Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 CÓRDOBA Contramiradas DOMINGO, 22 DE ABRIL DE 2012 cordoba. abc. es ABC Pedro Lavirgen He vivido como un asceta CANTANTE DE ÓPERA POR ARIS MORENO CÓRDOBA H BEs, con toda probabilidad, nuestro cantante de lírica más internacional. En su biografía no le falta ningún teatro de ópera importante del mundo. Pero la gloria cuesta. He sido un luchador con fe ay fatalidades que pueden conducir a la gloria. Un desgraciado contratiempo se convirtió para Pedro Lavirgen en el resorte que lo catapultó a forjar una de las grandes biografías de la música lírica de España. Su historia es la de un niño de la guerra refugiado en la aldea de Zocueca (Jaén) cuando apenas contaba con 7 años de edad. Tuvo el infortunio de caerse de una roca y romperse la rótula en aquel paraje olvidado sin médicos ni atención sanitaria de ninguna clase. De manera que se pasó toda la contienda civil tendido en un camastro con la pierna inflamada y expuesta al sol como única terapia disponible en medio del caos. Allí, en el trascurso interminable de las horas, germinó su voz limpia y robusta. -No había oído cantar nunca a nadie. No existían discos ni teníamos radio, así que me inventaba las letras y la música y le ponía el nombre de mis hermanos y mis padres. Fue una expresión espontánea que me salió del alma. Del alma le brotó la voz y una carrera formidable que lo ha llevado a recorrer el mundo media docena de veces. Pedro Lavirgen (Bujalance, 1930) tuvo que pagar un alto precio por aquel desgraciado accidente, pero en sus palabras no se percibe ni un ápice de lamento. Tras la guerra ingresó en el Hospital San Juan de Dios, de Córdoba, y allí permaneció interno durante tres años convaleciente de una lesión que le ha acompañado toda su vida. En todo aquel encierro interminable, tuvo tiempo de someterse a inagotables terapias pero también de cantar en el coro del hospital, del que pronto se convirtió, cómo no, en solista. En el año 1941 abandonó el San Juan de Dios con una pierna maltrecha y una formación escolar prácticamente inédita. En Bujalance estudió bachillerato, se matriculó por libre en Magisterio y se metió en el coro parroquial. Pero su maduración como cantante no se produjo hasta años después, en Madrid, donde fue destinado como maestro y pudo estudiar canto de forma reglada. Luego ingresó en el coro de Radio Nacional de España y, más tarde, en el del Teatro de la Zarzuela. Debutó como primer tenor en 1959. ¿Quién ha sido Pedro Lavirgen? -Un luchador que ha creído en sí mismo, con la ayuda de mi mujer, que ha tenido una fe indestructible. ¿Ha tenido la biografía que quiso tener? -Sí. No me hubiera cambiado por otra cosa. Enseñar a los niños me costaba, porque no tenía demasiada pa- FOTOS: AARÓN