Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 ECONOMÍA DOMINGO, 22 DE ABRIL DE 2012 abc. es economia ABC La destrucción de empleo reduce hasta 2,45 el número de afiliados por pensionista BEs la relación más baja desde 2003, pero por encima de la registrada en los 90, cuando el sistema estuvo al borde del abismo Número de afiliados por pensionista 2,62 2,50 2,44 2,39 2,67 2,71 2,66 2,62 2,56 2,47 2,45 2,29 2,18 2,12 92 ABC 2,23 2,07 2,06 2,09 95 96 97 2,29 2,34 2,15 E SUSANA ALCELAY MADRID l fuerte deterioro que sufre el mercado de trabajo- -490.224 ocupados menos en el último año- -ha abierto una brecha en la Seguridad Social. La relación que ahora existe entre afiliados y pensionistas registra niveles desconocidos desde el año 2003, aunque todavía por encima de los alcanzados en los años 90, cuando el sistema de pensiones estuvo al mismísimo borde de la quiebra. Pero la tendencia a la baja parece que es inevitablemente, al menos este año, lo que da idea del hondo calado de una crisis que ha hecho mella en sistema público de pensiones y en su fórmula de reparto. El número de cotizantes se ha situado por tercer mes consecutivo por debajo de los 17 millones. Y todo ello a pesar de que en marzo, la afiliación media subió en 5.419, lo que contribuyó a romper la tendencia de destrucción de empleo que se producía desde el mes de julio. Los datos del Ministerio de Empleo ponen de manifiesto que España cuenta con 16,90 millones de afiliados ocupados a la Seguridad Social, mientras que el número de pensionistas asciende ya a 8,07 millones tras crecer a un ritmo superior al 4 hasta marzo. Esto significa que hay 2,45 afiliados ocupados por cada pensionista, una relación cada vez más próximá a la relación de 2 a 1 que es considerada el umbral mínimo de sostenibilidad del sistema. Las causas están estrechamente relacionadas con el vendaval de destrucción de puestos de trabajo que padece la economía española. Desde el máximo histórico alcanzado en julio de 2007 (19.493.051 cotizantes) la Seguridad Social ha perdido casi 2,6 millones de afiliados en situación de alta laboral. Y las previsiones macroeconómicas para este año no invitan al optimismo, teniendo en cuenta que se espera la destrucción de 631.000 puestos de trabajo y 5,6 millones de parados. El impacto de la crisis se refleja con toda su fuerza en las cuentas de la Seguridad Social, que acusa el fuer- 93 94 98 99 00 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 Fuente: Ministerio de Empleo Mar. 2012 Afiliados a la Seguridad Social 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 Fuente: Ministerio de Empleo 18.312.322 18.925.869 19.372.675 18.531.264 17.803.839 17.584.982 17.229.922 16.902.530 ABC te incremento del paro y el consiguiente recorte de ingresos en un momento en el que aumenta el número de perceptores. El escenario presupuestario de la Seguridad Social se ha diseñado teniendo en cuenta una caída del 3,7 en los ingresos por las cotizaciones sociales que pagan em- En cotas mínimas El número de afiliadosocupados continúa por debajo de los 17 millones, pese a que en marzo subieron en 5.419 presarios y trabajadores, la mayor fuente de financiación del sistema de pensiones. Pero pese a este desplome de 4.000 millones por cuotas sociales, el objetivo del Gobierno es acabar el año en equilibrio presupuestario frente al déficit del 0,09 de déficit con el que el sistema acabó 2011, cerca de mil millones. Una situación que no se producía desde que en 1999 la Seguridad Social dejará de financiar la sanidad. Para lograr estos objetivos, el Estado aportará una inyección extra de ingresos, al transferir mil millones a la partida que complementa las pensiones que no han cotizado lo suficiente para llegar al mínimo. También cuenta el Ejecutivo con rebajar en 1.200 millones de euros el gasto en incapacidad temporal, un objetivo que está estrechamente ligado a la reforma de las mutuas que diseña el Ministerio de Empleo por la que dotará de más poder a estas entidades para luchar contra el absentismo. y más reformas a la vista Una reforma con efectos a largo plazo Flexibilidad. Es la clave para esquivar los despidos en situaciones de fuerte crisis como la actual. El Gobierno lo ha repetido una y otra vez y lo vuelve a hacer en los Presupuestos, en un apartado dedicado a la reforma del mercado de trabajo en vigor desde hace apenas un mes. Cree el Ejecutivo que los efectos de estos cambios laborales serán a largo plazo, con un incremento importante del PIB potencial y una reducción de la tasa de desempleo estructural Malos presagios... Afirma que a corto plazo, en un contexto de deterioro de la actividad económica, los efectos sobre el empleo dependerán en gran medida de que las mayores posibilidades de flexibilidad interna se introduzcan con rapidez, lo que se traducirá en los próximos meses en una menor utilización del empleo como vía de ajuste para responder a la caída de la demanda En las cuentas públicas el Gobierno justifica su reforma ante la gravedad de la situación que requería una solución rápida y completa, una reforma laboral ambiciosa que permitiese reconducir la situación de desempleo Junto a la reforma de las mutuas de accidentes laborales, el Ejecutivo pondrá en marcha medidas para acercar la edad real de jubilación (63,82) a la legal, pondrá la lupa sobre las prejubilaciones, solo las permitirá en casos excepcionales y pondrá freno al abusivo uso del cobro de la prestación por paro como fórmula de prejubilación encubierta. Entre las medidas está también prolongar voluntariamente la vida laboral, combinar trabajo parcial con cobro de pensión parcial, controlar las jubilaciones anticipadas y realizar esfuerzos de cotización acordes con la prestación futura recibida. Medidas todas que pretende racionalizar los ingresos del sistema y evitar tener que echar mano del fondo de reserva, que este año no recibirá dotación alguna dado el desequilibrio entre los ingresos y los gastos en el Presupuesto de la Seguridad Social en 2011, cuya dotación ahora es de casi 66,8 millones de euros.