Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2012 abc. es internacional PRIMER PLANO 23 Elecciones presidenciales Francia Me da seguridad. No tiene la rudeza de Sarkozy dice. Aunque nos subraya que la solución no está en Hollande ni en Sarkozy: La solución está en una Europa seria. Una Europa que consiga que los millonarios paguen impuestos ¡Voila! Como si fuera tan sencillo. Camino del metro coincidimos con Nicolas y Adelaid, de 24 y 23 años, él camarero y ella cocinera. Hablamos de la crisis. Bueno, la hostelería nos permite ir viviendo- -dice Adelaid- pero tenemos miedo como todos. Si la gente pierde las ganas de salir, de ir al restaurante, a nosotros no nos va a ir bien ¿Alternativas? Adelaid le da varias vueltas a la pregunta, y al fin responde: Yo creo que habría que potenciar el empleo en la ecología No elabora mucho la respuesta, pero la pareja transmite buenas vibraciones. La hostelería y la ecología son buenas para todos Sarkozy no les convence: Es un hombre que crispa Sus simpatías están con Hollande, pero les ha llegado el mensaje del presidente, y nos puntualizan: Claro que puede pasarle lo que a Zapatero y hacerlo todo mal Por si acaso, nos cuentan, ellos se van de viaje a Panamá. No son ricos. Son camarero y cocinera. Pero es su viaje del año. Quieren aprovecharlo. Así, si llega la crisis, lo viajado ya no hay quien se lo quite. Y así llegamos al fin a nuestro punto de destino. Trocadero, junto al Sena y la torre Eiffel. Territorio Sarkozy. El lugar donde el presidente se dio su principal baño de masas en la capital. Aquí hablamos con Patrick Delenciere, gestor de Banca, que nos hace el diagnóstico de la situación: La situación da vértigo. Todo el mundo occidental peligra. Nuestro mundo se nos puede venir abajo- -nos lo cuenta con una serenidad admirable- Por eso creo que no está la situación para prometer milagros. Estoy con Sarkozy, porque ve las cosas con realismo. Hollande, me parece, se quiere tomar muchas libertades con las finanzas. Y en tiempos difíciles, hay que ser realistas Patrick nos explica: En este barrio solo vas a encontrar sarkozistas. Es un barrio muy monotemático Lo Una sociedad conservadora Hay entre los franceses una gran ansiedad por no perder lo que tienen. Poco o mucho. Por no perder su modelo de vida. Entre los inmigrantes hay miedo a que los echen a patadas. A que les miren con odio. A que los devuelvan a un país de origen que prefieren olvidar. Entre los menesterosos hay miedo a perder las todavía profusas ayudas a la vivienda, a la familia, para la escuela y para la crianza de los hijos, que aún reparte el providencialista Estado francés. Y entre la burguesía, hay miedo a que la falta de realismo económico, las quimeras ideológicas y la falta de rigor les hagan perder a unos y otros, a todos, a pobres y ricos, un modelo de vida, con el que no les va nada mal. El francés es uno de los últimos Estados protectores que quedan en el mundo. Y hay miedo a que, con el nuevo siglo, ese modelo se convierta en recuerdo del buen tiempo pasado. Trocadero, capital Sarkozy Partidarios de Sarkozy, en el centro de París AFP dice casi con nostalgia... como si echara de menos algún rojo en la zona. En el mismo barrio, Helena, ama de casa, esposa de un jefe de estudios económicos y ferviente partidaria del presidente, nos confiesa: Yo comparo a Sarkozy con mi marido. Trabaja dieciséis horas al día. Se bate el cobre. Luchan. Nunca se dan por vencidos. Y más valdría que así fuera para todos y que nos dejáramos de quimeras Ponderada mesura, moderación... Desde el nihilismo de Sarcelles hasta el buen sentido de Trocadero. Un universo en poco más de 45 minutos de viaje. El largo viaje por la angustia y la vitalidad de la capital de Francia ante el abismo de la crisis que llama a sus puertas. AZARIF MAJBED Administrativo, 53 años Quiere un presidente que le dé seguridad, con quien pueda sentirse protegido. Y cree que ese puede ser François Hollande. A Sarkozy lo encuentra demasiado rudo y próximo a los ricos Aunque su esperanza se centra más bien en una Europa seria y sólida que sea capaz de hacer pagar impuestos a los ricos A su modo de ver, los ricos siempre se salen con la suya son insolidarios Confía en que, con la victoria de los suyos, pronto Francia salga del atolladero ABDEL Parado, 19 años ALÍ Pastelero, 19 años Alí se queja del discreto racismo de los franceses. Hace una denuncia del colonialismo de Francia de su hipocresía y de su egoísmo en particular hacia los inmigrantes. Pero nos insiste con cierta retranca: Claro que yo también soy francés. Y amo mi patria Abdel cree que Nicolas Sarkozy es un poco bocazas y que está haciendo la vida más difícil para ellos, franceses de origen argelino. Alí votará a François Hollande. Abdel no votará: Mientra esté en el paro no pienso ir a votar. Que me dé un trabajo, y ya votaré