Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 ECONOMÍA DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2012 abc. es economia ABC PROPUESTA AL ECOFIN La UE puede imitar el plan de Rajoy para acabar con las facturas impagadas ÁNGEL GOMEZ FUENTES CORRESPONSAL EN ROMA El pago de facturas a los proveedores ANTONIO BETETA Secretario de Estado de Adm. Públicas La Unión Europea podría adoptar pronto medidas consideradas hasta ahora blasfemas por los países ultra defensores del rigor presupuestario. Diversos medios italianos se han eco del plan que el primer ministro Mario Monti propondrá a Bruselas para reducir el impacto de la deuda pública, al tiempo que mantiene conversaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, con la que habría ya llegado a un acuerdo en ese sentido. Se tratará en definitiva de llegar a un pacto que combine rigor y crecimiento económico. Se sigue así la línea en la que desde hace tiempo viene insistiendo el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, porque solo con austeridad no se sale de la crisis. En sustancia, el acuerdo en el que desde hace tiempo trabajan Alemania e Italia consistiría en la emisión de títulos de Estado para liquidar la deuda que las administraciones de los países de la UE tienen con las empresas. A Italia le permitiría, por ejemplo, desbloquear al menos 20.000 millones de euros. A falta de detalles en los que siguen trabajando Monti y Merkel, el acuerdo sería presentado en la reunión de los ministros de Economía (Ecofin) prevista para el día 13 de este mes, según Il Maessaggero En nuestro país, ya se ha puesto en marcha el plan y este mismo mes los proveedores de las administraciones públicas empezarán a cobrar las más de seis millones de facturas impagadas. Las comunidades autónomas han presentado a Hacienda facturas por importe de 17.255 millones de euros. Asimismo, el diario Reppublica confirma que Monti pretende proponer, de acuerdo con la canciller alemana, en el Consejo Europeo de Bruselas del 28 de junio un plan que permita sacar del cálculo del déficit y de deuda las inversiones públicas que puedan ayudar al crecimiento. Igualmente, no serían computables para el déficit los pagos de las deudas de la Administración central con las empresas. El plan Monti intenta evitar dar la peligrosa impresión a los mercados de que Europa quiere de nuevo seguir aumentando deuda. Por eso, Monti insiste en la necesidad del rigor, pero acompañado de medidas de crecimiento. E Cobrarán este mes n todos los sitios cuecen habas. Unpaseopor cualquiercalledeEspañanospermitecomprobar cómo uno de los grandes dramas de la actual crisis económica es la imagen de muchos comercios conlapersianabajadapor cesedeactividad. La quiebra de muchas pequeñas y medianas empresas, convertidas en una de las grandes víctimas de la crisis, se ha llevado por el camino a decenas de milesde puestosde trabajoy deautónomos. Enmuchoscasos, porqué nodecirlo, han estado provocados por los retrasos, cuando noimpagos, delas administraciones públicas. El actual Gobierno tuvo muy claro desde el principio que, para conseguir su objetivo capitalde recuperar la credibilidad y la confianza de los mercados internacionales, tenía queseguirelprincipio por el que se han guiado durante mucho tiempo, con tan buen resultado, las buenas amas de casa o los autónomos: no gastar más de lo que se gana. Pero, además, para ser creíbles, era necesario empezar a abonar las facturas pendientes de pago por las administraciones públicas. En una operación sin precedentes, y en un tiempo récord, este Gobierno ha puesto en marcha el mecanismo de pago aproveedores, por elcual se empezarán a pagar en mayo casi dos millones de facturas que adeudaban las corporaciones locales a sus proveedores y cuatro millones de facturas que tenían sin pagar las comunidades autónomas. Me gustaría dejar una cosa bien clara: el gran objetivo del Gobierno con esta operación es que quien prestó un servicio a la Administración lo cobre, que el dinero vuelva a fluir, que permita volver a hidratarse a nuestro tejido industrial, sediento ante la actual sequía del crédito. Los proveedores