelo: el primero requiere reformas y políticas de largo plazo; la segunda, acciones urgentes. La mejor forma de fomentar el crecimiento, recordaba también Feijóo, es reducir el congo que pagamos por nuestra deuda, y ello requiere convencer a nuestros prestamistas de que no gastamos lo que no tenemos. Y admitir que, a la espera de que tomen cuerpo las buenas intenciones, la cercanía España- Alemania sigue siendo nuestra mejor garantía para salir del pozo El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, participará finalmente en la reunión que se celebrará en Roma en junio junto a la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, y el propio primer ministro italiano, Mario Monti, que trasladó la invitación al presidente del Gobierno en la cumbre de la OTAN en Chicago. La reunión, a la que un principio no estaba previsto que acudiese Rajoy, tiene como objetivo preparar el Consejo Europeo del 28 y 29 de junio en el cual los líderes de la UE deberán alumbrar nuevas medidas para espolear el crecimiento y ofrecer nuevas salidas a la crisis. Monti transmitió, tras la foto de familia de los países aliados, dicha invitación que el presidente del Gobierno explicó así: Me lo encontré por aquí, me ofreció la invitación a la reunión y dije que estaba dispuesto Sobre la polémica de que inicialmente no estuviera convocado a esta minicumbre europea, Rajoy enfatizó que ese no es el quid de la cuestión Que se reúnan unos u otros tienen bastante menos importancia de la que unos piensan. No he podico estar en algunas reuniones como tampoco estuvieron otros, por ejemplo, en el encuentro de hora y media que mantuve con Angela Merkel Finalmente el marco de la cumbre de Chicago de la OTAN ha servido para que todos los líderes europeos afilen sus agendas y comparten im- Nombre Nombre Nombre Ayer, con David Cameron presiones sobre la situación de la economía en Europa y mundial. En la segunda y última jornada de la cumbre de Chicago, Rajoy se reunió ayer con el primer ministro británico, David Cameron, para hablar únicamente de la situación económica en la zona euro y fuera de la zona euro aseguró el presidente del Go- Tras la foto de familia Rajoy: Me lo encontré por aquí, me ofreció la invitación a la reunión y dije que estaba dispuesto bierno que descartó que fueran a tratar sobre Gibraltar cuyo Gobierno impidió que los pesqueros de la bahía de Algeciras pudieran faenar en aguas que pertenecen a España. Ese tema lo tratán los ministros de Exteriores y Defensa La agenda europea de Rajoy dará una vuelta de tuerca mañana cuando almuerce en el Palacio del Elíseo con el presidente francés, François Hollande, en el que será el primer encuentro bilateral de ambos mandatarios. Ya en la noche ambos líderes participarán en el Consejo Europeo informal preparatorio para la cita de Bruselas a finales del próximo mes. RUBALCABA BROMEA: NO TENGO EL MÓVIL DE RAJOY El PP demanda al PSOE menos anuncios y más colaboración G. SANZ MADRID El PP está convencido de que la oferta de unidad entre los dos grandes partidos, formulada por Alfredo Pérez Rubalcaba de cara a la cumbre de la UE de mañana, es un simple lavado de imagen de quien, en el fondo, sólo quiere seguir desgastando al Ejecutivo, según palabras del portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso. A lo largo de la mañana de ayer, el gabinete del secretario general del PSOE se puso en contacto con el de Presidencia del Gobierno para trasladar el deseo de Rubalcaba de hablar con Mariano Rajoy, que sigue en Chicago asistiendo a la reunión de la OTAN. Moncloa ha tomado nota aunque no ha concretado cuándo llamará el presidente del Gobierno al líder socialista. No obstante, el PP puso ayer el acento en que el líder socialista tiene un problema: Sus hechos desmienten siempre sus palabras explicó Alonso. Al ministro de Economía, Luis de Guindos, le parece fenomenal la iniciativa del PSOE pero recuerda que España tiene un gobierno que gobierna y sabe lo que tiene que hacer Menos anuncios y más colaboración, le pide el Ejecutivo. Rubalcaba adelantó ayer en la Ser que va a proponer a Rajoy la defensa de los eurobonos junto con el frances Francois Hollande; un cambio en la posición del BCE para que pueda comprar deuda; y revisar el calendario para la consolidación fiscal para que el límite de déficit del 3 del PIB vaya más allá de 2013. Y bromeó diciendo no tengo el móvil de Rajoy y añadió que desconoce si él tiene el suyo.