Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 22 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional INTERNACIONAL 85 BAHRÉIN Primer muerto en las protestas en vísperas de la carrera de F 1 FRANCISCO DE ANDRÉS repasar varios ejemplos de Mahoma y sus seguidores de hace 15 siglos, destila de ellos una recomendación de vida equilibrada para el XXI: La cantidad de chistes y humor en vuestra vida debe ser como la cantidad de sal en vuestra comida De esta y otras mezquitas del barrio fue vetado Mohammed Ishtiaq Alamgir, conocido como Saif al Islam (espada o espíritu del Islam) Un joven de una familia inmigrante de clase media del barrio que permanece oculto desde Navidad por su activismo en grupos extremistas como Al- Muhajiroun Islam 4 UK o Musulmanes contra las Cruzadas todos ellos ilegalizados al amparo de la legislación antiterrorista. Su conversión de inspector de la Hacienda local a integrista se produjo en el homenaje a los autores de los atentados del 11- S como los 19 Magníficos influido por Omar Bakri Mohammed, el gran referente- -junto a Abu Qatada, el clérigo jordano que el gobierno Cameron intenta extraditar- -del integrismo británico. Saif al Islam cree que el sistema británico se hunde por el alcohol, las drogas y la prostitución, la Sharia acabaría con todo eso Es el típico discurso de regeneración moral del rigorismo islamista. A estos yihadistas les decimos que son una desviación del Corán asegura Qadir, que ha editado panfletos para refutar al extremismo Los salafistas puritanos defendemos la integración con la sociedad general dice. MI BOUTIQUE NESPRESSO, A TAN SOLO UN CLIC. www. nespresso. com De inspector a integrista Miles de ciudadanos de Bahréin reanudaron ayer las protestas violentas en las calles de Manamá en la víspera del Gran Premio de Fórmula 1, para protestar por la muerte de un manifestante y criticar el evento deportivo que, a su juicio, es un acto de relaciones pùblicas del régimen para ocultar al mundo la inestabilidad política en el país. Por su parte, la monarquía que gobierna el pequeño estado del Golfo acusó a los organizadores de querer boicotear la carrera para lograr publicidad en favor de su causa política. La confusa Primavera Árabe bahreiní se reanuda así después de meses de inactividad. Una aparente tranquilidad producida, en gran parte, por la represión policial de las manifestaciones y por el interés de dos grandes potencias- -Estados Unidos y Arabia Saudí- -en que no triunfe. Bahréin, el pequeño estado petrolero de apenas 750 kilómetros cuadrados y menos de un millón de habitantes, vive desde febrero del año pasado una situación convulsa tras el levantamiento de la mayoría musulmana chií contra la minoría suní que sustenta a la dinastía de los Al Khalifa. Lo que comenzó como un remedo de la revuelta en Túnez- -fin a la discriminación que padecen los chiíes en materia de empleo y vivienda- -se ha convertido hoy en una reivindicación pura y dura del fin de la monarquía absoluta. Lo que venga detrás no tiene que ser, precisamente, un régimen de libertades para la minoría suní y el resto de las minorías. El problema serio que diferencia a Bahréin de Túnez, Egipto o Libia no es tanto su modesta producción de petróleo como la cercanía con el Irán chií. Esta circunstancia pesó mucho en la decisión saudí de enviar sus tropas en marzo del año pasado en socorro de la monarquía hermana de Bahréin. También habría sido determinante para el aislamiento informativo de los rebeldes. La principal cadena árabe de noticias, Al Yasira, propiedad del emir de Qatar, cubrió con detalle todas las revoluciones de la región pero mantuvo un virtual silencio informativo en torno a las protestas en Bahréin. Estados Unidos, por su parte, tiene en esa isla la sede de la Quinta Flota de su Armada. Una mano a tiempo Existen muchas maneras de disfrutar la experiencia Nespresso: Boutiques en toda España Call Center 900 259 259 Nespresso App