Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 INTERNACIONAL Los mensajes clave de los candidatos Una Francia fuerte con fronteras fuertes NICOLAS SARKOZY Presidente de Francia DOMINGO, 22 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional ABC No al recorte hasta que regrese la bonanza FRANÇOIS HOLLANDE Candidato del Partido Socialista Francia sólo para los franceses MARINE LE PEN Candidata del Frente Nacional Propone romper con el Tratado de Schengen si no se resuelve el problema de los inmigantes ilegales. Aboga por establecer una regla de oro para asegurar que todos los estados de la UE cumplen con los requisitos en materia de déficit público. Pide un recurso al referéndum si el Senado o los sindicatos frenan nuevas reformas. Aboga por aplazar los recortes presupuestarios hasta que no regrese el crecimiento económico, y pide, en consencuencia, romper y renegociar el Pacto Presupuestario europeo negociado a instancias del eje Berlín- París. Critica los mercados financieros internacionales y promete la creación de 60.000 puestos nuevos de maestros. Propone restaurar las fronteras y la soberanía nacional francesa, y expulsar a varias decenas de millares de inmigrantes extranjeros. Quiere sacar a Francia de la zona euro, y es partidaria de favorecer a los franceses de origen francés en todos los terrenos de la vida económica y política del país. Francia vota hoy entre el miedo a Europa y el odio a los mercados BCuarenta y cinco millones de electores eligen hoy entre diez candidatos a los dos rivales que se enfrentarán el próximo 6 de mayo por la presidencia púsculos izquierdistas) esperan la gran sorpresa de la posible eliminación de uno de los dos grandes candidatos. Ningún sondeo ha avalado tal eventualidad. En tercero y cuarto puestos, la extrema derecha y la izquierda de la izquierda esperan poder influir de manera determinante en la elección del futuro presidente de Francia. Todos los votos del Frente de Izquierda irán al candidato socialista en la segunda vuelta. Un 30 por ciento de los votos de extrema derecha pueden dar la victoria a François Hollande. Esa es la gran amenaza que pesa contra Nicolas Sarkozy. François Bayrou, centrista, también espera superar el modesto 10 por ciento que le pronosticaban los últimos sondeos. Se especula con su posible apoyo a Sarkozy en la segunda vuelta. Por su parte, Eva Joly ha conseguido arruinar todas las esperanzas del electorado ecologista, reducido a un pañuelo del 3 al 5 por ciento de las intenciones de voto. Otros candidatos de derecha nacionalista y extrema izquierda, Nicolas Dupont Aignan, Nathalie Artaud, Philippe Poutou y Jacques Cheminade desaparecerán políticamente tras el voto testimonial anunciado por los sondeos. La influencia de sus electores de la primera vuelta será sencillamente insignificante. La campaña de Sarkozy y Hollande ha estado dominada por reservas de fondo hacia Europa. El presidente Saliente ha amenazado con sacar a Francia de los Acuerdos de Schenguen, si la UE no pone coto a la inmigración ilegal en un plazo de un año. Se trata de una amenaza apocalíptica, destinada a intentar seducir a los electorados más conservadores. Pero bien refleja el desencanto de muchos franceses hacia la UE: parados, obreros poco calificados, profesiones liberales en crisis, funcionarios hostiles a la austeridad europea, son electores hostiles a todas las disciplinas europeas. El candidato socialista ha prometido que no ratificará, rechazará y renegociará el Pacto presupuestario europeo (PPE) Y todo parece sugerir que cumplirá su palabra, si es elegido, como pronostican los sondeos. Se trata de una amenaza potencial para toda la zona euro, empantanada, siempre, por varias crisis superpuestas: crisis de la deuda, crisis de falta de crecimiento, crisis de la gobernanza. La renegociación del PPE precipitará a la UE en un largo paréntesis imprevisible, ya que Francia todavía tiene convocadas elecciones legislativas el próximo mes de junio. El odio a los ricos ha sido otro de los grandes temas estrella de la cam- C JUAN PEDRO QUUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS uarenta y cinco millones de electores son invitados a elegir entre diez candidatos a los dos grandes rivales que se enfrentarán el próximo 6 de mayo en unas elecciones presidenciales que tendrán gran importancia continental: la UE y la zona euro pueden cambiar de rumbo tras unas proposiciones dominadas por el miedo y las reservas hacia Europa, el odio a los ricos Nicolas Sarkozy, presidente candidato, y François Hollande, candidato socialista, esperan ser los ganadores de la primera vuelta de este domingo. El ganador de hoy solo podrá ganar la segunda vuelta, dentro de quince días, si cuenta con el apoyo de los electores de extrema derecha. Casi todos los últimos sondeos oficiales anunciaban la victoria de Hollande, con mucho margen de incertidumbre: un 28 por ciento de indecisos que pueden dar un vuelco a todos los pronósticos. Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional (FN, extrema derecha) y Jean- Luc Mélenchon, candidato del Frente de Izquierda (PCF y varios gru- Los ecologistas Los últimos confetis del imperio francés J. P. QUIÑONERO Casi todos los franceses de ultramar habrán votado este domingo cuando esté comenzando la gran jornada electoral de las elecciones presidenciales del 22 de abril y el 6 de mayo. Franceses de ultramar son los franceses que habitan en los Departamentos y Territorios de Ultramar (los DOM- TOM, en la terminología oficial) que incluye a los últimos confetis del antiguo imperio francés en varios conti- nentes, unos 2.6 millones (censo 2010) de franceses negros y mestizos, que viven en la Guadalupe, la Martinica Fuerte- de- Francia, Isla Reunión Saint- Denis, Mayotte Mamoudzou, Polinesia francesa, San- Bartolomé, SaintPierre- et- Miquelon, Wallis- et- Futuna y Nueva Caledonia. El voto de los DOM- TOM tiene una importancia insignificante en el resultado final de las elecciones presidenciales. Pero tiene una importancia sensible, ya que los negros franceses instalados en la metrópoli tienen un peso electoral creciente en algunas ciudades. Amenazas para el euro