Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES Mingote eterno PRESIDENTA- EDITORA: DOMINGO, 20 DE MAYO DE 2012 abc. es opinion ABC 4 de noviembre de 1980 CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR: BIEITO RUBIDO RAMONDE Director ABC Córdoba Francisco J. Poyato Pino Secciones: Rafael Ángel Aguilar Juan Soldán Infante Javier Gómez Postigo Redactores: Baltasar López Luis Miranda Javier Martínez Collantes Davinia Delgado Antonio Montes Pilar García- Baquero David Jurado Valerio Merino Ana Delgado Galán Directora General: Director Álvaro Ybarra Pacheco Gerente Álvaro Rodríguez Guitart Operaciones: Juan José Bonillo Publicidad: Rafael Olmedo Márketing: Fernando Rebollo Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3 14003 Córdoba ABC ANDALUCÍA SUPERAR LA DESESPERANZA Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Att. al cliente 902 530 770 Centralita 957 497 675 A Precio ABC 1,30 euros Con XL Semanal ABC 2,50 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.503 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 15 Cartas 18 Córdoba 28 Agenda 41 Andalucía 56 España 62 Internacional 80 Economía 84 Sociedad 88 Cultura 94 Carteleras 102 Deportes 104 El Tiempo 117 Gente 118 TV 120 nuestra sociedad civil, al margen de apariencias que algunos jalean de forma interesada. La normalidad preside la vida cotidiana de los españoles y, por fortuna, no conocemos estallidos sociales como ha sucedido en Grecia o Italia, pero también- -no se olvide- -el pasado verano en el Reino Unido y periódicamente en la periferia de París y otras grandes ciudades francesas. La familia pesar de los problemas y dificultades que se acumulan es la institución más fuerte y arraigada, capaz de dar respuesta a sobre la sociedad española, hay buenas razones para los gravísimos problemas que derivan con frecuencia de la falta evitar el desaliento que se apodera con más frecuencia de expectativas laborales, producto de un desempleo que afecta de la deseable de ciertos sectores de la opinión pública. a casi seis millones de personas. España es una gran nación histórica, ha superado situaciones Dadas las circunstancias, es el momento de una respuesta firmucho más graves y es indudable que sabrá salir de una coyuntu- me y decidida de la opinión pública para exigir a los políticos que ra que combina la emergencia económica con la desmoraliza- estén a la altura de su responsabilidad. Es tiempo para la unidad ción colectiva. Sin duda, lo más urgente es buscar un horizonte y no para el partidismo. Menos aún para el egoísmo insolidario y de salida para la crisis y la devolución de los españoles a la senda oportunista que practican algunos líderes autonómicos. La opodel empleo. La pésima gestión de Rodríguez Zapatero, la burbu- sicióntiene que contribuir con su apoyo alas medidas imprescinja inmobiliaria el endeudamiento de empresas y familias y el dibles y, en su caso, aportar una crítica constructiva. También el desbarajuste en el gasto autonómico nos han dejado una heren- Gobierno debe ser consciente de que es la hora de emitir un mencia muy difícil de gestionar, que el Gobierno afronta- -con acier- saje positivo, puesto que con caras desencajadas y actitudes detos y errores- -a través del proceso de reformas más ambicioso rrotistas las cosas no pueden ir por buen camino. de la actual etapa democrática. Tampoco somos los únicos en suAl margen de coyunturas específicas, España es un socio básifrir las consecuencias del final abrupto de un ciclo de bonanza. co yfiable de la UE, está en el euro desde el primer día y seguirá esPor citar el ejemplo más reciente, el rescate de Bankia no es una tando en el lugar que le corresponde, porque el futuro de Europa excepción ni mucho menos si acudimos a casos recientes en EE. es inviable sin una economía desarrollada como la nuestra. No es UU. Francia, Holanda o incluso la virtuosa Alemania, a través justo sembrar dudas sobre el sistema financiero español, a cuyo de la inyección de dinero público en Hypobank. Como reclamaba frente se sitúan dos de los mayores y mejores bancos del mundo. ABC en esta misma página, hace falta sosiego para encarar el fu- Contamos con un elenco de empresas multinacionales de prituro de Bankia, y así lo refleja la notable recuperación del valor mer nivel en sectores como la energía, las infraestructuras o los de sus acciones al cierre semanal del mercado bursátil. servicios. La lengua y la cultura son activos especialmente valioEn términos políticos, las instituciones democráticas funcio- sos en las circunstancias actuales. En fin, incluso zarandeada nan con plena normalidad, aunque sería deseable un acuerdo por la crisis, la gran clase media sigue siendo el sustrato sólido y para evitar la debilidad de algunos órganos imprescindibles en el duradero de una estabilidad social que ya quisieran para sí otros buen funcionamiento del Estado. Mariamuchos países. no Rajoy es un presidente respaldado con Se trata, en definitiva, de recuperar el amplitud por las urnas hace pocos meses, aliento que a veces parece faltar por culpa que cuenta con una holgada mayoría parde un derrotismo que no se corresponde Es tiempo para la unidad, lamentaria. Nada que ver con el caos políticon la realidad objetiva. Como otras veces no para el partidismo. Y co que vive Grecia o el que obligó a Italia a en nuestra historia, ABC quiere contribuir menos aún para el egoísmo salirdel paso conun Gobierno detecnócraa la recuperación del espíritu de lucha a fainsolidario de algunos tas. Tampoco hay motivos de alarma si vor de la convivencia democrática y del fulíderes autonómicos analizamos a fondo los fundamentos de turo de una gran nación llamada España. ABC quiere contribuir a la recuperación del espíritu de lucha a favor de la convivencia democrática y del futuro de una gran nación llamada España