cobrarán el dinero que se les debía y éstos, a su vez, invertirán en sus negocios, lo que contribuirá a mantener y o crear unos 100.000 puestos de trabajo. La mejor manera de favorecer el crecimiento de este país es devolviendo la vitalidad a quienes más saben a la hora de crear nuevos empleos, a los pequeños y medianos empresarios. Me alarma cuando leo que la banca pretende quedarse con los pagos a proveedores y entiendo que les pueda preocupar, igualmente, a los profesionales y a los autónomos de este país. Por ello, quisiera aprovechar la ocasión para aclarar posibles malentendidos. En el real decreto 4 2012, de 24 de febrero, por el que se establece el mecanismo de financiación de pagos a proveedores de lasentidades localesse dispone, sin ningún tipo de duda, que el mecanismo está previsto para que cobren los contratistas adjudicatarios de la Administración, y así será. Solohayun casoenelque podríancobrar las entidades financieras primero: cuando un proveedor haya decidido ceder su derecho de cobro a éstas. En otras palabras, las entidades de crédito recibirían el importe de la factura pendiente siempre que se trate de endosos y cesiones de derechos de cobro comu- Sin precedentes El mecanismo de pago a los proveedores diseñado es una operación sin precedentes realizada en tiempo récord Pequeñas y medianas empresas serán las más beneficiadas VALERIO MERINO nicados fehacientemente a las entidades locales deudoras, de las que, además, éstas habrán debido realizar la correspondiente toma de razón. En estos casos, resulta evidente que losproveedoresiniciales, esdecir, losadjudicatariosde loscontratos, ya ejercitaron su derecho de cobro y que su lugar lohan ocupado las entidades decrédito. Solo en esos supuestos existe un derecho de cobro a favor de estas entidades y, al igual que otros contratistas, podrán ejercerlo si desean aceptar el procedimiento de pago a proveedores en marcha. También podrían existir pactos privados entre las entidades de crédito y los contratistas, para permitir la cancelación de posibles deudas de los proveedores con los bancos mediante la detracción de fondos que se ingresen en determinadas cuentas bancarias abiertas en dichas entidades de crédito por los propios contratistas. En este caso, se trata, como he señalado anteriormente, de un pacto privado que, si se dan las condiciones que en el mismo se establezcan, las entidades de crédito podrán aplicar. En todo caso, es preciso señalar que son los proveedores los quehan facilitado, de forma voluntaria, la identificación de las cuentas bancarias a las que se deberán realizar las transferencias correspondientes al mecanismo de pago a proveedores y, salvo que exista alguna de las peculiaridades antes comentadas, que dependen de su propia voluntad a la hora de identificar quién recibirá el pago, percibirán las cuantías en las que se haya concretado su derecho a cobro. Quisiera subrayar que esta operaciónsoloesposiblegraciasalavaldelEstado. La presencia del Estado avalando permitirá que las entidades locales y las comunidades autónomas puedan pagar sus deudas con sus proveedores en unas condiciones de financiación muchomejores quelas que ofrece el mercado en estos momentos. Un crédito a 10 años, sin amortizar nada los dos primeros, pagando en ese tiemposólo los intereses. Por último, los ciudadanos tienen que tener presente que a cambio de la ayuda que presta el Estado a las entidades locales y comunidades autónomas para que puedan pagar sus deudas, al tiempo que se inyecta liquidez al sistema mediante esta operación financiera sinprecedentes- -delaqueelEstadoresponde, enúltima instancia, como avalista- el Gobierno exigirá rigor en la gestiónyresponsabilidad en la administración del dinero público. Para ello, como contraprestación al pago inmediato de sus deudas pendientes con terceros, las entidades locales y lascomunidades autónomasdebenasumir las correspondientes medidas de ahorro, a través de sus planes de ajuste, para poder hacer frente al pago de las anualidades de la operación de préstamo, a la que podrán acceder si el Estado acepta, en los próximos días, los planes presentados.