Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 ESPAÑA DOMINGO, 22 DE ABRIL DE 2012 abc. es españa ABC Luchar contra el déficit es ahora el modo de defender a España SECRETARIO DE ESTADO DE DEFENSA Pedro Argüelles BAdvierte de que una vez pasada la crisis debe reconducirse el presupuesto de Defensa: Podríamos llegar a una situación en el que las Fuerzas Armadas no puedan cumplir su misión ESTEBAN VILLAREJO MADRID Sobre la mesa del despacho del secretario de Estado de Defensa se acumulan carpetas e informes. Es la hora del sudoku presupuestario para acometer, con estoica disciplina, el gran objetivo: Atajar el déficit y la deuda Pedro Argüelles Salaverría (Madrid, 1950) es viejo conocido del N 109 del Paseo de la Castellana pues fue jefe de gabinete del ministro Eduardo Serra (1996- 2000) También fue parlamentario europeo y de la Asamblea de Madrid. -Su último empleo ha sido el de presidente de la aeronáutica Boeing en España y Portugal. ¿Se imaginaba esta ruina en la cosa pública -Llevábamos tiempo viéndolo venir. La reacción de este Gobierno ha sido rápida porque sabía lo que le esperaba. ¿Es peor de lo que esperábamos? Probablemente las cosas son siempre peor de lo que te esperas. Pero lo importante ahora es tener reacción y planear a largo plazo. ¿La crisis pone en riesgo la defensa nacional? -Ahora mismo la mayor amenaza para la defensa de España es el déficit y el endeudamiento. Luchar contra ese déficit es ahora el mejor modo de defender a España. Los militares, que tienen una visión muy amplia de la Defensa, así lo entienden. Aunque todo, por supuesto, tiene un límite. ¿Ese límite está en el 0,59 del PIB que se invertirá este año en Defensa? -El Presupuesto ha descendido en 612 millones, un 8,8 menos. El peligro reside en que si seguimos obligando a Defensa a hacer ajustes podríamos llegar a una situación en la que nos encontremos unas Fuerzas Armadas huecas con muchos hombres, aparentemente con buen equipamiento, pero sin dinero para instrucción, logística... Una vez pasada la crisis, no podemos continuar con este camino pues podríamos tener unos Ejércitos que no sirvan para cumplir su misión. -Las Fuerzas Armadas cuentan con 128.300 efectivos (46.300 oficiales y suboficiales y 82.000 tropa y marine- El rediseño del despliegue del Ejército de Tierra continuará ¿Prevé el Ministerio cerrar instalaciones militares? -La reconversión militar hacia unas Fuerzas Armadas más tecnificadas, con menos infraestructuras pero con más fuerza viene ocurriendo desde hace tiempo. Este es un proceso permanente. -Es decir, la crisis obligará a un rediseño del despliegue territorial, especialmente del Ejército de Tierra... -De nuevo, este es un proceso permanente. El Ejército de Tierra ya acometió en los años 90 el Plan Norte hasta sucesivas adaptaciones. Este proceso va a continuar. El Ejército de Tierra tiene iniciativas muy interesantes para concentrar determinados servicios y unidades en puntos estratégicos para conseguir mayor efectividad y liberar infraestructuras que a su vez supondrá ahorro. Ahora, por ejemplo, tenemos un programa para racionalizar el despliegue de polvorines. Pedro Argüelles, en un momento de la entrevista ría) El ministro Pedro Morenés ha anunciado una reducción coyuntural ¿En cuánto cifra esa mengua y qué plazos maneja? -Estamos en fase de estudio a nivel de Estado Mayor de la Defensa. Su dictamen no estará terminado hasta junio. No sabemos aún. Pero el planteamiento es coyuntural. El número de efectivos actual es al que debemos aspirar. ¿Se pasará a la reserva a un mayor número de militares? -Habrá que esperar al informe del jefe de Estado Mayor de la Defensa. ¿Qué planes tiene para hacer frente este año al pago de 1.858 millones de euros derivados de los 19 Programas Especiales de Armamentos, cuyo importe hasta 2025 es de unos 27.000 millones? -Tenemos que buscar soluciones para que esa cantidad sea menor, financiarla y renegociarla. Quizás en algunos programas puedan reducirse el número de unidades comprometidas, además esperamos poder vender parte de esas unidades a terceros países. Pero al final quedará una parte que deberemos acometer y para ello necesitamos apoyo del Gobierno porque esto es un problema de Estado. No vamos a incumplir nuestros compromisos internacionales. -El programa Eurofighter es el mayor quebradero de cabeza, con unos pagos para 2012 de 1.158 millones de euros. España tiene ya 42 unidades de las 87 previstas... ¿Cuántas piensa adquirir finalmente? -Es un programa complicado ya que las decisiones no pueden ser unilaterales. España tiene que ir de acuerdo con JAIME GARCÍA Misiones en el exterior Es un objetivo irrenunciable. Una pieza esencial de la política exterior Programas de armas En este momento nada de lo que está comprometido está asegurado el resto de socios Reino Unido, Alemania e Italia He tenido una primera reunión, tendremos otra reunión en el mes de junio en Madrid. El diálogo se está acercando, todos los países están en una posición similar, tenemos que negociar con la industria. -Otro de los Programas Especiales de Armamento es el de los submarinos clase S- 80 por los que la Armada se comprometió con Navantia a adquirir cuatro unidades... -Este programa está avanzado. Habrá que estudiarlo y reconducir algunos aspectos pero, dicho esto, estoy convencido de que va haber un submarino de la clase S- 80 pronto. ¿Está España en disposición de adquirir los cuatro submarinos S- 80? -En este momento nada de lo que está comprometido está asegurado. ¿Cómo explica a los ciudadanos que en este año de crisis se aumente en 36 millones de euros el presupuesto destinado a la misión en Afganistán que alcanzará los 443 millones? -Estamos iniciando la retirada. Este año terminará con un 10 menos de efectivos en ese país. Para hacer esa retirada ordenada y en condiciones de seguridad hay que apoyar la logística. Por ello el incremento. No podemos retirar las tropas con un billete de avión. -Con la actual coyuntura económica, ¿la participación de España en misiones internacionales sigue siendo objetivo irrenunciable? -Sin duda. Este es un elemento esencial de la integración de España en la OTAN, la UE y el contexto internacional. Es una pieza esencial de la política exterior.