Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2012 abc. es cultura CULTURA 93 La tasa de paro en España da miedo en Francia -Hablemos de las elecciones. España ha sido una palabra muy repetida durante la campaña... ¿Hay miedo en Francia a un contagio? -La tasa de desempleo en España da miedo, aunque podamos pensar que las cifras no se corresponden del todo con la realidad. Aún así los debates electorales se prestan a argumentaciones esquemáticas, por no decir caricaturescas. Por eso no me gustan. Creo que España tiene los recursos suficientes para hacer frente a la situación, y Europa también. ¿Cómo imagina Francia a partir de mañana? -Después de esta votación no imagino a un país muy diferente del que le ha precedido. No espero una salvación del nuevo Gobierno. Pero si, como creo yo, el próximo presidente es de izquierda, sí espero que se pueda imponer un clima más sereno, una acción política más equilibrada. Y añado, si me permite, que yo no soy un partisano de la elección presidencial por sufragio universal, porque no creo que facilite el debate en modo alguno. -Pero vista la evolución del voto, ¿cuál es su análisis de los populismos que van creciendo en Francia a derecha e izquierda, que es uno de los enemigos de su libro? -Yo no calificaría los del ala izquierda como extremistas, porque sus propuestas se mantienen en el arco democrático. El ascenso de la extrema derecha francesa es, sin embargo, incontestable, y se inscribe en un movimiento europeo que concierne a la mayor parte de países del continente, excepto Alemania y España por razones históricas propias. A mi entender, se explica por el colapso de las estructuras sociales anteriores, bajo la acción simultánea de la globalización económica y el individualismo. Pero estos movimientos poderosos son al mismo tiempo invisibles, y eso resulta mucho más conveniente para hacer responsables de lo que no funciona a quienes viven entre nosotros y no son como nosotros, alimentando la xenofobia, la islamofobia o el racismo. Debemos actuar sobre sus causas profundas antes de la culpabilización moral. ¿Y cómo explica el hundimiento del voto ecologista? -Sin duda, por la candidata ecologista, cuyas propuestas yo respeto mucho, pero que saltó por los aires en el contexto de una lucha política concreta. Y resulta lamentable porque los problemas ecológicos nos conciernen a todos. La cultura no es un lujo, nos permite vivir mejor. A través de la educación nos toca a todos El problema no está en la perversión de nuestras instituciones, sino en el uso que se ha hecho de ellas Perversión democrática Recortes a la cultura Habrá más tensiones sociales y tentaciones populistas. Pero la ola ultraliberal no es irresistible. La voluntad de la mayoría podrá contenerla JOB VERMEULEN Políticas ultraliberales tar mientras damos costosa protección a los bancos y los mercados? -Por el momento, la política europea, la de la Unión o la de los Estados, sigue dominada por los dogmas del ultraliberalismo, es decir, la protección únicamente de los intereses de los individuos económicamente poderosos y el olvido del interés común. Si sigue así, asistiremos al crecimiento de las tensiones sociales, y también a una intensificación de las tentaciones populistas que consisten en la búsqueda de chivos expiatorios responsables de todas nuestras desgracias, para dejarse engañar por soluciones simplistas. Pero debemos re- cordar que esta ola ultraliberal no es en modo alguno irresistible, que si fue impuesta por la voluntad de unos pocos, ahora la voluntad de la mayoría podrá contenerla. ¿Europa despierta de una impresión irreal de seguridad? ¿O es que el fin de la historia (Fukuyama) se convirtió en la broma infinita? -Europa es un refugio de paz, si se la compara con otras regiones del mundo, y en ese sentido la Unión Europea ha jugado bien sus bazas. Lo que ha cambiado es el lugar de Europa en el mundo: debemos admitir que hemos perdido nuestro lugar hegemónico. Ello no significa que estamos aboca- dos a ser colonizados por las nuevas potencias, ni que nuestro empobrecimiento sea inevitable, pero sí que debemos adaptarnos a esta nueva situación. No agitemos el miedo, porque es mal consejero; tratemos de permanecer lúcidos. En cuanto a Fukuyama, él tenía razón al decir que no hay otro modelo global que compita con el régimen de la democracia liberal, ni comunista, ni fascista, ni militar; pero hizo mal en subestimar los peligros procedentes de la misma democracia, sobre todo de sus perversiones, sus enemigos íntimos ¿Cree que la cultura se está distanciando de la sociedad, o que la tecno- logía la ha cambiado y pierde peso? -En internet puede usted encontrar instrucciones para montar una bomba y los libros de los clásicos o los cuadros del Prado. Así que no culpemos a la tecnología, si no a sus malos usos. La cultura en general y la literatura no se han vuelto más distantes, porque en el pasado la proporción de individuos que tenía acceso a ellas era mucho menor. Como contrapartida, el contacto inmediato entre personas se resiente por la omnipresencia tecnológica. ¿Cuál es el papel del intelectual hoy? ¿Cree, como Michel Serres, que la campaña en Francia era de abueletes -Estoy totalmente de acuerdo, porque los discursos de la campaña electoral francesa no han tenido en cuenta los problemas específicos de nuestro tiempo. Sin embargo, no estoy seguro de que elpapel delintelectualsea dar indicaciones de voto, uno de los reproches actuales. Para mí, el rolnoes sustituir a los sacerdotes que dirigían las conciencias y lanzabansermones moralizantes. El intelectualabusahoy delpoderdesunotoriedad, pero posee un saber particular; su papel, si es capaz, sería aportar claridad, hacernos entender mejor los debates para permitirnos reflexionar mejor por nuestra cuenta. Si entra al servicio de una causa política, se convertirá en un vulgar militante. -La recesión ha convertido la cultura en objetivo de grandes recortes... -Es verdad que la cultura no se dirige inmediatamente a todos (no todo el mundo lee, o va al teatro y a los museos) y esa es la razón por la que tiende a recibir recortes. Sin embargo, sí toca a toda la población a través de la enseñanza y los medios. Nos enriquece interiormente, permite que nos sobrepongamos a las preocupaciones de la vida cotidiana, que nos abramos a horizontes que no son los nuestros, de otros seres, de otros modos de vida. La cultura no es un lujo, nos permite vivir mejor. ¿Es mejor vivir sin ideología? -El dilema es elegir una ideología consciente o una inconsciente, generosa o egoísta. Vivimos mejor si tenemos en cuenta los intereses de los que nos rodean. ¿Es optimista? -Creo que depende del día, de la hora... No creo que nuestra especie avance hacia el suicidio, pero ahora sabemos que puede ir por mal camino durante muchos años.