Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 LOS DOMINGOS DE ABC DOMINGO, 20 DE MAYO DE 2012 abc. es ABC Martín- Artajo, en el centro de la mesa y en la pantalla, durante el European Leadership Forum 2009 NICK CLARK Director de la Oficina de Inversión Principal (CIO) de JP Morgan en Londres JAVIER MARTÍN- ARTAJO Tocado por el escándalo Este español está considerado como el superior directo de Iksil, la ballena de Londres Entre sus responsabilidades en la oficina figuran la renta fija, tipos de interés, crédito, divisas y renta variable. Aunque se rumorea que podría abandonar su puesto, JP Morgan no ha querido confirmar si ha cambiado su situación tras el escándalo. Martín- Artajo, residente en el barrio londinense de Kensington y Chelsea, es ingeniero electrónico por ICAI (Universidad Pontificia de Comillas) y máster en gestión de empresas (MBA) por la Universidad de Columbia de Nueva York. Se incorporó a la oficina de inversión de JP Morgan en mayo de 2007 después de dos años en otras áreas del banco. Antes, había sido responsable de derivados de crédito en Dresdner Bank (filial de Allianz) y anteriormente jefe de mercados emergentes en Lehman Brothers. Es sobrino nieto de Alberto MartínArtajo, quien fuera ministro de Asuntos Exteriores con Franco. En el sector se considera que el futuro de Javier en el puesto es más que incierto. BBB School, quien coincidió en 2009 con Martín- Artajo en una mesa redonda organizada por Business Week. Este experto en macroeconomía matiza, de todas formas, los habituales estereotipos sobre los financieros. Ellos hacen apuestas y simplemente les pagan por acertar, la industria necesita ludópatas y, aunque no es políticamente correcto decirlo, son arbitrajistas que ayudan a dar eficiencia a los mercados, la industria valora su capacidad de crear mercado y eso se hace arriesgando asegura. Llevando esta lógica a sus máximas consecuencias, la ballena terminó por fundirse ella misma con un mercado en el que solo competía con ella misma, convirtiéndose en el mayor comprador de bonos hipotecarios europeos y otros complejos títulos de deuda garantizada en todos los mercados durante tres años explicaba el viernes Financial Times Una unidad de traders erigidos en divinidades con el poder de hacer y deshacer en el peor de los contextos macroeconómicos posibles, con los tipos de interés por los Erigidos en divinidades suelos y un sistema sin liquidez. Sorpren- traders y sus superiores no podían ende mucho el nivel de riesgo que podían asu- tender los riesgos que asumían, no se hamir. Es probable que se generara una situa- brían metido ahí de haberlo sabido exción de bullying en la que acumularon plica un analista financiero londinense, tanto poder que se impusieron al equipo que opta también por el anonimato, y que de gestión de riesgos nos explica el em- destaca que falta aún mucha información pleado de banca. Psicológicamente, ade- para saber qué pasó exactamente. El caso más, cuesta mucho reconocer una pérdi- está siendo investigado por la Reserva Feda, y es muy importante marcarse de ante- deral de Estados Unidos y el FBI. mano un límite llamado stop loss por Casa de apuestas global detener pérdidas porque, si no, Las fuentes consultadas coinciencuentras treinta y cinco den, sin embargo, en apuntar a la motivos para no salir de tus posiciones aunque Sorprende el nivel gran cuestión que subyace deestés en pérdidas de riesgo que podían trás de estos escándalos financieros: la presión para amañade. asumir. Es probable pliar los márgenes de rentaLa unidad cenque se generara una bilidad en la banca se ha multral de inversión de situación de tiplicado en la última décaJP Morgan estaba da, dando origen a instru bullying en la que dirigida por Ina mentos tan complejos que drew, una de las banse impusieron al ningún trader es capaz ya queras más poderoequipo de gestión de de controlarlos y entender sus sas de Wall Street, riesgos riesgos. Un escenario que incorobligada a presentar su pora estos gigantescos baches de dimisión esta semana. En volatilidad financiera al paisaje habi 2011 ganó más de diez millones de euros, y era la mano derecha del tual de una especie de casa de apuestas gloconsejero delegado del banco, Jamie Di- bal, y que deja a los vecinos del sospechoso mon, quien ha reconocido que aún no co- con la misma frase que en los sucesos: nocen el alcance del agujero. Esos Era un chico normal