Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 20 DE MAYO DE 2012 abc. es toros Padilla, Manzanares, Luque y Cuvillo triunfan en Sanlúcar abc. es toros TOROS 101 es Baile de corrales en la corrida de hoy Tras rechazarse la corrida titular de Peñajara y otra de Joselito, se barajaban al cierre de esta edición Guardiola (pendiente del reconocimiento) y Couto. La terna: El Fundi, Uceda Leal y Rubén Pinar. Pasaré a la historia como un valiente, pero soy miedoso ENTREVISTA El Fundi Matador de toros B Último San Isidro de un maestro que busca dejar huella y sabor en Madrid Se despide esta temporada de los ruedos tras 25 años de alternativa ROSARIO PÉREZ Más penoso es lo del mexicano El Payo, que hizo aquí buena campaña como novillero pero ha sufrido graves percances. A eso se debe- -supongo- -una tarde muy desafortunada. El tercero, negro, armónico, va un poco rebrincado. El diestro no logra la quietud y está fatal con los aceros (el puntillero acaba de rematar el mitin) El último es un sardo de hermosa estampa. Al Payo se le ve inseguro, mal colocado, a merced del toro: lo pasa mal y lo pasamos mal, nosotros. Es preferible un silencio piadoso. ¡Por fin vuelve Tejela a mostrar en Madrid su clase! Es noble el burraco segundo, aunque se apague pronto. Matías está muy a gusto: buenas verónicas, vistosas chicuelinas, pase cambiado, naturales lentos, bernadinas y una buena estocada. El presidente le niega la oreja. En el quinto, se muestra firme pero falta toro y mata con menos decisión. La buena noticia de la tarde: es un diestro recuperable. Los problemas de la Feria no son sólo los toros. Lo resume el refrán: en los toros- -y en la vida- la ocasión la pintan calva Fotogalería de la décima corrida -Despedida de San Isidro de José Pedro Prados El Fundi ¿A qué sabe esta última cena tras el sabroso paladar en Resurrección? -Por ser la última, me gustaría que fuese pletórica, redonda, de sabor. Algo muy especial. -De momento, empacho de toros en el campo y dificultad para encontrar corrida para Madrid: rechazadas la titular de Peñajara y la posible sustituta de Joselito, se habla de Guardiola, Couto... -La de Joselito me hubiese encantado. Madridesvariableycaprichosa. Se exige un toro serio, es una lotería: mataré lo que salga por chiqueros con la ilusión de resolver bien los problemas. ¿Eltoromás judas con el que se ha topado? -Uno de Miura en Madrid, en los 90, que me hizo pasarlo verdaderamente mal. ¿Alguno para aupar a los altares? -Muchos: uno de Zalduendo en Barcelona, un victorino en Illescas o uno de Miura en Arles, al que cuajé con la izquierda. ¿Qué ejemplar le acercó a los cielos de Las Ventas? Entré en agosto con uno de Monteviejo: me dio una cornadita y me negaron una oreja. También uno de Adolfo Martín al que corté una oreja, una corrida de Baltasar Ibán... Ha sido un goteo, poco a poco. -De niño miedoso a torero- guerrero. ¿Cómo se explica? -Sé que pasaré a la Historia como un torero valiente, pero soy lo contrario: más bien miedoso. ¡Lo disimula muy bien! Si se ha tragado una camada de hierros duros y toros íntegros... -La afición (al cuadrado) me ha hecho superarme. -Ensus 25 añosdealternativa, ¿ha sentido la traición de algún apóstol taurino? -Aquí siempre ha habido amores y desamores. Y luego te vuelves a enamorar... Piensas que todo el mundo es bueno, y cada uno va a lo suyo. Yo tengo muchos amigos en el toreo, gente que me quiere y a la que quiero mucho. Y otros que no me quieren tanto, ni yo a ellos. -De la casi negación pasó al reconocimien- to. ¿Cuál es su código secreto? -La clave ha sido ser fiel a mí mismo y dar la cara, estar a las duras y a las maduras. He sido siempre Fundi, aunque en Madrid lo he sido menos que en ningún sitio, porque esta plaza me ha pesado como una losa. Pero mi sinceridad, ese querer y ese respeto al toro y al aficionado me han servido para entrar. Al principio fue lo contrario, pero me he ganado el reconocimiento. -Para que se dé esa vuelta de tuerca, ¿qué cambia: el torero o el público? -Es una mezcla de todo. Evidentemente, el torero madura y evoluciona, pero también tiene que darse esa receptividad de la gente. Lo digo como lo siento: creo que a veces no he estado tan mal como la prensa me ha puesto ni tan bien como han dicho después. Siempre quise ser lo que ahora se considera que soy: un torero asentado, profundo, de verdad, puro, con torería y sabor. Antes se me catalogaba como populista y bullidor, algo que nunca pretendí ser. He sobrevivido temporada tras temporada, y ahora se ha cambiado el chip. ¿Cómo se va en la etapa dulce después de tanta aspereza? -Todo tiene un principio y un final. Además, el panorama no es el más halagüeño: he pasado años duros, el porrazo del caballo, la cornada. Voy a echar la mejor temporada posible para dejar huella. Luego, Dios dirá. ¿Adiós definitivo a Las Ventas o le gustaría regresar en Otoño? -Si las condiciones son favorables, ¡me encantaría volver! ¿Un sueño para la penúltima -Mente despejada, corazón caliente y resolver las complicaciones. Quiero dejar huella en Madrid, conseguir lo que otros toreros conmigo como espectador: recordar siempre su faena. -Dicen algunos fundistas que, si abre la Puerta Grande, se bañan en las Cibeles... ¿Les acompañaría? ¡No estaría nada mal! Me emociona y motiva escuchar cosas así.