Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 20 DE MAYO DE 2012 cordoba. abc. es CÓRDOBA 35 Contramiradas Un currículo excepcional A sus 48 años presenta una hoja de servicios sencillamente apabullante. Nada más arrancar su carrera profesional fue acreedor de los dos premios de guitarra más prestigiosos de España: la Lámpara Minera y el Concurso Nacional de Flamenco. Desde entonces no ha parado. Ha compuesto bandas sonoras de películas (Carlos Saura, Antonio Cuadri) ha musicado espectáculos para el Ballet Nacional, el Centro Andaluz de Danza y el Concurso Nacional de Flamenco; y ha compuesto obras para orquesta, con la colaboración de Joan Albert Amargós, uno de los más solventes directores del país. Su actividad creativa ha sido febril, tanto en la producción de discos, como en la colaboración con artistas de todas las latitudes y estilos, desde Antonio Orozco y Alejandro Sanz, hasta George Benson, Al Di Meola, John MacLaughlin, Arturo Sandoval, Carlos Benavent y decenas de músicos del más alto nivel. FOTOS: RAFAEL CARMONA ¿Le ha perseguido la sombra de Vicente Amigo? -No, no. Nos criamos juntos con Merengue, y quedábamos con Paquito Serrano y Juan Antonio Expósito los sábados para improvisar. Me parece un excepcional guitarrista y es magnífico que aquella generación esté funcionando a un nivel alto. Salvando las distancias, ha pasado con Sanlúcar y Paco de Lucía. ¿Es uno mejor que otro? Cada uno hace su música. -Si Paco de Lucía es dios, ¿quién es su profeta? -Paco de Lucía es dios, pero Sanlúcar es dios y Serranito es dios. Y estos, a su vez, adoraban a Ramón Montoya, Sabicas o Niño Ricardo. No hay que etiquetar. En Rusia, llegó un señor y me dijo que yo era dios y los músicos mis profetas. Aquí todos somos humanos. ¿Se pelea con la guitarra? -Constantemente. Es un instrumento horroroso. Hoy está bien y mañana no puedes tocar. Le cambias las cuerdas y no es de las cuerdas: eres tú, según tu estado de ánimo, el sudor de tus dedos, el calor o el frío. ¿Aspira a la perfección? -Desgraciadamente sí. Con la disci- La guitarra es un instrumento horroroso. Hoy está bien y mañana no puedes tocar Máxima exigencia Me encanta el rock duro: Coz, Leño o Barón Rojo. Luego, te vas a sus ensayos y beben Fanta Otras músicas plina y el rigor tienes en el disco duro aspirar a la perfección. Y la perfección no existe. Yo no puedo controlar que se rompa una uña o que las cuerdas salgan malas. No puedo luchar contra eso. Y lucho. -Cuando aparca la guitarra, ¿qué le ronda la cabeza? -Desafortunadamente pocas cosas. A veces veo cine para intentar no pensar en la guitarra. ¿Le preocupa el mundo de hoy? -En su tiempo fui un poco abanderado de los problemas de los guitarristas. Pero me llevé muchos tiros. Llega un momento en que te desilusionas. Y es lo que más temo: la desilusión. ¿Estamos a punto de enterrar la industria del disco? -Está enterrada ya. Sólo falta ponerle la losa. Pero yo necesito ver el disco y el libro en papel. ¿Cómo se lleva con la red? -Con este disco, ha sido imprescindible para mandar maquetas a Singapur, Estados Unidos, Valencia o Barcelona. -Dice usted que hay poco compañerismo entre guitarristas. -Por ejemplo, no vamos al teatro a vernos. No sé por qué. Dejadez o poca costumbre. Me sorprende tocar en Córdoba y que no haya gente del flamenco. Y me sorprende que, en los cursos de Manolo Sanlúcar, en diez años sólo hubiera siete alumnos de Córdoba. Eso no puede ser. Sanlúcar es un maestro vivo del flamenco. -Por cierto, este gusto suyo por el rock duro, ¿es amor de juventud o extravagancia? -En mi casa, escuchaba los discos de Fosforito de mi padre y los de Dylan de mi hermano Carlos. Los guitarristas de heavy son gente disciplinada y sus solos son espectaculares. Me encanta el rock duro: Coz, Leño o Barón Rojo, y tuve la suerte de actuar pared con pared con Motorhead. Luego, te vas a sus ensayos y beben Fanta. Me maravillan.